La Redacción

Con Macri volvieron los buitres

Publicado en País Miércoles, 11 Julio 2018 14:19

Una vez más los buitres se salieron con la suya. Tener a Macri en la Rosada es garantía que ante cualquier litigio a resolver, por parte del gobierno argentino en una demanda internacional, como es en este caso, este optará por “quedar bien” y arrodillarse frente al sistema financiero y sus tentáculos, los fondos buitres.

Recordemos que este gobierno apenas asumió su mandato allá por 2015, una de las primeras medidas de gobierno, fue nada más y nada menos que pagar la totalidad de lo “adeudado” con los fondos buitres, recurriendo justamente a uno de sus pilares económicos para gobernar, el endeudamiento externo. Para ello emitió 3 bonos de deuda externa en los mercados internacionales por un valor de u$s 16.500 millones, del cual se destinaron para el pago a los buitres unos U$S 9.300 millones.

En este caso un fondo denominado Burford Capital, propiedad de Christopher Bogart, compró los derechos para litigar por las compañías del Grupo Petersen, de la familia Eskenazi en la causa por la estatización de YPF en 2015. Se trata de una demanda por unos u$s 3.000 millones. La estrategia de este fondo buitre, como lo hace en el caso por la estatización de YPF, es “comprar” juicios. Financia los litigios y luego se queda con parte de las ganancias.

Vale recordar que el fondo Burford le compró el juicio a la Justicia de España, que tenía la quiebra de las empresas Petersen Energía Inversora y Petersen Energía, las dos compañías que la familia Eskenazy creó en ese país para comprar acciones de la petrolera en 2008.

La Corte del Distrito Sur de Nueva York decidió que la demanda de este fondo buitre contra la Argentina por la expropiación de la petrolera YPF debe seguir curso en ese país y de esta manera no será trasladada a Buenos Aires. En este caso, como en tantos otros, seguramente el gobierno no opondrá demasiada resistencia a un fallo adverso para beneficiar a estas aves rapases del sistema financiero que intentan nuevamente poner de rodillas a toda una sociedad.

En un contexto de crisis económica en nuestro país, producto de las medidas políticas de este gobierno, vuelven aparecer los buitres, que seguramente harán todo lo posible para seguir con sus negocios, adquiriendo bonos de deuda a precio de remate (entre el 10 y el 30% de su valor original) para luego litigar contra el Estado deudor, no acordar durante las reestructuraciones para alimentar su especulación y finalmente contratar algún juez amigo para garantizar que fallen a su favor y de esta manera obtener su reembolso en un 100%.

De esta forma Mauricio Macri nos “nos vuelve a conectar con el mundo”. Todos de rodilla ante los agentes del capital financiero y en el mismo lodo, parafraseando al poeta, todos manoseaos.

http://rinacional.com.ar/sitio/nuevamente-aparecen-los-buitres/

 

En contra de los tarifazos, vecinos toman Edesur

Publicado en País Miércoles, 11 Julio 2018 13:31

Vecinos y vecinas del partido de Moreno en Buenos Aires tomaron la sucursal de Edesur manifestándose en contra de las tarifas impagables generadas por este gobierno. El Congreso de la Nación logró sancionar una ley en contra de los tarifazos pero el ejecutivo lo vetó poniendo como excusa que «no lo iban a poder pagar», en realidad, tienen bajo el brazo y siguen al pie de la letra el manual del FMI.

Este gobierno nos ha condenado a la miseria y al hambre gracias a la toma exorbitante de deuda que no está destinada precisamente a aumentar la producción industrial del país generando puestos de trabajo genuinos. Para este gobierno sus prioridades no son las de la mayoría de los argentinos y argentinas que quieren vivir dignamente, ellos prefieren beneficiar a un sector minoritario que orbita el sector financiero.

Esta situación ya a colmado la paciencia de más del 50% del pueblo argentino y se ve expresado en manifestaciones, concentraciones, movilizaciones, paros generales, etc. El descontento social, la pobreza, el hambre y la incertidumbre crece y al gobierno parece no importarle. 

 

 

Una gran movilización provocada por el anuncio de una serie de medidas de ajuste pactadas con el FMI termina con un gran conflicto social y con la marcha atras de dicha medida «hasta nuevo aviso».

Conocidos son por los argentinos los resultados de la política del FMI, sin embargo aquí tenemos otra muestra del conflicto social que se desencadena cuando el ajuste en los sectores populares se vuelve moneda corriente y la economía se pone al servicio de las finanzas internacionales.

(Revista Universitaria)

- — -

Huelga paraliza Haití tras disturbios de últimos tres días

Haití quedó este lunes prácticamente paralizado por una huelga de transporte luego de tres días de violentos disturbios por un aumento en los precios de los combustibles, que el Gobierno dejó sin efecto poco después del anuncio.

El primer ministro, Jack Guy Lafontant, encabezó este viernes una reunión con los representantes del Parlamento para evaluar la situación creada tras las violentas protestas, que han dejado al menos tres muertos y varios heridos.

En el primero de dos días de huelga convocada por los sindicatos, Puerto Príncipe, la capital de este país, quedó prácticamente desierta, con la presencia en las calles de solo vehículos privados, ya que el transporte público era nulo. Las personas, además, han optado por permanecer en sus casas por precaución.

