Los últimos de la fila

La tarde mendocina del miércoles convocó a una multitud de personas que, como en otros puntos de nuestro país, se reunieron para exigir VERDAD Y JUSTICIA  en el caso del joven Santiago Maldonado.

 

Conociendo la responsabilidad que le concierne al gobierno, organizaciones políticas y sociales, gremios estudiantiles y de trabajadores coincidían en firmes consignas que cuestionaron el carácter represivo del gobierno, que precisa del ataque a la protesta social para sostener la brutal política de ajuste que viene golpeando a nuestro pueblo.

Cuatro fueron los abucheados de la tarde: la Ministra de Seguridad; el Presidente; Cornejo, y su organización estudiantil Franja Morada.

Al grito de ¡caraduras! silbidos y abucheos, la sociedad mendocina le hizo saber a la Franja Morada que integrar las listas de Cambiemos y ser cómplices del ajuste y la represión tiene un costo elevado. Mientras los militantes de la Juventud del Pro caminaban para acomodarse en un lugar de la marcha que los dejara visibles para seguir sosteniendo el doble discurso: “Marcho por Santiago, pero voto, milito y soy parte del gobierno responsable de su trágico final”. Fueron los integrantes de la marcha en su conjunto los que los desplazaron al final de la fila.

Es que si para el gobernador morado, lo de Santiago “es puro cuento”, la Franja Morada quería sacar a pasear su hipocresía y seguir contando el suyo. Pero, sin embargo y de a poco… se les fue cayendo el velo.