América Latina y el mundo

América Latina y el mundo (147)

Por Emmanuel Bonforti. 

El triunfo de Jair Bolsonaro transitó el recorrido de la gloria a la frustración para los principales medios de comunicación, cuando se hicieron eco de las declaraciones de su ministro de Hacienda Paulo Guedes, quien sostuvo que el Mercosur no sería prioridad como actividad comercial para el flamante proyecto político. A la desconfianza al Mercosur se le suma la elección de Chile como primer país a visitar en la agenda oficial de Bolsonaro: una decisión que viene a romper con cierta tradición que indica que la primera visita de un presidente electo –tanto en Brasil como en Argentina– es a su principal vecino comercial.

A partir de esto surgen algunas reflexiones. Los momentos de cambio implican quiebres a continuidades políticas que se terminan naturalizando. El triunfo de Bolsonaro viene a dar una vuelta de hoja al proceso progresivo que empezó en 2002 en Brasil. En términos de historia de corto alcance, dieciséis años de gobierno del PT es una unidad de medida importante, capaz de consolidar cierto ideario simbólico que se proyecta necesariamente hacia la política internacional y la relación con Argentina.

Sin embargo, si nos alejamos de la coyuntura y de la historia de corto plazo, se podría llegar a encontrar una relación histórica entre Argentina y Brasil que se construye desde la disputa donde el imperialismo es un actor fundamental para entender la relación entre ambos.

Cuando el imperio interviene, nada puede salir bien

El origen de la integración para la dependencia es posible identificarlo en la misma creación del Virreinato del Río de la Plata, cuyo nacimiento venía a poner fin a las aventuras bélicas de los comerciantes portugueses en la Cuenca del Plata. Argentina construye el mito fundante sobre el Brasil como un país con destino usurpador. Para los cariocas, el mito fundante del país se construye en lo que Vivian Trías llama la fascinación de las Bandeiras. En los bandeirantes aparece el tipo ideal de fundadores de lo que luego sería la ciudad de San Pablo, lejos de rendir una lealtad plena a la corona lusitana, construyendo relaciones comunitarias propias y generando una sociedad mestiza fundada en la violencia. En esta acción puede rastrearse la afirmación del primer brasileñismo.

La Bandeira a su paso esclavizaba indios que luego usaba como objeto de transacción. Con lo cual encontramos dos rasgos: la violencia y lo políticamente incorrecto de las Bandeiras como primera forma de organización del Brasil colonial; y la vocación expansiva y esclavista. Estos rasgos sirven para entender la futura “democracia racial” que se gestó durante el siglo XX, y para comprender la actualidad del Brasil. Ese hombre blanco bandeirante es la figura del Leviatán brasileño. Su violencia y su temperamento lo ponen en peligro, arriesgando la vida permanentemente en las tierras conquistadas. Al mismo tiempo, es sinónimo de orden en las nuevas comunidades a partir de coacción y de la esclavitud. En las Bandeiras se encuentra el primer intento de democracia racial, pero también la incubadora original de proyectos expansionistas del Brasil.

Las guerras napoleónicas obligaron a reconfigurar el mapa y las formas de gobierno en Europa, generando un hecho que cambiaría el destino de buena parte de la historia de la humanidad y el traslado de la Corte de Portugal a Río de Janeiro. La presencia de la corona le permitió a Brasil mantener la estructura territorial colonial luego de su independencia. Esa instancia lo diferencia de las nuevas repúblicas independientes de la región, las cuales estuvieron sujetas a un proceso de disgregación territorial producto de la ausencia de un poder central capaz de sostener las diferencias. Al margen de los aspectos territoriales, las repúblicas independientes heredarán las tensiones luso-españolas de los tiempos de los Bandeirantes y de las guerras napoleónicas. De fondo se encontraban las manos del imperio inglés y sus intereses balcanizadores en la región.

Siglos XIX y XX

A partir del siglo XIX la estrategia imperial consistía en el equilibrio de poderes, generando las condiciones diplomáticas para que no existiera una hegemonía marcada en la Cuenca del Plata. Habrá momentos donde el imperio pondere el acercamiento con el Brasil, perjudicando su vínculo con Argentina, y viceversa.

El proceso de colonización capitalista que atravesó Argentina le permitió ser una plaza más rentable para los intereses imperiales, lo que derivó en que las oligarquías locales tanto brasileñas como argentinas atravesaran un proceso de pugna por la hegemonía continental, cuyo objetivo era congraciarse con los imperios de turno. Las tensiones argentino-brasileñas implicaron hipótesis de conflicto durante buena parte del siglo XX. Brasil nunca ocultó sus aspiraciones hegemónicas. Quien plasmó en ideas estas aspiraciones fue el capitán Mario Travassos, que publicó un texto cuyo título es Proyección continental del Brasil. Allí enfatizaba la necesidad de hegemonía por parte del Brasil de la Cuenca del Amazonas, pero también de la Cuenca del Plata. Todo indicaba que el espíritu bandeirante seguía vigente.

En este sentido, un momento de distensión fue la presidencia de Juan Domingo Perón, quien a través del proyecto ABC pensó una alianza con Brasil y Chile. La apuesta de Perón no pudo ser firmada por Vargas. Era por primera vez una superación a los mandatos imperiales que fomentaron la división entre Brasil y la Argentina.

La hegemonía norteamericana en la región ya era un hecho. Estados Unidos avanzaba hacia un proceso de integración mundial de la economía, una nueva fase del imperialismo monopólico, donde Brasil debía cumplir el papel de principal aliado en la región. Mientras Brasil se insertaba en el mercado mundial como una economía moderna y dinámica pero dependiente, Argentina no lograba hacerlo, ni adecuar su estructura económica a las nuevas demandas del mundo.