Al mediodía un grupo de personas intentó llegar hasta el Parlamento, pero fue dispersado por agentes de la Policía, que hizo disparos al aire, de acuerdo con distintos reportes. Aunque las aerolíneas han empezado a retomar los vuelos, la situación sigue siendo tensa y varios embajadas, como la de Alemania, Canadá y Estados Unidos no abrieron hoy sus puertas y han pedido a sus ciudadanos no salir en la calles y estar atentos.

La violencia callejera se desató el viernes pasado en Puerto Príncipe, cuando el Gobierno anunció que al día siguiente entraría en vigor un fuerte incremento del precio de los combustibles, como parte del paquete de ajustes que firmó en febrero último con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Este sábado se recrudecieron las manifestaciones y actos vandálicos y el primer ministro, Jack Guy Lafontant, quien en un primer momento había llamado a la calma, anunciaba horas después de que el aumento quedaba sin efecto “hasta nuevo aviso”.

Sin embargo, el caos continuó en la capital y otros puntos del país, a pesar de que casi a medianoche del sábado el presidente haitiano, Jovenel Moise, recordó que el incremento había sido revocado y pidiera la calma y el retorno de la normalidad.

Las autoridades dispusieron aumentos de un 37 % en el precio de la gasolina; de un 40 % en el gasóleo (diesel) y más de un 50 % en el queroseno, este último muy utilizado para alumbrar las casas haitianas de amplios sectores de escaso poder adquisitivo.

El ministro de Comunicación del país, Guyler C. Delva, señaló este viernes en Twitter que “el tiempo de los golpes de Estado ha terminado” y que Moise “fue elegido democráticamente” y “seguirá trabajando para sacar a la población de la pobreza”.

Por su parte, el Ministerio de Turismo condenó este viernes los ataques a los hoteles y otros bienes privados este fin de semana. “No podemos resolver los problemas con violencia (…) hay que respetar los bienes y las infraestructuras”, señaló en un comunicado.

La Comunidad del Caribe (Caricom) expresó hoy su “profunda preocupación” por la violencia desatada en Haití. En un comunicado, el presidente de Caricom, Andrew Holness, en nombre de los miembros, agregó que dicho organismo “deplora la pérdida de vidas, propiedades y ataques contra infraestructuras” e hizo un llamamiento a la “contención” y a que se “ponga fin a las protestas y la violencia”.

Los temas que han desencadenado las mismas solo pueden ser solucionados en un ambiente de calma, por lo que en ese sentido, la Comunidad del Caribe da la bienvenida a acciones tendentes a apaciguar la situación”, agregó.

Por último, subrayó que la comunidad desea que se vuelva “lo antes posible” a la normalidad y, mientras tanto, da la bienvenida al apoyo de las Naciones Unidas para “seguir la situación de cerca”. Las protestas violentas de los tres últimos días en Haití alcanzaron la ciudad de Malpasse, fronteriza con República Dominicana, donde fueron incendiadas las oficinas aduaneras, por lo que el Gobierno dominicano anunció el reforzamiento de la seguridad en la frontera entre ambas naciones.


https://www.nodal.am/2018/07/nueva-crisis-en-haiti-huelga-protestas-y-varios-muertos-en-protestas-contra-las-politicas-impuestas-por-el-fmi/

Cuando de comparar modelos económicos se trata siempre suena el «modelo chileno» o «uruguayo», dejando otros de lado, muchas veces por una malintencionalidad manifiesta o por simplemente desconocimiento. Bolivia ha demostrado desde la asunción de Evo Morales que con lo propio se puede comer diariamente y nutritivamente, hecho que en el país hermano esto hace años era una excepcionalidad. Hoy, con la figura central del Estado, quien ha tomado el papel de empresa, de industria y de banco, tal como lo reclamaba Moreno hace doscientos años. Un modelo de país que los argentinos deberemos estudiar para lograr una sociedad más justa. 

Por Fernando Molina*

El modelo económico boliviano es celebrado por distintos sectores políticos y por los más diversos actores internacionales. Para muchos, se trata de la prueba de que la izquierda también puede desarrollar una gestión eficiente de la economía, sin dejar de atender las necesidades sociales de la población. Pero el modelo, para muchos «milagroso», también tiene sus problemas.

Se suele atribuir parte del éxito económico de Bolivia en el último tiempo a las «Arcenomic», término que alude a Luis Arce, el economista que diseñó el modelo de desarrollo del país y que lo dirigió personalmente de 2006 a 2017, año este último en el que enfermó y renunció a su posición como ministro de Economía de Evo Morales. Arce es un economista fuertemente contrario al neoliberalismo, partidario del Estado, pero moderado en política económica y prudente en la macroeconomía. Su línea continua guiando las decisiones del gobierno boliviano y sigue cosechando éxitos. Entre ellos puede destacarse el crecimiento en un 4,7% del PIB durante este año. Sin embargo, esta política no está exenta de críticas. Hay quienes la consideran como posible generadora de la llamada «enfermedad holandesa», es decir, de la tendencia crónica de una economía extractiva a gastar mal.

