La Redacción

A continuación compartimos la nota que fue publicada en el día de hoy en el Diario Los Andes sobre, la enorme importancia que tiene la deuda pública argentina en relación al PBI. Esta ya representa el 65,5 % del PBI, debido a la reciente devaluación. Si el nivel de endeudamiento en la argentina continua a este ritmo, el gobierno de Mauricio Macri puede terminar con un nivel de endeudamiento que comprometa casi la totalidad del PBI, aproximadamente 500.000 millones de dólares. La argentina completa debería ser entregada para pagar semejante deuda.

______________________________________________________________________________________________________

El salto que pegó el dólar en lo que va del año impactó en la relación entre la deuda pública y el PBI.

 

Un informe del Observatorio de la Deuda del Instituto de Trabajo y Economía indica que previo a la devaluación, el ratio deuda/PBI era de 59,3% . Con las correcciones de las última semanas, esa relación aumentó a 65,5%.

El ejercicio del Observatorio calcula cuál era el ratio del primer trimestre con un dólar a $ 20,10 y luego lo recalculó con un dólar a $ 23,10«La fuerte depreciación del tipo de cambio que está teniendo lugar en las últimas semanas generaría un nuevo impulso al alza del ratio de la deuda pública,» consigna el informe.

Este 65,5% se asienta sobre un total de deuda en dólares de 224.300 millones, más una deuda en pesos de 90.719 millones. A su vez, el PBI, también por efecto de la devaluación, cayó de US$ 555.000 a US$ 481.000.

Para este año los vencimientos alcanzan a US$ 71.926 millones,con una fuerte incidencia de las Letras del Tesoro, que durante 2017 representaron el 45% del total de las emisiones y cuyo vencimiento es de 3 a 12 meses. El ratio de la deuda viene en alza desde 2011, cuando alcanzaba el 38,9% del producto. En ese momento, Argentina no tenía acceso a los mercados internacionales y se financiaba a través de colocaciones intrasector público.

Además, aún se mantenía el conflicto con los fondos buitres, que no habían aceptado el canje propuesto tras el default de 2001.Finalmente, esa deuda comenzó a saldarse a partir del acuerdo que cerró el gobierno de Mauricio Macri en 2016.

Para el ministerio de Hacienda, la suba del ratio deuda/PBI no es preocupante. 

Desde la óptica del equipo de Nicolás Dujovne, lo que importa no es la deuda bruta, sino la deuda neta, es decir, la que el Estado mantiene con el sector privado y con organismos internacionales. Previa a la devaluación, la deuda neta representaba 28 puntos del PBI.

El incremento del ratio deuda/PBI aumenta la vulnerabilidad del país ante los mercados, especialmente en momentos como estos en los que los inversores especulativos abandonan a los países emergentes.

Fuente: Diario Los Andes

Queda a la vista que el Gobierno de Mauricio Macri no acierta una en las políticas que viene aplicando y sus consecuencias no tardan en llegar, pérdida del poder adquisitivo, caída del consumo interno, devaluación de nuestra moneda, y una balanza comercial altamente deficitaria. El panorama general es desolador, la deuda pública se encuentra in crescendo, precisamente aumentó 52 millones de dólares durante el Gobierno actual. La apertura económica al mundo descuartiza la industria nacional, y la injerencia de los organismos internacionales de crédito en nuestra política económica es cada vez mayor. Frente a esto las puertas para anhelar la derrota de Cambiemos en 2019 se abren más por traspiés intencionales de los adictos a las offshore que forman parte de este gobierno, que por aciertos que puedan llegar a tener los dirigentes opositores. (RUV)

 

|Con un déficit externo galopante, el modelo se muestra inviable y complica los caminos del oficialismo hacia 2019.

Por Roberto Feletti  

La mediocre élite que gobierna la Argentina luce desconcertada frente al súbito desencadenamiento de la crisis en la que han sumergido al país. El Jefe de Gabinete habló de “sensación de crisis” entre la población. El economista ortodoxo y ex funcionario del Gobierno Carlos Melconian graficó el cuadro como la dilapidación de dos años de mandato “boludeando” sin resolver nada y ahora el cambio de escenario internacional amenaza seriamente a Cambiemos.

Sin embargo, el actual resquebrajamiento de liderazgo y confusión que evidencian este grupo de ricos llegados al Gobierno Nacional por el voto popular es producto de una mezcla de aferramiento a sus convicciones ideológicas surgidas de su clara conciencia de clase poderosa y de sus notables límites intelectuales para llevar adelante sus ideas sobre el modelo país deseado.

Macri y su entorno han acometido en los casi dos años y medio de gobierno el proyecto más ambicioso de reestructuración económica y social del país que se conoce desde el lanzado a sangre y fuego por la última dictadura cívico-militar.