Brasil y Argentina –por la intervención imperial– estaban sujetas a un desarrollo desigual y combinado a nivel regional, donde San Pablo sería la cuna de un desarrollo dependiente y trasnacional. La ley de desarrollo desigual y combinado que antes favoreció el proceso de colonización capitalista en Argentina, ahora lo perjudicaba: el imperialismo hegemónico era estadounidense y ponía los ojos sobre Brasil.

La Barganha Leal, satélite privilegiado o subimperialismo

Brasil de esta manera comenzaba a transitar su lugar de subimperialismo. La integración basada en el monopolio imperial consistía en generar las condiciones y áreas rentables para la inversión de Estados Unidos en Brasil. Éste último desarrollaba su matriz siderúrgica a condición de entregar tropas para la Segunda Guerra Mundial o facilitar su territorio para bases y entrenamientos militares al Pentágono. Para esto debió fracasar el proyecto con barniz de autonomía impulsado por Getulio Vargas. Asimismo, las presidencias de Janio Cuadros y Joao Goulart también demuestran la transición hacia la relación de dependencia. La moneda estaba en el aire: se profundizaba la revolución nacional o se consolidaba el doble perfil subimperialista en política regional y de fascismo colonial a nivel interno. La moneda cayó por la consolidación del doble perfil. Para esto fue necesaria la unidad de las clases altas en un bloque hegemónico. La joven burguesía industrial se convirtió en dependiente y a la hora de asfixiar las demandas sociales se vinculó con las oligarquías latifundistas que habían sobrevivido durante años.

Pero para que Brasil ocupara su rol de sub imperialismo y durante la segunda mitad del siglo XX se extendiera hasta la actualidad, debió ceder en la entrega de su estructura económica. Esta condescendencia para con el imperio tuvo su contrapartida, y Brasil se convirtió en el subimperio de la región. Esta negociación se llamó barganha leal o canje leal. Fue el militar brasilero Golbery do Couto e Silva quien acuñó el concepto, en el cual Brasil debía aceptar la hegemonía norteamericana a cambio de que el país del norte le diera la venia para ejercer la hegemonía en América del Sur.

Si la barganha leal fue la esencia de la política internacional que manejó los hilos del Brasil, esto implicaba necesariamente que se bloqueara cualquier posibilidad de cooperación con sus vecinos. Brasil fue durante buena parte del período de Guerra Fría el ejemplo de desarrollismo en la región. Estados Unidos fomentó de esta manera las relaciones bilaterales con los países de la región y aplicaba la idea de equilibrio de poderes, donde aparece como poder central y otorgándole un rol secundario al Brasil. El equilibrio de poderes desde lo comercial generaba una falta de comprensión entre los vecinos, pero en lo ideológico, muy por el contrario, encontraba una afinidad entre Argentina y Brasil sobre todo a partir de 1966, cuando ambos gobiernos hablaban de fronteras ideológicas, en clara referencia a la cruzada anticomunista en la región.

En este punto, el imperio fomentaba la integración de ambos países. Esta frontera ideológica posibilitó una cooperación ideológica tutelada incluso en materia de desarrollo bélico, pero la idea de subimperialismo ya no será criticada. Brasil había construido su rol de gendarme y tenía un doble destino manifiesto: oprimir a los vecinos de la Cuenca del Plata a partir de la relación económica desigual, pero también satisfacer las exigencias del imperio norteamericano.

Actualidad y balance

Revisar la historia nos permite entender que personajes como Jair Bolsonaro no surgen de un repollo, sino que su personalidad es posible rastrearla y asimilarla con el tipo ideal de conquistador y aventurero, como fueron los bandeirantes del siglo XVII. Al fin y al cabo, el principal legado de éstos fue la estructura territorial brasileña que se sostuvo más allá de la independencia. El guiño de Trump al triunfo de Bolsonaro en referencia a los negocios chinos en la región da cuenta de una relación de dependencia que se bloqueó a medias desde el triunfo de Lula, pero que no se logró enterrar del todo, más allá del famoso “no al ALCA” de 2005. El triunfo de Bolsonaro pareciera indicar un intento por parte de Brasil de alcanzar una nueva barganha leal, pero para esto deberá perfeccionar sus estrategias de seducción para desplazar a la Argentina del lugar de niña mimada del imperialismo de Trump. Esta nueva situación quizá genere antagonismos y reavive los chispazos históricos entre ambos. Es esta clave la que permite entender la decisión de viajar a Chile como primer destino oficial en América del Sur, sepultando cualquier tipo de entendimiento aduanero como podría ser el sostenimiento del Mercosur, considerado como parte de lo viejo y de lo ideológico. Pero la ideología no implica necesariamente un elemento de distancia, ya que sería posible establecer vínculos de contacto político entre Brasil y Argentina. Quizás el triunfo de Bolsanaro abone en la edificación de una nueva frontera ideológica que genere un clima de intolerancia hacia los sectores populares en la región.

Cualquier proyecto de Nación que implique autonomía debe partir de la unidad entre Brasil y Argentina. No existe posibilidad de liberación en la región si ambos orientan sus esfuerzos en demostrar quién es más condescendiente con Estados Unidos. Brasil en este sentido tiene mucho más para ofrecer, pero mucho más para perder. Argentina alargaría su agonía neoliberal que comenzó en 1976 y que logró cortar por un breve período a principios del siglo XXI.

De la relación entre ambos países, lo que queda en claro es que existió una sola historia y fue la de incorporarse al capitalismo como apéndices imperiales, con resultados diversos, siendo Argentina la predilecta del imperio inglés hasta la segunda Guerra Mundial y Brasil la preferida del imperialismo norteamericano luego de 1945. Para enfrentar esta historia existen dos respuestas: la integración para la dependencia que edificó al subimperialismo brasileño o la integración para la liberación basada en el reverso del proceso balcanizador. En los pueblos estará la respuesta.