El modelo boliviano considera la existencia de dos sectores. Uno de ellos es el «generador de excedentes», compuesto por las industrias petrolera, minera y eléctrica. El otro sector, en cambio, es el «generador de ingresos y empleos» y lo conforman las industrias manufactureras, agropecuarias, la construcción y el turismo, entre otras. El modelo se basa en la toma del primer sector por parte del Estado (que se convierte así en el principal actor de la economía) y en la transferencia de los excedentes de este al segundo sector por la vía del gasto público y la redistribución económica –es decir, de la ampliación de la demanda-.

Hace unos días, el ministro de la Presidencia, Alfredo Rada, espetó a los empresarios que estaban ante «un gobierno de los trabajadores». Esta afirmación debe examinarse a la luz de lo siguiente: mientras que la presencia del Estado en el sector «generador de excedentes» es casi total, el sector «generador de ingresos y empleo» sigue siendo mayoritariamente privado y sigue orientado al lucro. Esto diferencia al modelo boliviano del «socialismo del siglo XXI». Las limitaciones que ha puesto el gobierno al sector privado solo han sido cuantitativas. Todas ellas las ha tomado del arsenal nacional-popular y no del socialista. La lista es la siguiente: una política salarial dictada desde arriba y fuertemente «pro trabajador», ciertos «topes» a las exportaciones de alimentos –a fin de asegurar el abastecimiento interno-, y la imposición a los bancos de «cuotas mínimas» para los distintos tipos de crédito. Los empresarios dicen que estas medidas han impedido que la inversión privada sea más vigorosa, pero nadie piensa que la hayan detenido como ocurrió en Venezuela. Las principales amenazas a la industria nacional no son las nacionalizaciones sino la importación muy abundante (y a menudo ilegal) de algunos productos, así como un tipo de cambio inmóvil y sobrevalorado.

El modelo de transmisión de excedentes «hacia dentro» ha sido exitoso en el corto plazo. Gracias al shock de ingresos que sacudió al país entre 2006 y 2014 –todos canalizados hacia el mercado interno-, se incrementaron el consumo y las actividades destinadas a satisfacerlo. Además, se favoreció el bienestar social. La extrema pobreza monetaria (ingresos de menos de 2 dólares al día) cayó de 38% a 18%, y hoy es de solo de un 10% en las ciudades. Al mismo tiempo, Bolivia se convirtió en un país de ingresos medios: «solo» el 30% de su población gana menos de 4 dólares por día. Ocurrió así el «milagro».

Sin embargo, y tal como afirma la teoría de la «maldición de los recursos naturales», puede haber complicaciones con este tipo de modelo. Cuando los excedentes se originan en la extracción de recursos no renovables se tiende a distorsionar la economía a largo plazo, así como a cambiar la mentalidad de la sociedad convirtiéndola en «adicta» a la recepción de estos excedentes «fáciles». La «enfermedad holandesa» es un crecimiento contrahecho a causa de la «fuerza gravitacional». Evidentemente, promueve la actividad extractiva sobre todos los demás sectores. Se trata de un fenómeno que valoriza la moneda nacional, aumenta la capacidad de compra de los salarios y, en consecuencia, dispara las importaciones, mientras que disminuye la competitividad exportadora del país. Todos estos síntomas se han presentado en Bolivia, aunque los puntos de vista sobre sus implicaciones son disímiles. El gobierno cree que la transferencia de excedentes no tiene por qué causar «rentismo» o dependencia de los sectores productivos de las rentas del gas. Esto, siempre y cuando se los destine a la inversión pública en infraestructura, a la creación de empresas estatales saneadas y a una política social muy activa en un contexto de equilibrio macroeconómico.

Sin embargo, con los años los problemas causados por esta «transferencia hacia dentro» se han ido sumando. Algunos casos de inversión pública se han comenzado a revelar como «despilfarro»: escuelas sin alumnos, carreteras poco usadas y aeropuertos innecesarios. Al mismo tiempo, solo algunas empresas estatales –las que operan en nichos tradicionalmente rentables– han logrado generar altas utilidades. Pero las demás trabajan de forma muy ajustada o pierden dinero. Finalmente, el equilibrio macroeconómico se ha visto comprometido por la caída del precio del gas que el país exporta y que es responsable de la mayor parte del shock de ingresos o, para seguir con la nomenclatura que estamos usando, del shock de «excedentes» experimentado. Desde 2015, Bolivia presenta una sistemática caída de sus ingresos internacionales, que sumó un 40% entre 2014 y 2017. El país tiene, en consecuencia, problemas para financiar los gastos de un Estado ampliado, por lo que registra ya por tres años un déficit fiscal de alrededor del 7% del PIB. En el mismo periodo las importaciones solo han caído un 20% (lo que parece confirmar el diagnóstico de «enfermedad holandesa»), por lo que se ha producido una merma en las reservas internacionales de 15.000 a 10.000 millones de dólares. Esta situación sigue siendo controlable, pero constituye el talón de Aquiles del modelo (en realidad, de todos los modelos latinoamericanos, toda vez que la región comercia en una moneda que no es la suya). En este momento, las reservas disminuyen a razón de 200 millones de dólares mensuales y se calcula que, si el gobierno las dejara caer a 6.000 millones o menos, Bolivia estaría en un serio problema.