La decisión de resolver drásticamente y a largo plazo el conflicto capital-trabajo en contra de este último, removiendo todas la herramientas distributivas del ingreso existentes en el Estado y las portadas por las organizaciones sindicales y sociales es el nítido objetivo del “proyecto dominante”, llevado adelante sin reconocer las restricciones políticas que la Argentina suele plantear para esas decisiones. Macri impulsó la reforma previsional y la política tarifaria sin “Plan B” como le gusta afirmar a la élite.

Más discreta –pero no por ello menos traumática– es la resolución de los conflictos capital-capital no sólo transfiriendo recursos entre sectores de la economía, sino también entre empresas al interior de los sectores favorecidos. Es visible el sesgo anti-industrial de la política de apertura económica, pero también la redistribución de mercado adentro de los sectores elegidos por “el modelo”. Se observa en energía, minería, obra pública, finanzas y agroalimentos.

Trabajadores subordinados y bloque empresarial es el esquema de economía y sociedad que el Gobierno encaró como meta desde su asunción y que decidió llevar adelante sin ponderar los límites internos y externos que podían aparecer. Esto revela una fuerte convicción ideológica aunada a una visible necedad que arroja como resultado un fuerte autoritarismo en la gestión, inédito en la actual etapa de la democracia y a la vez un derrotero inevitable de colisión con la realidad, advertido en varias oportunidades por propios y ajenos. Cierto mesianismo en la concepción de los objetivos de gobierno y una muy pobre lectura de los acontecimientos constituyeron una marea que nos trajo hasta estas playas nada amigables.

Macri se aferró a un modelo de sector externo que era el único posible para financiar la restructuración económica-social del país. Un giro ordinario y habitual de divisas deficitario y un ingreso constante de capitales financieros que solventaría dicho desequilibrio. En la jerga económica se conoce como diseño de Cuenta Corriente del Balance de Pagos deficitaria y Cuenta Capital del Balance de Pagos superavitaria. Una amplia apertura importadora que abaratara costos internos y deteriora la industria como techo al salario, plena libertad de repatriación de dividendos a las empresas extranjeras y abultados servicios financieros de deuda, son los egresos de la Cuenta Corriente a financiar, por la llegada de las divisas por deuda tomada mayoritariamente por el Estado, la provenientes de capitales especulativos y tal vez a mediano plazo las anunciadas inversiones. Este modelo sirvió para que se fueran en dos años u$s 63.000 millones del país por distintos conceptos y que la deuda pública aumentara en u$s 52.000 millones por fondos frescos sin contar las refinanciaciones.

Pero era evidente, sobre todo desde el Brexit en Europa y la asunción de Donald Trump como presidente de los EEUU, que el modelo de apertura comercial y financiera de Macri era insustentable en el actual contexto global.

Desde esta columna se describió la inviable inserción internacional macrista, pero ahora el límite se expresó cuantitativamente en la pérdida de u$s 10.000 millones de reservas internacionales del BCRA en dos meses. Es claro que no hay flujo de dólares positivo por las exportaciones, ni por la inversión y se cerraron los mercados de deuda. El pánico de los agentes económicos frente al choque con la realidad se traduce en la apropiación del stock de dólares (las reservas del BCRA) ante la descripta falta de flujo.

Pero Macri tenaz y desesperado acudió al FMI a pedirle asistencia para sostener su modelo desequilibrado e inviable. Lo que recibirá como respuesta es la exigencia de equilibrar la cuenta corriente del balance de pagos ya que no hay capitales para financiar el déficit. Y equilibrar una balanza comercial que alcanzó a abril un resultado negativo de casi u$s 3.500 millones no es tarea fácil. El Fondo seguramente accederá a financiar los intereses de la deuda contraída para evitar el default pero la corrección de la apertura comercial amplia que han llevado a cabo es tarea del Gobierno. El Ministro Dujovne podrá fotografiarse con sus colegas anunciando prudencia en el gasto público, pero lo que realmente se discute en Washington es el valor del dólar que equilibra la Cuenta Corriente del Balance de Pagos.

El fin del modelo económico de Macri es también el fin de los objetivos planteados como élite, abriéndose la puerta en el 2019 para nuevos rumbos políticos económicos y sociales, o asistiremos todavía a la feroz resistencia de un grupo cargado de ideología y conciencia de clase dominante.

Confiemos en el diálogo y el consenso de la democracia argentina.|

 

Bibliografía

Nota publicada en: https://www.eldestapeweb.com/el-fin-la-macrinomics-el-modelo-del-gobierno-cruje-la-crisis-n44123

Las políticas de ajuste sobre el pueblo brasilero van acompañadas, al igual que las tomadas por el macrismo en la Argentina, de represión. En un estado de crisis como el alcanzado en el país vecino, la única forma de acallar y «domesticar» a quienes reclaman por una mejor condición de vida, es mediante el uso del aparato represivo del Estado. Ahora bien, los gobernantes deben ser conscientes que están jugando con un arma de doble filo: el miedo que pretenden instaurar puede ser proporcional a la profundización de la hostilidad que Temer está alcanzando en las mayorías del Brasil.