Por Emmanuel Bonforti. Sociólogo, docente adjunto del Seminario de Pensamiento Nacional y Latinoamericano de la Universidad Nacional de Lanús y coautor del libro Introducción al Pensamiento Nacional.

Nota publicada en:

http://www.revistamovimiento.com/politicas/integracion-para-la-dependencia-o-integracion-para-la-liberacion-en-tiempos-de-bolsonaro/

 

 

Leer más …

El primer día del 2019 se cumplieron sesenta años de aquella entrada triunfal de Fidel Castro en Santiago de Cuba. A partir de ese momento, algo ocurrió para que la mayor de las Antillas se convirtiera en uno de los estandartes de los pueblos latinoamericanos en lucha contra el imperialismo que los oprime. O, mejor dicho, algo comenzó a ocurrir. Y es que, desde aquel primer día de enero de 1959, comenzó uno de los procesos de transformación social más significativos y profundos en la historia de nuestra América Morena. Un proceso que, atravesando numerosas turbulencias y dificultades, llevó a Cuba por los caminos de la soberanía, la justicia social y la democratización en todos los aspectos. Un proceso verdaderamente revolucionario que, pese los constantes bloqueos económicos e intentos desestabilizadores del imperialismo norteamericano, se mantiene inconmovible y ampliamente legitimado por su pueblo hasta el día de hoy. Y decimos bien: ampliamente legitimado por su pueblo.

En el sexagésimo año de la Revolución, Cuba se plantea una reforma de su Constitución Nacional, y en esta importante decisión el pueblo cubano ha sido el principal protagonista. Como veremos más adelante, las mayorías avalan ampliamente tanto a la Revolución como a la reforma constitucional.

 Una renovación necesaria para reafirmar la Revolución

 El sentido de la reforma es adaptar la carta magna a las necesidades actuales del país insular en el frente interno y externo, actualizar algunos aspectos que ya quedan caducos con respecto a la vieja Constitución (que data del año 1976) y renovar ciertas instituciones y la estructura del Estado. Cabe destacar que el proyecto no renuncia a ninguno de los principios revolucionarios previos, sino que, más aún, reafirma el cauce soberano, nacional, popular y democrático que viene siguiendo la Revolución desde sus inicios.

Entre las modificaciones más relevantes encontramos un cambio en la estructura del gobierno y el Estado: Cuba volverá a tener un Presidente de la República, cuyo mandato será limitado, ya que solo podrá ser reelecto una vez. Se eliminarán las Asambleas Provinciales del Poder Popular y, en su lugar, las Asambleas Municipales del Poder Popular elegirán a los gobernadores provinciales; con esto se intentará dar mayor autonomía a los municipios. En materia económica también habrá cambios importantes: se reconocerán nuevas formas de propiedad, tales como la propiedad socialista de todo el pueblo (que vendría a representar la propiedad estatal, la cual tiene y seguirá teniendo el protagonismo en la economía cubana), la propiedad privada (a la cual se le dará un papel complementario en la economía) y la mixta (surgida de la combinación de dos o más formas de propiedad). Además, se reconocerá el matrimonio como unión civil consensuada entre dos personas, cualesquiera fueran sus sexos (en la anterior constitución se limitaba al matrimonio solo como unión consensuada entre varón y mujer).

 

Una verdadera democracia política llega con la emancipación cultural

 Más allá de los cambios que contempla la nueva Constitución, lo que ahora nos interesa particularmente es el elevadísimo nivel de participación popular que trajo consigo el proyecto de reforma. La nueva carta magna fue primero aprobada por la Asamblea Nacional del Poder Popular, y luego sometida a consulta popular desde el 13 de agosto al 15 de noviembre del año pasado. Durante este proceso democrático se repartió el texto constitucional entre los ciudadanos y se organizaron debates en comunidades, barrios y centros de trabajo y estudio. De estas 133 mil reuniones en las que participaron casi nueve millones de cubanos (más o menos el 80% de la población total del país), salieron unas 783 mil propuestas de modificaciones, adiciones o eliminaciones de artículos constitucionales [1]. Una vez procesadas las propuestas, la Asamblea Nacional del Poder Popular implementó 760 cambios respecto del anterior proyecto [2]. El nuevo proyecto de Constitución ya fue aprobado por el órgano legislativo, y el próximo 24 de febrero será sometido a referendo; todos los cubanos votarán por el sí o por el no a la nueva Constitución, aunque teniendo en cuenta el previo proceso de consulta popular y las conclusiones que de este se sacaron, ya se pronostica una amplia victoria del voto afirmativo.

Lo que más nos interesa remarcar es el alto nivel de participación política del pueblo cubano en los asuntos públicos. El que las grandes mayorías participen de este sistema verdaderamente democrático se deriva, por sobre todas las cosas, de su elevado índice de cultura política. Esto es el resultado de una intensa política educativa y cultural que se han dado los gobiernos hasta el día de hoy y que ha sido el sostén de la Revolución. No solo se llevó la tasa de analfabetismo al mínimo y se conformó uno de los mejores sistemas educativos del mundo, sino que además se reformaron los planes de estudio universitarios y se les dio contenidos nacionales y populares, lo cual vincula a los futuros profesionales con la realidad que viven.

Sesenta años de Revolución han engendrado un pueblo política y culturalmente independiente. Una educación nacional, popular y latinoamericana en sus contenidos ha sido el motor de la emancipación cultural del pueblo cubano. Y sabemos bien que la emancipación cultural es el prerrequisito para romper las cadenas de dominación. Lo que vemos en Cuba nos demuestra que el General Perón tenía razón cuando decía que solo los pueblos calificados con un alto índice de cultura política pueden llegar a ser artífices de su propio destino.