Ventajas y problemas de la “bolivianización”

Evo Morales dijo más de una vez que la estabilidad, es decir, el equilibrio macroeconómico, es «un patrimonio del pueblo boliviano» y debe conservarse. No es una tarea del Fondo Monetario Internacional –como ocurría en el pasado-, sino de un programa monetario y fiscal que, aprobado por el Ministerio de Economía y el Banco Central, define la cantidad de dinero que se pone en la economía a fin de alentar la actividad económica sin crear presiones inflacionarias (desde hace ocho años que la inflación se ha mantenido en niveles bajos). Este programa ha sido facilitado por la abundancia de las reservas internacionales a consecuencia del boom de ingresos del exterior que vivió el país entre 2006 y 2014, pero también del que probablemente es el mayor logro financiero de la gestión de Morales: la «bolivianización» de la economía. Gracias a ambos factores, la política monetaria y fiscal han podido ser constantemente expansivas y han alentado un crecimiento continuo del PIB anual que ha sido el mayor de la historia del país.

Bajo el neoliberalismo, las autoridades monetarias no podían impulsar el crédito interno, pues este estaba casi completamente dolarizado. El nivel de las reservas internacionales se había convertido en una rienda cuyo largo marcaba la amplitud máxima a la que podía crecer la economía. Ahora el gobierno tiene más juego de cintura. Si a fines de la década de 1990 solo el 3% de los depósitos del sistema financiero estaba nominado en bolivianos y el resto en dólares, hoy esto es casi al revés: 94% de los depósitos está en bolivianos y solo el 6% en dólares.

¿Qué pasó? Gracias a la entrada de una gran cantidad de dólares (100.000 millones) por el boom de las exportaciones, el boliviano se valorizó (o cada dólar comenzó a cambiarse por menos bolivianos). Hasta 2011, el tipo de cambio fluctuaba libremente, así que la valorización dio al público la señal de que tener dólares significaba perder dinero. Luego el gobierno estabilizó el tipo de cambio en 6,96 bolivianos, que es el precio fijo del dólar desde 2011. Si se toma en cuenta la inflación, esto implica que con el transcurso del tiempo cada dólar puede comprar cada vez menos cosas dentro del mercado interno. Estos estímulos cambiarios se complementaron con un mayor encaje bancario en dólares y la transformación del Impuesto a las Transacciones Financieras, a fin de que solo gravara a las operaciones en moneda extranjera. Estas medidas, en un contexto de gran confianza en la economía nacional y con una gran cantidad de reservas internacionales de respaldo, obraron otro «milagro». La bolivianización ha permitido que las autoridades monetarias mantengan un volumen expansivo de crédito a los actores productivos, incluso desde que las reservas internacionales comenzaron a caer en 2015.

Ahora bien, el problema está en que la bolivianización necesita que el tipo de cambio sea fijo, porque si no fuera así y ocurrieran devaluaciones, estas podrían llevar a las personas, deseosas de no perder su capacidad de compra, a usar nuevamente el dólar. Se ha dicho que ese es el segundo talón de Aquiles (o, mejor dicho, otro aspecto de la misma debilidad) de la política monetaria actual, ya que le quita a las autoridades la herramienta de la devaluación como medio para abaratar el costo de las exportaciones y enfrentar escenarios como el actual, en el que los países vecinos han realizado esta maniobra cambiaria y, por tanto, ponen productos más baratos en los mercados clientes de Bolivia y en el propio mercado nacional.

El gobierno no cree que la devaluación funcione en Bolivia. Piensa que la industria local no se beneficia claramente con un boliviano más barato, porque es muy dependiente de maquinarias e insumos importados, y un boliviano barato reduce la capacidad para importar. Por esto en los últimos años el oficialismo ha resistido cualquier «tentación» de devaluar el boliviano. Sin embargo, tal tentación solo puede ser resistida cuando se tiene un alto nivel de reservas, lo que nos conduce nuevamente al mismo punto. Es decir, al punto de las divisas y del precio y el volumen de las exportaciones que pueden generar divisas. La estabilidad del modelo boliviano actual se disputa en la arena de la producción de suficientes divisas para sostener la transferencia de excedentes y, con ello, la demanda interna incrementada. (NODAL)

*Periodista y escritor. Autor de La izquierda boliviana frente a la revolución y la democracia. Del marxismo nacional al MAS y La idea aristocrática y la idea liberal. Estudio de la élite política boliviana del siglo XIX

Sin compartir en su totalidad las posiciones políticas tanto del periódico Página 12, como las del entrevistado, José Mujica, consideramos necesario difundir las opiniones de aquellos referentes políticos de la América Morena que sin lugar a dudas han sostenido la defensa de los sectores populares en el marco de una integración latinoamericana que aún aspira a concretarse. En este caso, el ex presidente uruguayo señala la importancia estratégica de la Universidad en esta tarea y realiza un crítico a la deshumanización del hombre a partir del modo de vida que impone el sistema capitalista a escala mundial (Revista Universitaria).

- — -

“Donde he visto gérmenes de un futuro más generoso es en las universidades”

“A los que les gusta la plata hay que correrlos de la política. Hay que vivir como el pelotón de la sociedad, como la inmensa mayoría. Si perdemos la confianza de la gente que defendemos, somos unos impostores. Hay que vivir como se piensa, porque de lo contrario terminamos pensando como vivimos. La izquierda del futuro debe defender eso y debe preocuparse por esto”, dijo a Página 12, el ex presidente de Uruguay, José “Pepe” Mujica en una definición que lo pinta de cuerpo entero y que expresa en toda su dimensión la premisa de predicar con el ejemplo, una de sus mayores cualidades como dirigente político latinoamericano.