La experiencia nos cuenta que los países de América Latina comparten su historia. Tanto Macri como Temer, representantes de los hampones de las finanzas en nuestra tierra, parecen estar llegando al final de su pedregoso camino. (RU)

______________________________________________________________________________________________

El presidente Michel Temer movilizó ayer a “fuerzas federales de seguridad” contra “una minoría radical” de camioneros que ignoró un acuerdo para poner fin a una huelga que desde hace cinco días colapsa a la economía de Brasil.

La crisis, a menos de cinco meses de las elecciones presidenciales, obligó ya a cancelar vuelos por falta de combustible en el aeropuerto de Brasilia, paralizó la totalidad de las cadenas de montaje de automóviles, redujo la actividad de grandes frigoríficos de esta potencia agropecuaria y provocó una disparada de precios de los combustibles y los alimentos.

“Accioné a las fuerzas federales de seguridad para desbloquear carreteras”, dijo Temer en una breve comunicación desde el Palacio de Planalto, en Brasilia. 

“Muchos camioneros están haciendo su parte, pero desafortunadamente una minoría radical ha bloqueado carreteras impidiendo que muchos camioneros lleven adelante su deseo de atender a la población”, agregó, endureciendo el tono. 

Los cuerpos movilizados incluyen a la Policía Federal, la Policía Caminera y las Fuerzas Armadas, según varias fuentes de gobierno, que no supieron sin embargo detallar cuál será la participación de los militares en la operación. 

Está previsto que el ministro de Seguridad, Raúl Jungmann, brinde más informaciones en una conferencia de prensa esta mañana. 

“La propuesta del gobierno de convocar a las Fuerzas Armadas como instrumento de represión es querer apagar el fuego con nafta: va a instigar el conflicto y dificultar una solución equilibrada”, afirmaron en un comunicado conjunto las principales centrales sindicales del país, que se ofrecieron a mediar para encontrar una solución. 

Junto al anuncio del gobierno de recurrir a la fuerza, el movimiento sufrió ayer otras presiones: la Policía Federal abrió investigaciones por posibles delitos de asociación “contra la organización del trabajo, la seguridad de los medios de transporte y otros servicios públicos” y la Abogacía General de la Unión (AGU) pidió a la Corte Suprema que ordene el desbloqueo de las carreteras, cuya obstrucción ha generado un “cuadro de verdadero caos”.

La ciudad de San Pablo, capital económica y financiera del país, decretó el estado de emergencia, una medida que le permitirá entre otras cosas requisar bienes privados, como el combustible almacenado en una estación de servicio.

La mayoría de las estaciones allí y en Río de Janeiro estaban vacías porque desde hace días los transportistas no les llevan combustible. 

El gobierno y sindicatos de transportistas llegaron el jueves a un acuerdo para suspender por 15 días el movimiento desencadenado por las fuertes subidas del precio del diésel, en contrapartida de concesiones fiscales. Pero algunos gremios no se dieron por satisfechos y ayer el movimiento se mantenía con fuerza, con más de 500 bloqueos en 24 de los 27 estados del país.

Luciano Constant, un camionero autónomo de 43 años que participa en un bloqueo de la carretera BR040 en Duque de Caxias (estado de Río de Janeiro), afirma que quienes participaron en las negociaciones de Brasilia “están creando reglas para ellos, y nuestras reglas son otras”.

“Hoy en día, por un flete de 1.000 reales para ir a San Pablo, uno gasta 400 reales en combustible y 400 de peajes. Con los 200 que le quedan ¿cómo va a comer? ¿Qué le va a quedar para su familia?”, dijo.

La crisis cuestiona la capacidad de articulación política del gobierno hasta el traspaso de poder en enero próximo y de dar un respaldo eficaz a su candidato, el ex ministro de Hacienda Henrique Meirelles.

La movilización “pone en evidencia la debilidad del gobierno y va a tener impacto electoral, porque el gobierno va a ser como un leproso: cuando trate de acercarse a cualquier candidatura, todos van a huir de él”, dijo el analista político André César. 

Fuente: Los Andes

¿SE ACABO EL AMOR?

Publicado en Opinión Sábado, 26 Mayo 2018 20:17

Al parecer no todo es color de rosas en el gabinete nacional. La alianza CAMBIEMOS, compuesta por distintas fracciones del capital concentrado, se empieza a resquebrajar producto del mayor problema a resolver según el gobierno: el llamado “déficit fiscal”.

Es lógico que el sector privado especule con qué vamos a hacer pero nosotros no hemos hecho ningún anuncio oficial ni lo vamos a hacer hasta que decidamos cuáles son las medidas que vamos a adoptar en el camino para llegar a un déficit fiscal más bajo que el que teníamos proyectado inicialmente”, sostuvo el ministro de hacienda tratando de aclarar las especulaciones en torno al freno a la baja de retenciones a los sectores exportadores que habría propuesto el ministro para financiarse a través de otros mecanismos legítimos del Estado.