  

Fuentes:

-          Telesur: https://www.telesurtv.net/telesuragenda/revolucion-cubana-cumple-60-anos-modernizacion-fidel-201812280020.html?fbclid=IwAR2bsp2sHGEKBCKXHHsueAjEdFq9kK1-CALMCKhQ-liOSfBYM7o00SwqsY8

-          Cubadebate: http://www.cubadebate.cu/especiales/2019/01/05/descargue-aqui-el-texto-de-la-nueva-constitucion-de-la-republica/#.XDzdWvlKjIU

[1] https://www.prensa-latina.cu/index.php?o=rn&id=237852&SEO=presentan-en-cuba-constitucion-enriquecida-tras-consulta-popular&fbclid=IwAR1c8Yr5GyINw-5Lhwzv3L93q5S-szhq3eI1W2oW1_E8LwN6cDf3stqj9wk

[2] https://www.prensa-latina.cu/index.php?o=rn&id=238221&SEO=proyecto-de-nueva-constitucion-de-cuba-tuvo-760-cambios&fbclid=IwAR0njB53XwECVKSpQYdxiTd5LeTHSlgyFBZvUS7-WjFWlFrcALA8SjpgAzg

Leer más …

 

Es noticia en todos los medios la asunción del nuevo mandato de Maduro y el rechazo que provoca ante la denominada “comunidad internacional”. En realidad es grupo particular de gobiernos que rápidamente califican a Venezuela de dictadura, cuando hace no mucho tiempo avalaban el golpe contra Dilma en Brasil o la proscripción de Lula.

Para entender el conflicto debemos conocer el contexto de Venezuela y el papel de los recursos naturales. La economía venezolana es profundamente dependiente del petróleo, más del 95% de los ingresos de divisas se originan de él.

Si bien los ingresos por la exportación representan un porcentaje menor del presupuesto que hace unos años, las divisas que se obtienen del crudo son fundamentales para importar los bienes que el país necesita, particularmente los alimentos. Uno de los errores del chavismo ha sido sin duda la reconversión de la renta y hoy sufre por ello.

¿Por qué es importante el petróleo? Desde 2014 con la masificación del fraking en EEUU, la potencia imperialista se ha convertido en la mayor productora de crudo en la actualidad. Situación que lo favorece ya que a su vez, es el mayor consumidor de petróleo a nivel mundial. Descontado el beneficio económico, los gobiernos de Obama y Trump también impulsaron esta medida para realizar una jugada contra aquellos que consideran sus adversarios haciendo caer el precio del crudo. Tres países en particular: Rusia, Irán y Venezuela.

Sin embargo el petróleo es un recurso finito y el imperialismo norteamericano necesitará en algún momento más crudo del que produce. Irak o Libia vienen a la memoria. ¿Qué país hoy posee la mayor reserva natural del mundo y se encuentra cerca de sus costas? Venezuela.

Si bien la responsabilidad de la situación interna recae en su gobierno, una crisis de esta magnitud no se daría si no fuera por todos los ataques. Antes de ofrecer ayuda humanitaria, se multiplican las sanciones diplomáticas y económicas. Los EEUU vienen convocado a todos sus aliados en una ofensiva total contra Venezuela, la cual que crece con el paso del tiempo. Fomentando la desestabilización y con la intervención militar entre sus opciones, pareciera que su objetivo es hacer del país una Somalia americana.

Entre las consecuencias del bloqueo económico, solamente en la tercer semana de noviembre un total de 39 millones de dólares destinados para la compra de alimentos y medicinas fueron devueltos por el sistema financiero internacional a Venezuela. Semanas antes Euroclear, un operador financiero europeo, confiscó un fondo de 1.650 millones de dólares destinados a la compra de medicinas y alimentos para la población venezolana.

La llamada “comunidad internacional” se rasga las vestiduras por la “democracia”, pero calló durante el golpe a Dilma o la proscripción de Lula. En realidad no son más que un grupo de gobiernos adictos a los EEUU y están bien identificados.

Varios de ellos hablan del hambre en Venezuela, pero bien que la multiplican dentro de sus fronteras. En un triste ejemplo, según la FAO (dependiente de la ONU), 3,8 millones de argentinos padecen “inseguridad alimentaria grave”.

Dentro del continente los aliados de EEUU se expresan en el Grupo de Lima. Entre los firmantes de su última declaración están los actuales gobiernos de Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, Panamá, Paraguay, Perú, Guyana y Santa Lucía. Los cuales desconocen el gobierno de Maduro y lo consideran un usurpador.

Sólo reconocen como representante legítimo a la Asamblea Nacional, de amplia mayoría opositora al chavismo.

Según el presidente del Tribunal Supremo de Justicia venezolano (máximo órgano del Poder Judicial): “Es pertinente recordar que lo expresado por la Sala Constitucional en el de decreto 545 de fecha 20 julio del 2017, la AN se encuentra en desacato y en consecuencia todos sus actos son nulos”. La nulidad de la Asamblea se debe a las irregularidades en la elección de tres de sus miembros, que a pesar ellas, asumieron a sus cargos.

El gobierno venezolano intentó salir del entuerto convocando una Asamblea Constituyente y elecciones presidenciales, a las cuales la oposición decidió no participar. Maduro resultó electo con 67,84% del total de los votos (con el triple de votos de su competidor más cercano) y el chavismo ganó la Constituyente que ha tomado las funciones de Poder Legislativo. Las elecciones fueron bajo el mismo sistema que eligió a los miembros de la Asamblea Nacional.