Mujica, a sus 82 años, dio una extensa entrevista al diario publicada el domingo donde volvió a mostrar su enorme capacidad para comprender la realidad y desafiar a la clase política con su mirada inteligente, sagaz y crítica respecto de los desafíos que América Latina, y particularmente la izquierda, tienen por delante.

El ex presidente uruguayo, abrió las puertas de su chacra a las afueras de Montevideo  y con la sencillez y coherencia que lo han caracterizado durante toda su vida pública, Página 12 accedió a más de una hora de charla donde dejó una cantidad de definiciones sobre Lula y la dirigencia política, las debilidades de la izquierda, la despenalización del aborto y la droga, el exacerbado consumo del capitalismo actual, entre otros temas, sobre los cuáles al día de hoy son motivo de reflexión y discusión.

Durante el encuentro, Mujica también accedió responder unas preguntas para Universidad, en lo que pudiera haber sido una clase de pensamiento político por la contundencia de sus reflexiones y la claridad para transmitir su mirada, y que en parte se transcribe a continuación.

El también senador valoró el rol de los jóvenes, marcó las diferencias del mundo actual con los tiempos de su juventud, el importante rol de las universidades y hasta realizó un desagravio a Marx y a Lenin por endilgarles la responsabilidad de los errados diagnósticos de la izquierda avanzado el siglo XX e iniciado el siglo XXI.

¿Cuál es su consejo para los jóvenes que están hoy en las universidades y que pueden ser los dirigentes del mañana?

Los trabajadores de mi época hablaban del proletariado, los trabajadores del futuro serán todos universitarios. Los trabajadores del futuro tienen una enorme ventaja que es ser más calificados, más cultivados pero también tiene una enorme debilidad, van a ser más débiles, porque son más modernos y menos primitivos. Hoy tienen mejor cabeza pero son más flojitos de cuerpo, más débiles para soportar la dureza de las privaciones, pero muchos más inteligentes para avizorar caminos, vaya contradicción. Yo ya estoy muy usado, no voy a ver ese mundo.

Si bien lo ve lejano, el líder uruguayo retoma esta contradicción entre lo viejo y lo nuevo y hace un llamado al pensamiento de la izquierda y a sus nuevos desafíos frente a un contexto signado por el excesivo consumismo del capitalismo.

En este sentido, se expresa con un fervor que deja de lado el sabor a pesimismo que puede tener alguna de sus consideraciones: “El concepto de felicidad humana no es una boludez poética”, –aclara-. “Hay que crear un entorno amigable para la vida. Si la izquierda no se preocupa por estas cosas, ¿quién se va a ocupar?.

Ahora, si nosotros estamos buscando en los libros viejas respuestas a problemas que aparecen hoy, no es culpa de Marx o de Lenin que no tuvieron los conocimientos respecto a la conducta humana hoy. Antes pensábamos: nosotros somos todos nietos de Robespierre, del Dios Razón. Hoy sabemos del Dios Tripa, que muchas veces lo que decide la cabeza es lo que hace rato decidieron las tripas. Bueno, no tenían por qué saberlo.”

Dentro de esta cultura del consumismo, los jóvenes son permanentemente estigmatizados por los medios y la sociedad en su conjunto. ¿Cuál es el rol de los jóvenes organizados?

Donde he visto gérmenes de un futuro más comprometido y más generoso, y un hombre mejor, es en el piso de las universidades del mundo.  Y eso es lo que tienen en común lugares como Japón y Turquía, y estos con Alemania, con Oxford, con Nueva York, con México, con Argentina o con Brasil. 

El mundo que viene, no por bueno, va a necesitar masivamente trabajadores con capacidad terciaria. El mundo que viene va a multiplicar las universidades porque lo precisa, no por bueno. Esos trabajadores en un mundo tecnológico son los que van a dejar plusvalía.

Pero hay que discutir además de econometría, todas estas cosas que hemos estado hablando. Creo que hay que apostar a trabajar políticamente con los muchachos, es más, trabajar con ellos cumple con el papel que en mi juventud cumplía el trabajar con los obreros. Hay que dedicarle el gran esfuerzo político porque para donde se vayan volcando los jóvenes será el mundo todo (Pàgina 12).

 

El desenfado con el que este gobierno deja fijar la agenda económica de un país de 44 millones de personas por parte de un agente extranjero, es inédito. La categoría «vendepatria», aquella con la que Perón acusaba a los cabecillas del régimen de la Revolución Fusiladora, ya nos queda chico al hacer referencia a los Peñas o Caputos, personajes ya faltos de imaginación al explicar los motivos de tamaño atropello.

Este nuevo decreto, que es disimulado por la prensa haciendo hincapié en un sencillo recorte a viáticos de funcionarios y vehículos oficiales, contempla un fuerte ajuste a las universidades. El decreto dejará sin efectos a los convenios del gobierno con las universidades nacionales, lo que anticipa un despido de al menos 3.000 empleados contratados por medio de Asistencia Técnica. A ello se le suma la eliminación de bonos e incentivos para los trabajadores públicos y el congelamiento de la planta del Estado.