Sin embargo, algunos sectores agroexportadores, como la Sociedad Rural, han salido a poner el grito en el cielo del ante la posibilidad de dicha medida. “Hay gente que está asesorando mal al presidente Mauricio Macri” dijo el presidente de dicha entidad, a raíz de la posibilidad de que se posponga la baja de retenciones a la soja.

Vale recordar que Macri se comprometió con los productores rurales y avanzó con una baja gradual del impuesto a la soja exportable, cumpliendo con una de sus promesas de campaña. Pero ahora, en el marco de la turbulencia financiera y la negociación con el FMI por un préstamo en modalidad “stand by”, las condiciones parecen haber cambiado.

Las exportaciones de soja de la Argentina, uno de los principales proveedores del grano a nivel mundial, estaban gravadas con un tributo del 30% a inicio de 2018, pero mensualmente se redujo en 0,5 puntos porcentuales para alcanzar a un 27,5% actual.

En este sentido, la oligarquía diversificada, que tiene a sus representantes en el gobierno como lo es ministro de agroindustria Etchevehere, ex presidente de la Sociedad Rural argentina, empiezan a perder terreno frente a la fracciones del gobierno que se sienten más identificadas con el sistema financiero y el mundo de los negocios especulativos del mismo.

Pues una alianza que parecía tener un amor tan cercano por los negocios especulativos entre sí ha entrado en crisis. Hoy comienzan a distanciarse a raíz de la manzana de la discordia: “el déficit fiscal”. El FMI y sus aliados locales del Sistema Financiero parecen haber puesto fin a tan linda relación amorosa.

 

Fuente: Revista Integración Nacional

A fondo contra el Fondo

Publicado en Opinión Sábado, 26 Mayo 2018 19:24

«La patria está en peligro. No al FMI» constituía el telón de fondo del escenario donde los discursos se llevaban a cabo. Las miles de personas que se citaron en el dia de ayer en la Plaza de Mayo, no sólo aprovecharon la oportunidad para celebrar en ese lugar tan oportuno nuestro primer gobierno patrio, sino que se reivindicaba dicha fecha haciendo una comparación inevitable: hace 208 se discutían en los acontecimientos de mayo los destinos de nuestro pueblo y en el presente, por el contrario, es necesario debatir hasta donde llegará la entrega de nuestra soberanía. Comienza en hechos concretos a surgir de las distintas clases de nuestra sociedad el descontento con los herederos de los contrarrevolucionarios de 1810. (RU)

___________________________________________________________________________________________________

Entre locro, baile y música, cientos de miles de personas se reunieron para celebrar el aniversario de la Revolución de Mayo y repudiar el ajuste del Gobierno, el aumento de la violencia institucional y defender las políticas de memoria, verdad y justicia.

Bajo el sol tibio del mediodía, organizaciones sociales, gremiales y políticas y ciudadanos autoconvocados comenzaron a colmar la avenida 9 de Julio. Una marea kilométrica y compacta, celeste, blanca y de todos los colores se movilizó desde distintos puntos del país para unir la celebración del 25 de Mayo con la crítica a las negociaciones del gobierno de Mauricio Macri con el Fondo Monetario Internacional. “El 25 de Mayo de 1810 las mujeres y los hombres que habitaban este suelo fueron protagonistas de la gesta revolucionaria que marcaría a fuego los destinos de nuestra historia. Se trataba de defender y organizar un pueblo ansioso de construir un destino común de Patria. Pero, 208 años después, una vez más, la Patria está en peligro”, aseguraron desde el escenario emplazado en el Obelisco, donde además se realizó un festival musical. El Presidente, mientras tanto, encabezaba una fiesta cerrada para funcionarios y un puñado de vecinos en la quinta de Olivos.

“Este es un gobierno para los ricos que va a aceptar todo lo que le imponga el Fondo, que siempre va a ser a costa de nuestros bolsillos, deteriorando la educación pública y los hospitales y bajando nuestras jubilaciones, pero nunca volviendo a imponer retenciones a las empresas mineras o al campo, o volviendo a ponerles el impuesto a las ganancias a los jueces”, dijo Guillermo, afiliado al sindicato docente bonaerense Suteba, mientras sostenía un cartel con la frase “Soberanía o FMI” escrita a mano. El docente de 50 años, que llegó con su familia desde la localidad bonaerense de Tigre, no dudó al afirmar que “la plata que nos va a dar el FMI no va a venir para ninguno de nosotros, sino que va a terminar financiando a los especuladores”. En la misma línea, Amparo, explicó que fue la sensación de “estar como sociedad y como país, en peligro de nuevo y bajo el poder de los Estados Unidos y del FMI” lo que la llevó a formar parte de la movilización. “Tenemos un gobierno autoritario y represor, que atenta contra los derechos de los trabajadores, de las mujeres y de los más débiles de la sociedad”, aseveró la joven de 25 años.