Sin embargo el presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó se autoproclamó este viernes como mandatario encargado del país, un día después de la juramentación de Maduro. En sus palabras: “Me apego al artículo 233, 333 y 350 de la Constitución para convocar elecciones libres y la unión del pueblo, Fuerza Armada Nacional y comunidad internacional para lograr el cese de la usurpación de Nicolás Maduro”.

En cualquier lugar del mundo, a esto se lo conoce como un intento de golpe de Estado. Pero como se trata de Venezuela, el secretario general de la OEA Luis Almagro, ya reconoció a Juan Guaidó como presidente interino. ¿Quién decide la legitimidad de un gobierno? ¿Un Estado extranjero ansioso de depredar recursos naturales? ¿Un conjunto de gobiernos cipayos? ¿No será acaso su propio pueblo el que debe hacerlo?

 

Nota publicada en:

https://rinacional.com.ar/sitio/golpe-olor-petroleo-la-comunidad-internacional/

 

Leer más …

 

 

“¿Qué es el tercer estado? Todo

¿Qué ha sido hasta hoy en reconocimiento político? Nada

¿Qué quiere? Llegar a ser algo”

Emmanuel Sieyés.

 

La Historia es como una buena amiga que siempre nos tiende una mano. Nunca está de más consultarla cuando la complejidad de los procesos políticos nos imposibilita comprenderlos. Si bien es cierto que ella (la Historia) nunca se repite tal cual fue, también es cierto que los seres humanos no somos tan originales y los problemas que nos aquejan suelen ser muy parecidos a pesar del transcurso de los años.

En los últimos dos meses el movimiento de los “Chalecos Amarillos” ha paralizado Francia y mantiene en vilo a Europa y Occidente. Las consecuencias y efectos finales que puede desencadenar son tan desconocidos e inciertos como su origen y desarrollo. Nadie sabe bien qué, pero algo está pasando. Remontarnos a 1789 puede darnos algunas pistas.

Emmanuel Sieyés fue, sin duda alguna, uno de los más grandes teóricos de la revolución liberal-burguesa de Francia en 1789. Por su mirada profética, por su obra militante y por su filosa propaganda de agitación. Sin duda su obra cumbre, “¿Qué es el tercer estado?”, contribuyó a alborotar el avispero en el convulsionado año 89´.

Básicamente Sieyes dividía la sociedad en dos: Los privilegiados (Nobleza y Clero1) y los No Privilegiados (El pueblo o estado llano, también llamado tercer estado, en donde se abarca desde la burguesía hasta el campesinado y los trabajadores industriales). Los No Privilegiados, vale decir el tercer estado, hacían todo lo necesario para que Francia funcione como nación: trabajaban, producían, pagaban impuestos, etc. En cambio los Privilegiados no trabajaban, no producían, no pagaban impuestos. La Revolución consistiría en abolir los privilegios y lograr una sociedad nueva donde prime la “igualdad, solidaridad y fraternidad”. Sin embargo, la Revolución Francesa significó la llegada de la burguesía al poder político y su posterior consolidación como clase dominante, llegando incluso a cortarle la cabeza al antiguo Rey. El pueblo pobre, el “bajo tercer estado”, empujó el colectivo y saludó desde abajo.

Salvando las enormes distancias (250 años de desarrollo capitalista) hoy en Francia y en el mundo se vive una situación similar. Han cambiado algunos personajes y clases sociales, pero los roles siguen siendo muy parecidos. Veamos.

En la novena marcha, con 85 mil manifestantes y el Arco del Triunfo totalmente tomado, una mujer entrevistada dijo “seguramente mucha gente que está aquí siente lo mismo que yo: el desprecio del Rey Macron y su corte hacia nosotros, hacia el pueblo, nos motiva cada día más”2

Bajo el gobierno de Macron (ex socio de la banca Rothchild, militante en su juventud del Partido Socialista Francés y ex ministro de economía del socialista también Hollande) se viene acentuando la diferencia entre los Privilegiados (banqueros, especuladores, alta burguesía financiera de la cual el propio Macron proviene) que viven a costa del saqueo que realizan sobre los No Privilegiados (trabajadores, clase media, pequeña y mediana industria, etc).

 Hace tiempo ya que la rentabilidad producto del agio y la especulación financiera es mayor de la que se obtiene de producir bienes y servicios. La financiarización de la economía prima por sobre la economía “real”. Los banqueros y los especuladores son cada vez más ricos a costa de los que producen y trabajan. Eso desde la crisis del 2008 está en una lenta pero inexorable crisis.

Hoy el Imperialismo (entendido como el sistema capitalista en su última fase de desarrollo) pareciera tener dos corrientes en disputa por el control del poder. Una es la que se apoya sobre la burguesía industrial y la producción de bienes y servicios. Su máxima expresión política es el gobierno de Donald Trump y en menor medida el Brexit y los movimientos “nacionalistas anti-sistema” que han brotado en Europa recientemente. Esta tendencia está en ascenso. La otra, la que se apoya en el  mundo financiero-especulativo y que tiene como representantes a Obama y Macron, está en franca retirada.

El mundo de Macron y su gobierno están en crisis. Los Chalecos Amarillos, que surgieron protestando por la suba del combustible, tienen un carácter realmente popular. De allí lo policlasista e inclasificable del movimiento. Marchando juntos van trabajadores, profesionales de clase media, nacionalistas chauvinistas, marilepenistas, comunistas, izquierdistas, anarquistas, etc. Tal es así que ningún partido o sindicato puede reclamar los derechos de autor. Las peticiones van desde la salida de Francia de la Unión Europea y la OTAN (FREXIT) hasta la baja de impuestos y aumento en el gasto social3.

Parafraseando a Sieyes “el pueblo es un todo trabado y oprimido. Sin los privilegiados sería un todo libre y floreciente”. Han pasado casi 250 años y la frase tiene vigencia.