Mientras Caputo de gira por Nueva York ofrece bonos del Estado argentino en dólares. El ajuste fresquito es la mejor carta ante las demandas de reducción del déficit que los «inversores» realizan (Revista Universitaria).

- — -

A través del decreto 632/2018 el Gobierno decidió un congelamiento en las contrataciones en la administración pública, una reducción del uso de vehículos oficiales y viajes, y un recorte presupuestario de las universidades. Con estas medidas, se proponen ahorrar en Casa Rosada más de $ 20.000 millones.

La norma congela las contrataciones en el sector público hasta el 31 de diciembre de 2019, al mismo tiempo que prohíbe la implementación de bonificaciones y premios, y recorte de gastos en movilidad y viáticos.

Respecto al congelamiento de designaciones, abarca a toda la estructura del Estado con excepción de la Agencia Federal de Inteligencia, la Administración Federal de Ingresos Públicos, el Servicio Penitenciario Federal, las Universidades Nacionales y las Fuerzas Armadas y de Seguridad.

También quedan al margen de esta decisión los nombramientos en el Sistema Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación, Servicio Exterior y el Cuerpo de Guardaparques Nacionales.

Además, el decreto define que los convenios vigentes celebrados entre el Estado y universidades nacionales, provinciales privadas u otras instituciones de enseñanza pública, quedarán sin efecto a partir del 1 de enero de 2019.

La norma prohíbe además las bonificaciones, premios, incentivos y suplementos que percibe el personal del sector público hasta el 31 de diciembre de 2019.

Respecto a las sumas abonadas en concepto de servicios extraordinarios, gastos de movilidad, gastos fijos de movilidad, reintegro por gastos de comida y viáticos, el decreto exige que los organismos remitan, dentro del plazo de 30 días de su entrada en vigencia, un informe a Modernización en el que se contemple «la evolución de los citados conceptos, que avale su cumplimiento y que prevea su disminución en un 30% para lo que resta del ejercicio presupuestario en curso».

Sobre los viajes al exterior, el decreto establece que sólo las autoridades de nivel de Ministro o superior podrán utilizar pasajes de clase ejecutiva, con la aprobación previa de Jefatura de Gabinete. En el caso de los funcionarios con rango de Secretario, sólo podrán hacer uso de clase ejecutiva cuando el viaje tenga una duración mayor a las ocho horas.

La Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE) deberá efectuar en el plazo de 30 días un relevamiento de vehículos de uso oficial que se encuentren tanto a disposición del traslado de funcionarios como los destinados al uso operativo del área a la cual se encuentren asignados, y un informe de la flota óptima de vehículos, «a los efectos de posterior transferencia o enajenación según criterios de razonabilidad y austeridad».

Mientras se elabora dicho informe, el Gobierno decidió suspender los procesos de adquisición o alquiler con opción de compra de vehículos destinados a uso oficial que se encuentren en curso.

La medida lleva las firmas del presidente Mauricio Macri, el jefe de Gabinete Marcos Peña, y los ministros de Modernización Andrés Ibarra, y de Hacienda y Finanzas, Nicolás Dujovne (Ámbito Financiero)

A continuación compartimos una nota que fue publicada en Diario “Clarín” sobre distintas encuestas que muestran como las expectativas sobre el Gobierno de Macri se van desmoronando cada vez más, a medida que transcurren los días en la argentina. Recomendamos ingresar al link de la nota para poder apreciar en detalle cada uno de gráficos.

___________________________________________________________________________________________________________________________________

Clarín accedió a ocho sondeos distintos. Locales y nacionales. El descontento en la tropa propia y el consuelo de la grieta.

Incertidumbre. Acaso en una sola palabra, que el Gobierno no logra despejar, se explique el (mal) humor social extendido entre los argentinos. Y que encuentra hoy al presidente Mauricio Macri y su administración en un presente complicado a los ojos de la sociedad: pese al acuerdo con el FMI, pese a los cambios de funcionarios, las expectativas económicas siguen con tendencia a la baja. Ahora, con un aditamento extra: el descontento también se siente fuerte entre los votantes de Cambiemos.

Clarín analizó los resultados de 8 encuestas de diferentes consultoras a las que accedió en los últimos días. Decenas de números que muestran el recorrido de la imagen de Macri y su gestión, de dónde viene, la foto actual y lo que vislumbran los argentinos a futuro.

Más allá de los matices, hay algunas conclusiones bastante generalizadas:

- La imagen del Presidente y su administración habían tocado un pico (positivo) tras el triunfo electoral de octubre, pero tras la cuestionada reforma previsional empezó a caer y aún no está claro cómo terminará. Hoy todos esos números tienen un diferencial en rojo (más negativos que positivos).

- La caída de Macri arrastró a sus dos principales gobernadores: María Eugenia Vidal y Horacio Rodríguez Larreta. Más a la primera que al segundo en varios sondeos, aunque la mandataria bonaerense sigue siendo la dirigente con mejor imagen del país.

- Ningún opositor logró capitalizar aún esta caída. La que más creció es Cristina Kirchner, con su inteligente silencio en medio de la crisis económica, pero aún mantiene altos niveles de rechazo.