El aire frío, sigiloso, obligaba a abrazarse, a tomarse de la mano, a envolverse en banderas. La bronca y la tristeza parecieron devenir, de pronto, en un grito unánime para dar paso a la celebración. “Aunque hoy la consigna es otra, porque cambió el contexto político y cambiaron las condiciones, creo que lo más importante es venir a festejar este día”, afirmó Sebastián, que llegó al Obelisco con la familia de su novia para “defender la Patria y a mostrar nuestro inconformismo con todo lo que está pasando”. Como él, son muchos los que se sintieron parte de una jornada histórica: “No venimos por nosotros, sino por nuestros hijos y nuestros nietos. Quiero que ellos sepan que cuando el gobierno vendía el país, nosotros estábamos acá, movilizándonos”, señaló Diana, una mujer de 70 años con los ojos achinados por el sol. Por su parte, Silvia, una canillita, se mostró orgullosa de compartir el momento con sus hijas. “Allá lejos, hace tiempo, estuve en otras marchas en contra del FMI. Ahora les dije a mis hijas que tenían que venir”, aseguró, y sentenció: “Hay que estar siempre que se pueda para no ceder el lugar a los otros”

 “Rechazamos los acuerdos de Mauricio Macri con el Fondo Monetario Internacional, su modelo de dependencia política y económica con las grandes potencias extranjeras que se están reeditando en nuestro continente, un plan sistemático que sólo ofrece a las mayorías populares un destino de miseria planificada. Rechazamos el endeudamiento externo que significa una cadena de dependencia sobre nuestro pueblo”, exclamaron los actores Osmar Núñez y Paola Barrientos al leer el documento que, a modo de manifiesto popular, reunió el conjunto de reivindicaciones planteados desde diversos espacios políticos y sociales. La lectura, interrumpida de a ratos con cantos y aplausos, continuó trazando un mapa de reclamos específicos contra la gestión de Cambiemos, entre los que se mencionaron “el salvaje tarifazo impuesto sobre los servicios públicos esenciales”, “la reforma previsional que ha licuado los ingresos de jubilados y pensionados”, “el desfinanciamiento educativo, el disciplinamiento del salario docente, el ataque a sus organizaciones gremiales y la persecución a la organización estudiantil”, “el proceso de flexibilización laboral iniciado al hacer crecer los niveles de desocupación”, “la radicalización de la violencia ejercida por las fuerzas de seguridad” y “el ataque a las comunidades de nuestros pueblos originarios y el avasallamiento de sus derechos sobre tierras y cultura ancestrales”. 

Uno de los puntos más álgidos de la proclama llegó con el pronunciamiento en defensa de “las políticas públicas de memoria y lo conquistado en más de 40 años de lucha”: “Reafirmamos que el único lugar para los genocidas es la cárcel común. Seguimos exigiendo justicia para Santiago Maldonado y Rafael Nahuel”, consignó uno de los pasajes del texto. En el cierre, se exhortó a los presentes a “enfrentar al gobierno de Macri por el camino de la democracia, en las calles y en las urnas”. “En ese camino, y con estas reivindicaciones y desde estos principios, nos disponemos a forjar la unidad necesaria para construir definitivamente la Patria que soñamos”, enfatizaron los oradores ante el millón y medio de personas encolumnadas con los organismos de derechos humanos, partidos políticos y sindicatos de la Corriente Federal de la CGT y la CTA, entre otros.

El final del acto estuvo signado por la entonación del Himno Nacional, que cantaron, con la misma intensidad, militantes políticos y sociales, grupos de señoras, adolescentes con la cara llena de acné, metaleros solitarios y familias enteras, con la mano en el pecho, el puño levantado o los dedos en forma de V. Con las últimas estrofas, empezó la desconcentración que se transformó, de a poco, en una marcha espontánea –como si se tratara de un acto reflejo– hacia una excesivamente vallada Casa Rosada. Allí, el grito “¡La Plaza es nuestra!” resonó como un eco disperso y terminó de delinear la postal de una jornada histórica que dejó en claro que hay un pueblo que no está dispuesto a resignar su soberanía y que, como hace poco más de 200 años, se hace cargo de su destino. 

 

Fuente: Página 12

Jauretche: Requiem para un luchador

Publicado en América Latina y el mundo Viernes, 25 Mayo 2018 21:48

Republicamos esta nota, en un nuevo aniversario del fallecimiento del gran compatriota Arturo Jauretche, patriota hasta para morirse un 25 de mayo (de 1974). Gran militante y profundo conocedor de lo propio, que sostuvo las banderas del movimiento nacional por momentos en la soledad de un pequeño grupo, hasta la llegada del peronismo. Movimiento que defendió y que explicó como pocos.

La categoría de la colonización pedagógica, instrumento esencial para mantener la estructura semicolonial de la Argentina, junto con la importancia del pensamiento inductivo como método de análisis propio; fueron de sus mayores aportes.