Los Chalecos Amarillos parecen tener solo una cosa en claro, para ellos el pueblo francés lo es todo, sin embargo no tienen nada, entonces quieren algo: lo que les corresponde.

 

Notas

1Si bien Sieyés no consideraba al clero como un orden privilegiado (lo consideraba como una función pública) no viene al caso para el análisis de esta nota.

2 https://www.pagina12.com.ar/168109-cada-vez-hay-mas-chalecos-amarillos

3https://magnet.xataka.com/en-diez-minutos/gasto-social-impuestos-intervencion-bancaria-frexit-asi-peticiones-chalecos-amarillos-franceses

 

 

Leer más …

El grupo Lima hace días venía instando a Maduro a que no asumiera la presidencia de la República Bolivariana de Venezuela, como dictaba el resultado de las últimas elecciones democráticas. Dicho grupo, compuesto por 12 países americanos (Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay y Perú) surgió el 8 de agosto de 2017 en Lima, capital peruana, por la cual lleva la denominación. Se adjudican la potestad de subsanar la crisis que a la que el país hermano ha sido condenada por no acatar las órdenes del gigante del Norte. Parece que desconocen el derecho a la autodeterminación de los pueblos o, simplemente, están en desacuerdo y la rechazan. Nos inclinamos más por la segunda opción.

A pesar del bloqueo económico que ha sido impuesto sobre Venezuela y que mantiene a su pueblo con dificultades para satisfacer sus necesidades básicas, como el acceso a los alimentos y medicamentos, el desabastecimiento y el aislamiento político, el camino soberano comenzado por Bolívar y Chávez parece seguir su curso. Maduro asumió. Su tenacidad, los enfurece aún más.

Pasada la asunción, los retornos de la misma se hicieron pùblicos. El escenario geopolítico ya ha sido planteado y el juego se está desarrollando. Estados Unidos y la Unión Europea tras los argumentos de «la ruptura del orden constitucional», «elecciones no democráticas», «ilegitimidad» y que hay «usurpación del poder», han decidido desconocer el gobierno de Maduro. Macri, como era de esperar, se ha acoplado a las posiciones más reaccionarias del sistema internacional. 

Por otro lado, aparece Rusia, quien además aprovecha para cuidar sus intereses económico, ha apoyado pùblicamente al mandatario bolivariano. El delegado de Putin señaló que los intentos de aplicar a Venezuela la Carta Democrática Interamericana por una presunta ruptura del orden democrático es una «vía absolutamente sin perspectivas». [1]

El quid de la cuestión está expresado claramente en el comunicado publicado por el gobierno de Venezuela en el cual denuncia a E.E.U.U por sus intenciones golpistas y de tener el objetivo «de generar un cambio de régimen por la fuerza, que les permita recuperar el control sobre los recursos energéticos y minerales que le pertenecen exclusivamente al Pueblo de Venezuela y truncar así la marcha de la Revolución Bolivariana». Dentro de la categoría recursos energéticos y minerales, el que más les importa es el petróleo. Si Venezuela dejase de tener el control estatal de los mismos, a distintos países de Europa le convendría más extraerlo de allí que de Rusia, por el precio y el enfrentamiento ideológico-político con el gobierno de Putin. En el marco de la guerra comercial entre China y E.E.U.U, este último no deja de considerar que China es el mayor comprador de «oro negro» del país chavista. 

Lo que se busca es recluir al país latinoamericano a la más desolada misera: sin financiamiento, importando alimentos a precios siderales en dólares,  impidiendo a sus altos funcionarios la entrada al territorio a los países del Grupo de Lima, cortando relaciones diplomáticas , suspendiendo de la colaboración militar, entre otras políticas ya puestas en práctica. No es casualidad que la OPEP, controlada mayormente por Washington, haya abaratado el precio del Brent (barril de petróleo) para hacer caer la obtención de divisa y renta petrolera, principal ingreso del Estado de Venezuela. 

Es necesario remarcar, concomitantemente, los errores propios de Maduro y su gobierno. Como dijimos antes, es a partir del crudo que se financia mayoritariamente la caja estatal venezolana. La política exterior, en este caso los compradores de petróleo, controlan la política interna de forma indirecta. Si la renta derivada de esta materia prima se hubiese volcado en un desarrollo industrial, seguramente Venezuela tendría actualmente alimentos, vestimenta, e insumos producidos por los venezolanos y venezolanas dentro de las fronteras de su país, ya que contribuiría dicho proceso a formar también fuentes de trabajo. Al no haber sucedido esto, y los seres humanos no comer petróleo, dependen de que algún país les proporcione los bienes esenciales para sobrevivir. 

El antagonismo es el mismo de siempre. Por un lado están quienes bregamos por la soberanía, la justicia social y el bienestar de los pueblos latinoamericanos; y por otro, quienes por intereses propios o cipayismo militante, insisten con la sumisión, opresión y dominio por parte los países que han atrasado nuestro desarrollo históricamente. 

 

Fuentes: 

https://www.ambito.com/argentina-desconocio-el-nuevo-mandato-maduro-n5009954

https://www.mdzol.com/mundo/Rusia-reitera-apoyo-a-Maduro-y-critica-a-EEUU-201901110026.html

https://www.ambito.com/la-oea-eeuu-y-la-union-europea-cruzaron-duro-maduro-n5009909

https://rinacional.com.ar/sitio/venezuela-denuncia-ante-mundo-intenciones-golpistas-ee-uu/

https://www.clarin.com/mundo/declaracion-grupo-lima-nicolas-maduro_0_LF59ruGgd.html

https://www.telesurtv.net/news/venezuela-apoyo-solidaridad-injerencia-grupo-lima-201901050020.html?fbclid=IwAR087eXms2NIugpSpanGgSuyQi7No6g6S-fzDOLqipi8u4YlP65sFkZ4Yx8

http://www.atilioboron.com.ar/2019/01/ladridos-limenos.html

 

 

Leer más …

El desborde verbal que tuvo el recientemente electo diputado brasilero, Rodrigo Amorín, refiriéndose a un barrio de Río de Janeiro como “basura humana” por ser habitado por personas que pertenecen a más de 25 comunidades indígenas, no es casual.  Lógicamente el diputado accedió al cargo de la mano de Jair Bolsonaro y llevó de suyo un ataque a los hermanos bolivianos, “al que le guste el indio que vaya a Bolivia”.