- Esta particularidad, y la persistencia gruesa de la grieta, hace que Cambiemos (Macri, básicamente) siga conservando números aceptables cuando se plantean escenarios electorales para 2019.

Sin embargo, los últimos trabajos encienden dos nuevos alertas: los anuncios económicos (el acuerdo con el Fondo, y el recambio de funcionarios en el Banco Central y los ministerios de Producción y Energía) no lograron recrear las expectativas económicas, un insumo clave para los triunfos electorales de Cambiemos. El dólar inestable y la inflación en alza repercuten claramente.

La mayoría de los consultados por las firmas dice que está peor que hace un año y cree que dentro de un año el panorama será aún más complicado. También ponen en duda la capacidad del Gobierno para solucionar los problemas.

Uno por uno, estos son los datos más salientes de las encuestas: 

Management & Fit

La encuesta semanal, nacional, que la consultora hace en exclusiva para Clarín muestra en su última medición números bajos en las expectativas económicas y políticas. 

El trabajo se denomina «Indice de Optimismo», aunque a futuro pareciera haber más bien pesimismo. El índice de expectativas económicas llega a 32,1 puntos sobre 100Apenas un 10,3% cree que la situación de los precios mejorará. También hay alertas por el empleo. 

Respecto a las expectativas políticas, cayó en la última semana la ponderación del liderazgo del Presidente y de la capacidad del Gobierno (en 27,6 y 22,3 puntos, respectivamente).

«La diferencia en el optimismo entre lo que se espera del futuro de la economía y el diagnóstico sobre la situación actual se situó en 4,6 puntos (la diferencia entre índice de expectativas y el de confianza económica). Esto implica una caída de 8,2 puntos en dicha diferencia respecto a su pico en Junio de 2016, cuando las expectativas mantenían un nivel muy por encima del diagnóstico actual», resume el licenciado Juan Pablo Hedo, de M&F.

D’Alessio IROL — Berensztein

Sondeo online, nacional, de 1.477 casos. ¿Algunas conclusiones? «Los sucesos económicos recientes acentuaron la crítica del presente y el pesimismo hacia el futuro. Los votantes del actual Gobierno sienten que aún no recibieron lo que esperaban, pero mantienen su confianza en la gestión», dice el informe en su arranque. 

Opinaia

Otra consultora que mide online y tuvo excelentes pronósticos en las últimas elecciones. En este caso, su último trabajo incluye el análisis de 3.108 casos, de todo el país, con un margen de error de 1,5%.

A favor del Gobierno, mejora la ponderación de la situación económica actual (la negativa baja de 55 a 50 puntos y la regular sube de 31 a 37), pero sigue creciendo el pesimismo respecto a cómo estará dentro de un año. El 45% cree que empeorará; 15 puntos más que en noviembre.

En este trabajo también aparece fuerte el descontento de los seguidores de Cambiemos: aunque por poco, son más los que creen que la situación actual del país es entre «mala y muy mala»(28%) que los que la consideran «buena y muy buena» (26%).

Gustavo Córdoba & Asociados

Días atrás, presentó su último trabajo nacional, de 1.200 casos y un margen de error de 2,83%. Sus principales conclusiones:

- La inflación sigue siendo el principal problema que preocupa a los argentinos (25,5%).

- La gestión del presidente Macri mantiene los altos niveles de rechazo en la opinión pública, con un 60%.

- Se mantiene el pesimismo respecto de la marcha de la economía a futuro. La mayoría de los argentinos cree que dentro de un año la situación de la economía va a empeorar y sólo 27% opina de modo contrario.

Ricardo Rouvier & Asociados

Su último monitoreo nacional, de 1.200 casos y un margen de error de +/- 2,8%, hace dos ponderaciones de las expectativas económicas. Una general y otra puntual con la inflación. Las dos le dan al Gobierno en baja.

Consuelo para Macri: aunque se trata de un encuestador que midió durante años para el kirchnerismo, es uno de los que aún le otorga una diferencia clara al actual presidente en un eventual balotaje con Cristina: 43,6% vs. 35,8%.

CIGP

El trabajo de la Consultora de Imagen y Gestión Política, una firma chica que viene midiendo en las últimas elecciones, es de Ciudad y Provincia de Buenos Aires: 939 casos con un margen de error de 3,2%.

El pesimismo sobre la gestión del Gobierno y el futuro económico se manifiesta en varios cuadros y números: más de un 60% considera estos dos años y medio de Macri como malos o muy malos; un 57,83% cree que el Gobierno no será capaz de revertir la crisis económica que atraviesa el país; un 60% piensa que el año próximo empeorará su situación personal; y un 68% opina que la situación del país también evolucionará para mal en 2019.

Taquion / Trespuntozero

En este caso, los datos de alerta para el Gobierno vienen en un interesante estudio sobre «credibilidad», cuyos resultados adelantó Clarín la semana anterior. Fue un trabajo nacional, de 2.275 encuestados y un margen de error de +/- 2,05%.

En un nivel de desconfianza generalizado entre las figuras y los partidos políticos, un 55,6% dijo que «no le cree» a Macri cuando habla (contra 34,4% que «sí le cree») y fueron más aún los que aseguraron no creer «cuando el Gobierno dice que trabaja para mejorar el futuro de los argentinos».