Compartimos la siguiente nota de Jorge Abelardo Ramos, que escribió en su momento. (Revista Universitaria)


Requiem para un luchador

El auge del terror anónimo ha hecho olvidar en los últimos años la “patriada” criolla. Acaba de morir uno de sus héroes que , como Hernández, luchó con las armas en el campo y luego escribió el romance de la batalla. El propio Arturo Jauretche en su poema El paso de los Libres, que prologó Borges en 1933 y yo en 1960, alude a su paisano Julián Barrientos, quién relata la jornada revolucionaria porque “anduvo en ella”.

La patriada consistía en una revolución civil o militar, o una mixtura de ambas cosas, herencia de la guerra civil en la patria vieja, que la proscripción del radicalismo harpia fortalecer después del 30. Se “levantaban” con todos los elementos comprometidos y luchaban en pos de la victoria. Como empezaba la década infame, en realidad combatían en pos de su derrota. Jauretche, soldado en el levantamiento de Corrientes, cayó prisionero después del encuentro de San Joaquín. La decepción que produjo en su espíritu la cobardía del radicalismo del City (hotel donde vivía Alvear a su regreso de Europa y donde parasitaba la “flor de la canela” del radicalismo alvearista) lo impulso a reflexionar sobre el destino del movimiento fundado por Irigoyen. El caudillo acababa de morir. Con sus restos mortales, en aquella fría tarde de julio, parecía sepultarse para siempre el radicalismo histórico.

Creo no equivocarme si digo que como el padre de Martín Fierro, el combatiente de Paso de los Libres meditó sobre el significado de su derrota y en esa prisión militar realmente nació el político. Porque Jauretche fue ante todo un político, condición desacredita en nuestro país por la vacuidad doctoral, la estudiada reserva y la banalidad verbalizada de tantos Fidel Pintos que pupulan en la vida pública argentina.

Cuando al día siguiente de su muerte supe por prensa y algunos oradores que Jauretche había sido un escritor, comprendí cuán rápidamente la posteridad inmediata deforma la historia antes de escribirla. En realidad, el publicista ocultó al pensador, el hombre de letras al político, el fosforescente ingenio a la sustancia de su genio. La gente que lo conoció por la televisión atribuyó proyectivamente a Jauretche su propia frivolidad. Recordemos la crónica de La Prensa al morir Irigoyen: “Ayer falleció en esta capital Don Hipólito Irigoyen, que fuera Comisario de Balvanera y dos veces Presidente de la República”. Si Irigoyen era un comisario retirado, Bonaparte podría haber sido un turista que redactó el Código Civil Y Perón un conocido autor de media docena de libros, entre otros, La Comunidad Organizada.

Jauretche fue algo más transcendente que su cautivante personalidad cotidiana, más profundo que el admirable conversador imposible de olvidar por todo aquel que lo haya conocido. Era el eslabón vivo que enlazó al yrigoyenismo declinante con el surgente peronismo. Estableció con sus actos, su palabra y ocasionalmente, su pluma, la íntima relación dialéctica entre ambos movimientos nacionales.

Fue la conciencia activa de que todo moría y nacía en 1945. El peronismo sería inconcebible en su primera fase sin el pensamiento y la acción de Jauretche, que le transmitía la tradición del nacionalismo democrático procedente de las más antiguas raíces.

Al buscar la resurrección histórica del radicalismo, Jauretche se encontró con la irrupción del peronismo. Eran otras clases sociales, otro caudillo, otro eje político-social. Pero bajo un nuevo ropaje se trataba de algo parecido a aquello que Jauretche había pugnado tantos años por traer al mundo. Aunque la cosecha que en 1945 se presentó a la vista del fundador de FORJA, fue descomunal, pues la prédica se trocó en multitud, personalmente lo sintió como un fracaso.

El movimiento nacional al que Jauretche tanto había contribuído.

De su marginación política, nació su ingreso a la República de la Letras, cuando al caer el peronismo en 1955, no había nadie para defenderlo a no ser Jauretche y Scalabrini en “45” y “Qué” y nosotros en “Lucha Obrera”.

Satirizó con inigualable poder disolvente a la petrificada y apolínea literatura de la factoría, a ese gélido mundo procedente de Groussac y Larreta que había venido a parar a Borges. A la literatura cortesana, inclinada ante la supremacía terrateniente y enferma de anglofilia, opuso Jauretche la risa de Rabelais (o de Mansilla). Diría que en su estilo verbal y escrito hasta había algo del desenfado de Sarmiento en este adversario del autor de Facundo. Realizó la tarea de demolición político-estética que era imperioso hacer ante la cultura aristocrática y logró conmover en sus gustos a las clases medias que en esa esfera, como en todas las demás, copiaban a la oligarquía.