Todo tiene que ver con todo. Bolsonaro participa del Grupo Lima, compuesto por 13 países que han decidido no reconocer al nuevo gobierno de Maduro en Venezuela, tildándolo de “ilegítimo”. “El mandatario venezolano rechazó la agresión intervencionista de los gobiernos aliados de EE.UU. en la región, y aseguró que está preparado para cumplir la soberanía popular.”

Maduro asumen su nuevo periodo presidencial (20192025) el próximo 10 de enero, cuando tomará posesión del mandato en el Tribunal Supremo de Justicia. López Obrador, de México, se ha negado, a pesar de formar parte del Grupo Lima, a sumirse bajo una política teledirigida por los Estado Unidos para enfrentarse a los gobiernos de tinte nacional que están resistiendo a este intervencionismo en América Latina. Ha pedido que prime el principio de libre determinación de los pueblos por lo que no se sumará a esta política que pretende deslegitimar el gobierno de Maduro, quién fue votado en elecciones libres.

Toda la dirigencia política que de una u otra manera ha intentado beneficiar a los sectores más postergados de América Latina, ha sido y es, atacada ferozmente por los sectores concentrados de la economía, los medios monopólicos de comunicación, los gobiernos alineados con la política de EE.UU y por el propio Secretario de Estado de turno de los EE.UU, hoy Mike Pompeo.   

A continuación, compartimos una nota que explica en números el crecimiento de Bolivia, para profundizar sobre las razones que explican el hostigamiento antes esbozado.

____________________________________________________________________________________________________________________________________

 

De acuerdo a los balances presentados tanto por el vicepresidente de la nación, Álvaro García Linera como por el viceministro de Presupuesto y Contabilidad Fiscal, Jaime Durán, Bolivia mantendrá su crecimiento económico que le ha permitido posicionarse como el país del continente que más desarrollo tiene, económicamente hablando.

El vicepresidente, en entrevista a la televisión local mencionó que los bolivianos «tenemos que cerrar este año 2018 celebrando al menos 10 logros de todos los bolivianos, no del gobierno, sino de todos». En cuanto a la fórmula del desarrollo económico en los últimos años Álvaro García agrego: «el secreto del crecimiento boliviano es una mezcla de tres cosas, mercado interno, mercado externo y distribución de la riqueza, papel del Estado en la economía».

Adicionalmente, el vicepresidente destacó los 6 años que lleva Bolivia siendo el líder en desarrollo económico en América Latina, gracias, según él, a las políticas implementadas por el presidente Evo Morales desde su llegada en 2006.

Cabe destacar que, desde 2014, Bolivia ha registrado los mejores números de crecimiento en la última década tanto a nivel local como continental. Esto se puede corroborar con el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB), avalado por los estamentos internacionales más importantes. En 2014 el PIB registró 5,5 %, en 2015 bajó a 4,9 %, en 2016 se ubicó 4,3%, en 2017 se mantuvo en 4,2 % y en 2018 subió al 4,7 %.

Por su parte, el viceministro Jaime Durán fue enfático en afirmar que las proyecciones para el año venidero se mantendrán en la línea del crecimiento del PIB y mostró su satisfacción por el buen momento económico que vive el país: «Nosotros debemos de ser muy enfáticos al indicar que, por ejemplo, Bolivia una vez más el año 2018 va a estar en los primeros lugares de liderazgo del crecimiento económico, tal como lo proyecta la CEPAL», comentó.

Además, también elogió la tarea realizada por el presidente Evo Morales y a su Modelo Económico Social Comunitario Productivo, que según su opinión, transformó la economía del país al reducir la pobreza extrema y el desempleo y mantener estables los precios de la canasta familiar. Para el viceministro Durán esta es la clave del crecimiento económico del país en los últimos años.

El presidente Evo Morales también celebró que el Fondo Monetario Internacional (FMI) haya mejorado sus previsiones de crecimiento económico para Bolivia, que pasó de 4,3% a 4,5% para 2018, estando por encima del promedio de América Latina, que llega al 1.2%.

Se estima que para el 2019, Bolivia se mantenga entre los países con mayor crecimiento según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) alcanzando el 4,3%, siendo superior a la tasa de 1,7% que se proyecta para América Latina y el Caribe.

 

Redacción — Bolivia.com

Link de la nota: https://www.bolivia.com/actualidad/economia/bolivia-seguira-creciendo-en-2019215174?fbclid=IwAR2GovMHyovH5FGgYO0wsQm54J6xAH9cNZcmfFt7otVIh0EokT_og1F8_zg

Fuentes: https://elpais.com/internacional/2019/01/04/america/1546633029_367630.html?fbclid=IwAR2v8-sGKD576vcl7Zw2VwNhdrs5rDlZMu8M2kDHJ6KOfzSxhzMcRhwMXLM

https://www.ambito.com/al-que-le-guste-el-indio-que-vaya-bolivia-la-indignante-frase-un-diputado-brasileno-n5009169

https://www.telesurtv.net/news/venezuela-presidente-nicolas-maduro-grupo-lima-soberania-201901060019.html

 

 

Leer más …

El reciente presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, pocas horas después de asumir, dejó en claro cual será su política, ya determinó la reducción del salario mínimo en simultáneo a la entrada en funciones del ministro de Economía Paulo Guedes, formado en la Universidad de Chicago, quien llevará adelante la reforma previsional en paralelo con un paquete de privatizaciones, parciales o totales, de empresas como Petrobras y Eletrobras.