Circuitos

Otra encuestadora chica, que también midió para los últimos comicios. Ahora hizo un estudio en la provincia de Buenos Aires, de 955 casos y margen de error de +/- 3,5%. 

Es de las que peores números le da al Gobierno en el principal distrito del país. Respecto al futuro, más del 50% cree que la situación económica en los próximos meses empeorará y un 57,1% piensa que el Gobierno no puede resolver los problemas económicos del país.

 

Link de la nota: https://www.clarin.com/politica/ultimas-encuestas-alerta-gobierno-pese-cambios-mejoran-expectativas-economicas_0_Bkoo4R17X.html

ARGEN PAPERS. Capítulo 5. COTO: “Yo te conozco”.

Publicado en Opinión Domingo, 08 Julio 2018 22:47

En este apartado del libro “Argen Papers” veremos cuál es la participación del dueño del único hipermercado que todavía es controlado por capitales argentinos, en paraísos fiscales. Su capital ha sido engordado por todos aquellos argentinos que alguna vez fueron a “hacer las compras” en este hipermercado, capitales que luego no son reinvertidos en el mercado interno sino que han ido a parar a alguna cuenta offshore.

señor Coto, yo lo conozco muy bien y se cómo trabaja sobre el bolsillo de los argentinos”, arremetió Nestor Kirchner al cuestionar la política de comercialización del dueño de la cadena de supermercados. Terminaba noviembre de 2005 y el gobierno pretendía renovar los acuerdos de precios alcanzados con las principales bocas de expendio del país. “Ustedes me quieren hacer pelear con Tyson”, se excusó el empresario cuando los periodistas le pidieron que le respondiera al entonces Presidente. A pesar de las tensiones permanentes con los distintos funcionarios kirchneristas, la facturación y la rentabilidad de la cadena mejoraron al ritmo de los aumentos  en los ingresos de los consumidores y la inflación. Coto no solo conoció el mundo offshore a través de Mossack Fonseca. El empresario y sus compañías figuran en los distintos registros sobre fuga de divisas del país. La investigación del Congreso da cuenta de la salida de 63, 6 millones de dólares a nombre de coto Centro Integral de Comercialización S.A. (Coto C.I.C.S.A.), y el resto de las operaciones identificadas en 2008, 2009 y 2014 es a nombre propio. En total, las cifras disponibles en los distintos registros suman 110 millones de dólares. Sin duda, coto le puede decir al mundo offshore: “Yo te conozco”.   

9 de Julio – Almuerzo Patriótico

Publicado en País Domingo, 08 Julio 2018 15:24

«El endeudamiento y el desempleo no se solucionan ni con propinas ni con changas; las mayorías argentinas reclaman la independencia cultural y económica.»

Con ese lema, el Movimiento de Integración Nacional y su brazo universitario, Agrupación Universitaria Nacional invitan a compartir el pan y el vino en el almuerzo patriótico del 9 de julio, con el propósito de conmemorar la gesta histórica de nuestra Independencia, y enfrentar las actuales formas de dominación extranjera que encadenan a nuestro país y a Suramérica.

Los continuadores modernos del Directorio rivadaviano vendepatria, hoy son los aliados locales del poder financiero y el capital concentrado foráneo. Desde la Casa Rosada endeudan y ajusta a los argentinos, colonizan la cultura, la educación y gobiernan a través de la opinión pública impuesta por los monopolios mediáticos, expropiando al pueblo la actividad política, la conciencia histórica y nacional, imprescindibles para la movilización política democrática, en pos de alcanzar una sociedad más justa en una Nación latinoamericana solidaria e integrada.

Viva la América Morena! El ex presidente Luiz Inàcio “Lula” Da Silva, ha quedado jurídicamente libre en el día de hoy, y sería puesto en LIBERTAD en las próximas horas. La rosca oligárquica suramericana y el Departamento de Estado yanqui muerden el polvo y quiebran sus uñas de rabia e impotencia.

Un recurso de habeas corpus interpuesto por sus compañeros del Partido de los Trabajadores ha sido resuelto favorablemente por un Tribunal de Justicia; y el jefe del movimiento popular podrá reencontrarse con el humilde pueblo brasileño que veló por él, y lo custodió mientras la dictadura financiera del agente de la CIA Michel Temer lo mantuvo en cautiverio. Hoy 8 de julio es día de libertad, de independencia, de justicia y esperanza. Hoy, es el día del pueblo latinoamericano.

______________________

Lula libre: un tribunal aceptó un pedido de hábeas corpus y saldría de prisión hoy mismo

El ex presidente brasileño quedó oficialmente en libertad y se suspendió el cumplimiento de su condena.

08 de Julio 2018 · 13:00hs

Luego de que los diputados Wadih DamousPaulo Pimenta y Paulo Teixeira del Partido de los Trabajadores interpusieran un pedido de hábeas corpus, el Tribunal Regional Federal de Brasil decidió la liberación del ex presidente Luiz Inácio “Lula” da Silva.

Así, el cumplimiento de su condena queda oficialmente suspendido y el desembargador del tribunal, Rodrigo Favreto, ordenó que se proceda a la liberación inmediata de Lula, que podría ocurrir en las próximas horas. (Bing Bang News)