Una insurrección popular que puso en jaque a la dictadura: El Mendozazo

En conmemoración del 46° aniversario de una jornada histórica de Mendoza, donde estalló una de las movilizaciones sociales más grande de la Argentina. Una gesta popular que significó un hito de resistencia por parte de la unidad obrero-estudiantil de la época, ante las políticas antinacionales y antipopulares llevadas a cabo por la dictadura cívico –militar bajo la presidencia de Lanusse. La chispa de rebeldía explotó con una gota que rebalso el vaso, un aumento de luz del 300% (cualquier similitud con la realidad no es pura coincidencia).

En Argentina se vivía en un clima de insatisfacción contra las autoridades militares, detalle aparte, dichos climas siempre demoran un poco más en llegar a Mendoza. Nuestra provincia se ponía a tono con lo sucedido en el famoso “Cordobazo” (1969), donde una resistencia popular hacía visible el proceso de unidad de acción entre trabajadores y estudiantes, el pueblo en las calles hacia tambalear por momentos a la dictadura presidida en ese entonces por Onganía.

El Partido Demócrata, fiel colaborador de las dictaduras cívicas-militares en nuestro país, y partícipe del gobierno de Cambiemos en la actualidad, ponía el gobernador a Mendoza en connivencia con la dictadura, el personaje era “Pancho” Gabrielli. El telón de fondo de estos personajes era la crisis de representación política en ese momento, estos candidatos intentaban ser los canales formales para la participación política en futuras elecciones, siempre con la proscripción del Peronismo como requisito indispensable.

Frente a esto, el malestar social iba en crecimiento, los docentes tenían un plan de lucha establecido hacia dos años, las clases no comenzaban, huelgas indeterminadas a las que se sumaban los empleados estatales y de la salud. Los contratistas de viñas y frutas estaban enemistados con la patronal. El gobierno tuvo una inmediata respuesta, 3000 telegramas de despido, a medida que pasaban los días esta cifra crecía. En este marco, la CGT llama a un paro nacional de 48 horas que tuvo un acatamiento impresionante.

Lanusse y sus camaradas, para ponerle la frutilla al postre, anuncian un aumento de 300% en la tarifa de luz, el descontento generalizado no tardaría en llegar. El 29 de marzo, en la Cuarta Sección de Capital, se reúnen 700 personas en una asamblea, se determina el llamado a no pagar la luz, producir un apagón en señal de protesta, y conformar el 31 de marzo la Coordinadora No Pague la Luz.

Esta coordinadora convoca una movilización en Casa de gobierno el 2 de abril, bajo las consignas que perfectamente son aplicables en la Argentina actual donde gobierna Macri que expresaban lo siguiente “Si pagamos no comemos”, “Vendo mi casa para pagar este mes la luz”. Dicha manifestación tuvo entre sus filas multitudes que se sumaban a lo largo y lo ancho de la provincia, llegando a juntar 20000 personas, quienes acordaban sumarse a la movilización convocada por la CGT el 4 de abril.

Durante la jornada del 4 de abril, Gabrielli había prohibido cualquier acto de protesta. Para disgusto de este, la concentración contaba con acatamiento de todos los sectores perjudicados. El gobierno decide reprimir, enviando a “Neptuno”, carro hidrante que le ponía color azul y rojo a la jornada. Azul, era el color con el que marcaban a los manifestantes, sobre todo a los docentes de guardapolvos blancos. Rojo, por la cantidad de sangre que generaba la violenta represión dejando decenas de muertos y heridos, que a posteriori demandarían a la renuncia del Gobernador.

En las inmediaciones de la Casa de Gobierno, se sumaba el sector estudiantil desde la UNCuyo, UTN y colegios secundarios para acompañar a los docentes, jubilados, gremialistas, comerciantes, y otros, unidos por el espanto a las políticas económicas del gobierno militar. El conflicto estaba en auge hasta que los manifestantes tuvieron que replegarse hacia el departamento de Las Heras, para reorganizar la resistencia.

En Guaymallén se generan nuevos conflictos el 6 de abril, los vecinos formaban barricadas para impedir el avance de la policía. En el Carril Godoy Cruz impedían el despliegue de las fuerzas policiales debido a la cantidad de adoquines y carteles en las calles. Por Pedro Molina se dificultaba el ingreso de las fuerzas represivas ante los proyectiles que lanzaban los vecinos, la policía consideraba inútil la efectividad de sus elementos como los gases lacrimógenos y comienza a utilizar armas de fuego, como consecuencia de esto, Susana Gil recibe un balazo en la cara mientras atendía su negocio y es asesinada.

El 7 de abril, se traslada el “campo de batalla” hacia los puentes del zanjón de los ciruelos, se producen masivas detenciones por parte de la policía, y se cobran una nueva vida, Luis Mallea. Esa misma noche ante negativo cese de lucha por parte del pueblo mendocino, el Gobierno decide la suspensión de las tarifas eléctricas.

El Mendozazo dejó como saldo negativo tres muertos, 190 heridos, 480 detenidos, y 3 desaparecidos. Se hacia pública la renuncia de Gabrielli y la intervención federal por parte de Gómez Centurión.

Hoy recordamos esos 7 días donde la represión no pudo contra la bronca y organización popular. Los aniversarios son momentos propicios para revivir el pasado, situarse en el presente y revivir la defensa por el futuro que se anhela.

En los tiempos que corren se hace necesario reflexionar sobre nuestras luchas históricas, ponerlas en vigencia según las necesidades que tenga la afligida sociedad actual gobernada por los oligarcas hijos de la dictadura.

Actualmente estamos padeciendo una democracia formal, la represión esta a la orden del día, los tarifazos son el pan nuestro de cada día por parte de Cambiemos, encabezados por Macri, Vidal, Cornejo y los grupos concentrados de poder ¿Qué estamos esperando los mendocinos para retomar esas banderas históricas de lucha y poner en aprietos a este gobierno que nos perjudica cada vez más?

 Bibliografía:

http://www.zepa.com.ar/2016/04/04/paso-paso-paso-se-vino-el-mendozazo/

http://la5tapata.net/mendozazo-termino-con-ciclo-dictaduras/

http://www.unidiversidad.com.ar/dia-del-trabajador-a-45-anos-del-mendozazo-una-historia-abierta

Valora este artículo
(0 votos)