Pero su musa perpetua fue la política. Comprendía como pocos en la Argentina sus cambios bruscos, con frecuencia su inescrutable carácter y su peculiar ingratitud. Era uno de esos raros argentinos que sabía advertir detrás de un conservador a un posible alsinista, o que la palabra comunista no constituía ninguna garantía de una política revolucionaria, así como recordar lo que hubo de eco popular en aquellos demócratas de Córdoba que procedían del juarismo o qué diablos significaban los autonomistas de Corrientes y por qué sus hijos en la Facultad de Derecho correntina podían trajinar como izquierdistas mientras llegaba el momento de hacerse cargo de la estancia. Conocía la Patagonia y su fauna, la Puna y su viejo dolor; demostraba con extrema simplicidad el mecanismo íntimo del comercio de exportación e importación, y era capaz de revelar diáfanamente la desintegración de la pampa húmeda, que permita descifrar el poder económico de la oligarquía bonaerense y al mismo tiempo su formidable parasitismo, así como su resistencia a invertir. La categoría que Marx emplea en El Capital fue utilizada luego por Jauretche en sus escritos.

Su prosa se emparentaba con la antigua tradición argentina de Hernández, Sarmiento, Mansilla, Balestra, Wilde, Fray Mocho. Era literalmente una prosa hablada, pues Jauretche rara vez escribió. Dictaba siempre, después de imaginar los artículos, sus argumentos y ocurrencia. Conocí muchos artículos que me contó y que no llegó a publicar porque no tenía una dactilógrafa a mano. Cuesta pensar que este hombre extraordinario ya no existe. Así mismo es preciso admitir que la hegemonía cultural oligárquica, contra la que tanto luchó Jauretche, ha sido destruida pero no ha sido reemplazada por otra.

Por esa razón la muerte de Jauretche no ha conmovido al país y las juventudes, aún las que se dicen revolucionarias, no han dicho ni pío. Es cierto que el pueblo ha recuperado el poder. Pero en el orden de la cultura y de los valores seguimos pidiendo permiso a Francia para abrir un libro. Cuando las obras de Jauretche circulen por los colegios nacionales y Universidades con la misma profundidad con que hoy circulan obligatoriamente tantos ladrillos encuadernados, podrá decirse que el reflejo intelectual de las patriadas y de los ideales nacionales ha entrado por fin en la formación de las nuevas generaciones argentinas.

Por eso no puedo decirle adiós a Jauretche: lo “tendrán en su memoria / para siempre mis paisanos”.

JAR

Mediante la resolución 1254/18 ideada por el Ministro de Educación, Alejandro Finocchiaro, se modifica la formación académica y la perspectiva laboral que tenían estudiantes de carreras como Arquitectura, Ingeniería, Psicología, Medicina, Odontología, Farmacia, Bioquímica, Veterinarias, Agronomía, Biología, Química, Geología, Computación, entre otras.

Frente a este nuevo atentado a la Educación Pública y Gratuita que reduce las actividades en las que se podrían desempeñar los/as graduados/as de las carreras antes mencionadas, el Rector de la Universidad Tecnológica Nacional, el Ing. Eduardo Alassa, manifestó su descontento y denunció a través de una nota dirigida a Finocchiaro el embate que sufrirán carreras que pertenecen a la UTN.

Cabe destacar que el Ing. Daniel Pizzi (actual Rector de la Universidad Nacional de Cuyo) y el Decano de la UTN de Mendoza, Ing. José Balacco se han enfilado detrás de esta medida que no es más que una privatización encubierta de la Educación ya que no han dicho nada respecto al tema. Es evidente que estos dos personajes responden muy bien al plan de ajuste por parte de Cambiemos y del FMI.

 

El pueblo argentino ya no confía

Publicado en País Jueves, 24 Mayo 2018 18:06

Es evidente que la naturaleza del gobierno macrista no responde al bienestar de las grandes mayorías. El sueldo de los/as trabajadores/as se queda atrás en la carrera con la suba en las tarifas, inflación, pasaje de transporte, etc.

Otra Marcha Federal Educativa, esta vez en contra del FMI

Publicado en País Miércoles, 23 Mayo 2018 22:18

El día de hoy se llevó adelante la segunda Marcha Federal Educativa en contra de las políticas de ajuste sobre la Educación del gobierno Nacional y de los distintos gobiernos Provinciales. Docentes, estudiantes y gremios de la educación marcharon desde distintos puntos del país reclamando paritarias justas, libres y sin techo y denunciando la injerencia del FMI.

Las noticias del retorno del FMI traen los peores recuerdos a los argentinos y las argentinas, pero afecta además de una manera particular a aquellos que forman parte de la comunidad educativa. En primer lugar porque frente a las condiciones que impone este organismo de crédito, el ajuste va a profundizar la pérdida de poder adquisitivo de los salarios de los trabajadores de la educación y hasta pone en tela de juicio la gratuidad de la educación en nuestro país. Sin embargo, también sabemos que este arreglo trae aparejado una modificación en los planes de estudio que ya lejos están de impartir conocimientos situados y genuinos.