Leer más …

Bolsonaro y el fascismo

Escrito por Miércoles, 02 Enero 2019 14:54 Publicado en América Latina y el mundo 0

Compartimos la nota del blog de Atilio  Boron, la cual no coincide en todos los aspectos y conceptualizaciones con la línea editorial de esta revista, pero creemos interesante su lectura y análisis para comprender el fenómeno Bolsorano en Latinoamerica, la gran influencia de Estados Unidos y el porvenir de países como la Argentina. (RU)

Leer más …

El caso que se relata esta nota muestra la opresión que sufren las mujeres en múltiples ámbitos de la vida, este es uno de los más aberrantes. Esta es una de las formas que ha tomado la esclavitud en el siglo XXI, la explotación sexual a partir de la trata de personas.

“La OIT calcula que casi 21 millones de personas en el mundo son víctimas del trabajo forzoso –que incluye la trata para la explotación laboral y sexual– y señala que esta situación afecta a todos los países, ya sea como origen, tránsito o destino de las víctimas. La trata supone una profunda violación de los derechos humanos, de la dignidad y de la libertad de las personas, y constituye un grave delito”.

“Aproximadamente un 30% de las víctimas de la trata son niños, y un 70% son mujeres y niñas, según los datos publicados el Informe Mundial sobre la Trata de Personas elaborado por la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito”.

 

 

Mujer argentina que permaneció secuestrada por una red de trata de personas durante más de tres décadas, fue rescatada en Bolivia y repatriada a su país.

Una mujer de nacionalidad argentina que permaneció secuestrada durante casi 32 años, fue puesta en libertad en Bolivia.

El proceso de liberación se llevó a cabo gracias las maniobras conjuntas entre funcionarios de la Gendarmería argentina y la Policía Nacional de Bolivia, rescatando a la mujer de 49 años de edad y a su hijo de 9 años. Las autoridades no ofrecieron detalles sobre la identidad de ambos.

La ciudadana fue reportada como desaparecida desde hace más 30 años. Con el tiempo, se conoció que una red de trata de personas la había llevado a territorio boliviano donde era explotada sexualmente.

Efectivos de la Unidad de Investigaciones y Procedimientos Judiciales Orán, informaron que la pesquisa se venía realizando desde diciembre del año 2014. Ya durante los primeros meses de 2018, se confirmó que la víctima se encontraba en ciudad de Bermejo, localidad al extremo sur de Bolivia.

Tanto la mujer como su hijo, nacido durante su cautiverio, fueron trasladados a la ciudad del Mar del Plata, Argentina, donde ella logró reunirse con sus familiares luego de más de tres décadas.

Fuente: «TeleSur»

Link de la nota: https://www.telesurtv.net/news/liberan-bolivia-mujer-secuestrada-trata-sexual-201812260016.html#

https://www.nuevatribuna.es/articulo/mundo/trata-personas-delito-gobiernos/20180730120122154384.html

Leer más …

El Gobierno del presidente Daniel Ortega suspendió la presencia en Nicaragua de las organizaciones que apoyaron la desestabilización y el injerencismo promovido por EE.UU.

La Asamblea Nacional de Nicaragua canceló este jueves la personería jurídica del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh) y del organismo Hagamos Democracia, al considerar que estas «organizaciones llevaron a cabo actividades que no se corresponden con sus fines», que ratifican la postura injerencista de agentes en el exterior, principalmente EE.UU.

De acuerdo con los legisladores, estas organizaciones financiaron y contribuyeron con el fallido golpe de Estado que buscaba derrocar al Gobierno de Nicaragua del presidente Daniel Ortega.

Ante el intento de golpe de Estado, el Gobierno nicaragüense tomó una serie de medidas que, de acuerdo con los funcionarios del Estado, prevén combatir el intervencionismo de Washington en el país.

Pese a las reiteradas denuncias realizadas por el presidente Ortega sobre los ataques injerencistas de EE.UU. que atentan contra la soberanía de Nicaragua, el Gobierno estadounidense de Donald Trump decidió la aprobación de la Nica Act,  la cual impone una serie de sanciones económicas y políticas a Nicaragua.

Suspensión de organizaciones

El canciller de Nicaragua, Denis Moncada, envió este miércoles una carta al secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, y al secretario ejecutivo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Pablo Abrao, en la que se les notificó la suspensión temporal de la visita y permanencia del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) y de la CIDH-MESENI, por su injerencismo.

Esta suspensión temporal de la CIDH-MESENI y Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes, será hasta que se restablezcan las condiciones de respeto a la soberanía y cese la injerencia en los asuntos internos de Nicaragua”, reseñó la misiva.

La Nica Act plantea un complejo panorama en lo económico para Nicaragua que, al ser vetada en organismos financieros internacionales, no podrá adquirir préstamos para el desarrollo del país, lo cual tendría un fuerte impacto en la construcción de obras públicas.

Moncada aseguró que a pesar de las buenas acciones del Gobierno para establecer mesas de diálogos que contribuyan a conseguir la paz en el país, estas organizaciones han actuado como «puntas de lanza de la intentona golpista».

De esta forma, el Gobierno del presidente Ortega se mantiene en defensa de la soberanía nacional, ante las agresiones externas del Gobierno de EE.UU., con la aprobación de la Nica Act y las sanciones unilaterales que plantea.

Fuente: Telesur

Leer más …