¿Por qué el Peronismo formó del sindicalismo un homólogo?

Según el Diccionario de la Lengua Española, homólogo tiene 4 significados, nos vamos a detener en el significado como adjetivo de la palabra:

Homólogo/a: Que es semejante a otra cosa por tener en común con ella características referidas a su naturaleza, función o clase.

Decir que el Peronismo asentó una simbiosis con los trabajadores no es un dato aislado, para lograr dicha tarea fue necesario sentar las bases de su gobierno en dos aspectos fundamentales: social y político, que a posteriori repercutiría notablemente en la situación económica de los sectores populares.

Aspecto Social:

Este aspecto fue el precursor para la emancipación de la clase trabajadora, junto con sus familias, otorgando derechos laborales en defensa de los trabajadores, su posterior inclusión a los ámbitos educativos, mejoras en las condiciones de salud dignas y a su vez reguladas en favor de los sectores más humildes por el Estado.

Dicha etapa social comenzó en el año 1943, cuando Perón asume en el Departamento Nacional de Trabajo. Desde allí comenzó a entablar relaciones con las tres grandes centrales sindicales de la época que eran la CGT1, la CGT 2 y la USA, ulteriormente de esto, Perón se encargó de promover la unidad de la CGT.

Una de las primeras cuestiones gremiales donde intervino Perón, fue en el marco de un conflicto de un frigorífico de Avellaneda, donde el gremio de la carne (CGT2), liderado por José Peter es tomado prisionero. Perón actúa en favor de los obreros y libera a Peter, lo que socialmente garantizó un aumento positivo en la imagen del “primer trabajador”.

Todo esto confluyó en aprobación de normas con reivindicaciones históricas para la clase trabajadora, como el estatuto del Peón Rural, los beneficios jubilatorios, la creación del Instituto Nacional de Remuneración, establecer la jornada laboral de 8 horas, aguinaldos, entre otras tantas.

Dichas medidas terminaban con la época represiva hacia los trabajadores, estos no precisaban entablar una lucha permanente contra el gobierno, lo que les permitió desarrollar actividades sociales y culturales, apoyadas por el gobierno donde se crearon clubes barriales, hospitales, viviendas, programas de capacitación, todo a disposición de la clase trabajadora.

Aspecto Político:

La estrategia política de Perón fue la de atenuar sindicatos opositores, y conformar nuevas organizaciones representativas de los trabajadores. A partir de esto en 1943 surgen la UOCRA y la UOM.

Tanta era la popularidad que había forjado con la generalidad de los sindicatos, que el 12 de octubre de 1945, la CGT, llama a una reunión frente a la detención contra el general, que desencadena una huelga general para el día 18, la concientización de la movilización que había instalado Perón en la sociedad comenzaba a tomar una fuerte importancia.

Producto de esto las bases de los sectores obreros marcharon en una jornada histórica del 17 de octubre, en contra de lo que era el imperialismo norteamericano (Braden) y la oligarquía consolidada, encarnada en los gremios de la SRA y la UIA.

Perón comprendió que dentro del sector sindical era necesario formar cuadros como una herramienta más de empoderar a la sociedad trabajadora, funda el Partido Laborista, el cual administró el Estado desde 1943 a 1955.  En este se estableció que un tercio de los cargos corresponderían a sindicalistas, modificando la composición social del gobierno y desplazando a las élites de la dirigencia política establecidas durante décadas.

La participación de los obreros en el gobierno peronista no fue impedimento para fijar agenda de reclamos y huelgas de trabajadores que se dieron durante dicha etapa.

John William Cooke, uno de los dirigentes que fue partícipe necesario de la revolución justicialista en la política argentina decía lo siguiente:

“Si un mérito nadie le niega a Perón es el haber desarrollado en los trabajadores sentido de clase y la conciencia de su fuerza (…) el mérito del nuevo movimiento es hacer del imperialismo el problema central”

Como resultados positivos que instauró dicha revolución se instituyeron:

–Lograr elevar la conciencia política y social de los trabajadores, con la bandera de la justicia social y el ejercicio político de los trabajadores en el gobierno.

–Se consiguió democratizar el acceso educativo en todo su esplendor, permitiendo el ingreso de los trabajadores e hijos de estos a la educación secundaria, técnica y universitaria de forma gratuita desde 1949. Vale destacar que hubo principios de la reforma del 18 que le quedan como deuda al gobierno Peronista, como la democratización de los gobiernos universitarios.

Una frase de Juan Domingo Perón que sintetiza en pocas palabras el rol político del trabajador, que hoy mayoritariamente se ha perdido en las bases de la sociedad actual, que debe ser retomado por el sector trabajador y el cual el Gobierno de Cambiemos apunta a echar por tierra dice:

“Cada trabajador debe pensar que su futuro depende de lo que él haga y resuelva. Cuando los millones de obreros del país piensen así, se organicen y se unan, no habrá poder en la tierra que pueda hacer que sean engañados, defraudados y estafados en su voluntad”

 

Bibliografía:

http://sociologia-tercermundo.blogspot.com.ar/2015/09/juan-peron-y-los-sindicatos-de.html Autor: Aritz Recalde.

Valora este artículo
(0 votos)