La necesidad de que los argentinos y argentinas no pataleemos frente a la creciente injusticia y desigualdad, se vuelve tan imperiosa que tienen que recurrir a las usinas formadoras de conocimiento para que nos conformemos sin chistar.

Compartimos con nuestros lectores el comunicado de FEDUN (Federación de Docentes Universitarios) y un artículo sobre lo que vivieron en Plaza de Mayo y en el país nuestros todos aquellos que marcharon o adhirieron al paro.

 

Debido a la crisis financiera que acontece en la actualidad, sumado a los nombres sombríos que retornan como el FMI y Cavallo, la imagen de Mauricio Macri está en picada. A pesar de que Cornejo demostró su apoyo al plan de ajuste económico del Gobierno Nacional en consonancia con el Fondo Monetario Internacional, prometiendo cumplirlo a rajatabla desde el minuto 0, en la provincia de Mendoza todavía cuenta con cierta independencia de la imagen negativa que hoy tiene el presidente, todo esto a sabiendas de que no le saldrá para nada barato ser un partícipe necesario del gobierno que hambrea al pueblo argentino.

 

| El presidente Mauricio Macri está pagando el costo político no sólo por el aumento de tarifas, sino que en las últimas semanas se sumó el malestar por el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y por la corrida cambiaria. Estas decisiones no sólo han hecho que caiga su imagen, sino que, además, arrastró a la gobernadora de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, que también perdió imagen positiva.

En Mendoza, los analistas coinciden en que, por ahora, Alfredo Cornejo es mirado por los ciudadanos con cierta “independencia” aunque todavía deben esperar un tiempo para hacer un sondeo y conocer realmente el impacto de la crisis en Mendoza. En el cuarto piso de Casa de Gobierno aseguran que el mandatario no ve la hora de tener los números claros en sus manos para conocer qué tanto afectan las decisiones nacionales su imagen.

Hay que recordar que Cornejo es un aliado del Gobierno nacional, que juntos integran el frente Cambiemos y en el último tiempo, a pesar de tener diferencias, han dado señales de orden y unidad interna. De hecho, en lo que va del año, el presidente ya visitó tres veces la provincia y diez en total desde que asumió.

Santiago Alé, de la consultora Diagnóstico y Análisis, indicó que actualmente en Mendoza el Ejecutivo nacional tiene una imagen positiva de 23%, mientras que el resto se reparte entre poco conformes y nada conformes. En cuanto al gobernador Cornejo, tiene 36% de imagen positiva.

Las fotos que se saca con Mauricio Macri no son gratis. De todos modos, hay que ver cuánto termina afectando en la intención de voto”, explicó Alé. Lo que si dejó en claro es que, en la provincia, el acuerdo con el FMI tiene un rechazo de 80%.

Otro que se animó a realizar un balance es Elbio Rodríguez, el consultor al que recurre habitualmente el gobernador para saber cómo va su gestión y cómo evoluciona su imagen. Este indicó que, claramente, el “mal humor” afecta a todos y “no solamente a Cornejo”.

Es difícil saber si eso tiene una incidencia en una intención de voto. Lo más seguro es que ahora aumenten los que no contestan porque están de mal humor y que haya un rechazo de la gente que quiere hacer la encuesta”, indicó Rodríguez. Lo que sí está claro es que, a pesar de todo, el mandatario sigue manteniendo un número alto de aceptación. Cuando llegó a la gestión, el apoyo era de 62%, aproximadamente, y en los últimos sondeos se observa una leve caída, está en 57%.

Ha bajado por el mal humor, es inevitable que lo arrastre al gobernador”, expresó Rodríguez. El consultor, de todas formas, sostiene que hay que estar atentos a cómo continúa la situación en los próximos meses para determinar efectivamente si la caída de la imagen de Macri afectará a Cornejo.

Desde su mirada, el analista Enrique Bollati dejó en claro que, a pesar de pertenecer a Cambiemos, “hay independencia” entre Cornejo y Macri.

La imagen de Cornejo no se deteriora tanto como la de Macri”, dijo. Y agregó: “Cuando se habla de economía, la culpa se la echan al Gobierno nacional”.

Sin embargo, Bollati explicó que el gobernador ha sufrido una caída, ya que, actualmente, su imagen positiva se mantiene en 45%, mientras que al inicio de gestión llegaba a 60%. “Tiene el desgaste típico de un gobierno, pero a esta altura de las anteriores gestiones las imágenes de Celso Jaque y Francisco Pérez habían caído mucho más”, indicó.

La conclusión de Bollati es que, por ahora, Cornejo viene “zafando” porque aún no se siente el efecto de la devaluación. “Si realmente no logran encontrar el camino y el impacto se traslada a los precios, el empleo y el cierre de empresas, ahí, la gente le traslada el reclamo al gobernador y a los intendentes”, sostuvo.|

Nota: https://www.elsol.com.ar/la-caida-de-la-imagen-de-macri-arrastra-a-cornejo