La Redacción

 

El acuerdo con el Fondo Monetario Internacional indigna a millones de argentinos, quienes quizá sin entender muy bien las razones, lo sienten como un atentado a la patria. El desempleo y la merma del salario se contraponen con los millones de dólares depositados en cuentas offshores de funcionarios y amigos del gobierno. Las calles se encrudecen ante cada nueva protesta social. Un tufillo a 2001 ronda en el ambiente.

Ante este museo de grande novedades, ante tantos interrogantes sin respuestas, nosotros nos preguntamos ¿y si Jorge Abelardo Ramos tenía razón?

El Colorado Ramos, político y autor ineludible del pensamiento nacional, indagó a lo largo de su obra en las razones histórico políticas de la condición de atraso de América Latina. Con su afilada pluma y voraz ingenio, narró cómo con el paso del tiempo se forjó una identidad común entre los latinoamericanos que nos permitiría conformarnos como una solo Nación.

Pero la acción de las oligarquías locales en alianza con los imperios más poderosos rompió esa unidad formándose estados alrededor de cada puerto. A los laureles de Mayo de 1810 le sobrevinieron las cadenas de la integración perdida y la Nación inconclusa.

Con Rivadavia y la barbarie porteña al gobierno, y la Baring Brothers y los industriales ingleses al poder, el ideal de una América unida acompañaba a San Martín al exilio.

200 años después, de la misma forma que la Casa Baring sentaba las bases del gobierno rivadaviano, el FMI fija la política cultural y económica de Macri. Se rompen los lazos de integración con los países hermanos de la América Morena y nos subordinamos ante el capital foráneo.

La historia, para el Colorado y para nosotros, es maestra de la política. Sus obras fundamentales “Revolución y Contrarrevolución en la Argentina” e “Historia de la Nación Latinoamericana” han de ser los instrumentos más valiosos para comprender las claves del drama actual: por qué fuimos argentinos pudiendo haber sido americanos, por qué conformamos un país, pudiendo haber integrado una Nación.

Con el objetivo de comprender e intentar romper de una vez las mordazas impuestas por los contrarrevolucionarios de ayer y de hoy, los/as invitamos a participar del Ciclo de charlas “¿Y si Jorge Abelardo Ramos tenía razón?”. En esta oportunidad utilizaremos el tomo titulado “Del patriciado a la oligarquía” y veremos cómo se cierra un ciclo en el largo proceso de conformación del Estado Nacional al federalizarse Buenos Aires.

Recambio de autoridades en la FUCuyo

Publicado en Opinión Domingo, 17 Junio 2018 23:42

COMPARTIMOS EL COMUNICADO DEL FRENTESOMOS LA UNIÓN» FRENTE AL CAMBIO DE AUTORIDADES EN EL GREMIO ESTUDIANTIL.

El frente Somos La Unión realizará recambio de autoridades en las Secretarías de la Federación Universitaria de Cuyo.

Las agrupaciones que componemos este frente político, tenemos vocación frentista, voluntad de reunirnos con aquellas organizaciones que representen al campo nacional y popular en su pluralidad de expresiones.

Como ya es costumbre, cada organización que forma parte del frente participa de forma activa en los cargos, puestos o lugares obtenidos de nuestra participación en distintas elecciones. Cada compañero o compañera que se desempeña en el puesto, lo hace de manera tal de representar al conjunto de agrupaciones que participamos en ´Somos la Unión´. En esta oportunidad rotaremos la Secretaria General que pasará de manos de Mariana Abrego a Agustín Silvestri. También la secretaría de Género y Diversidad cambiará de titularidad, pasará de Marianella Iuliano a Paloma Colombo.

Nuestro frente advierte que los tiempos que corren son difíciles para la Educación pública y gratuita y para los argentinos y argentinas que trabajan. Esto determina redoblar los esfuerzos y profundizar nuestro compromiso con la defensa de la Educación, el salario docente, el presupuesto educativo, el desarrollo del pensamiento nacional y popular, el compromiso con la emancipación femenina y todas aquellas teorías y acciones que garanticen que nuestra Universidad este al servicio del pueblo que la financia.

FRENTESOMOS LA UNIÓN»

En un fallo conocido este viernes, la Corte Suprema de Brasil estableció que llas prácticas del Juez Sérgio Moro en el marco de la denominada Operación Lava Jato son inconstitucionales

De este modo, se declaró contra la conducción coercitiva, el instrumento legal para que los investigados sean obligados a testimoniar por la fuerza, como hizo en marzo de 2016 el magistrado con el ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva.

Si bien esta decisión no implica en concreto un pronunciamiento acerca del pedido de libertad del ex mandatario y actual candidato a la presidencia, dan una señal de lo que podría pasar cuando el máximo tribunal deba tomar una determinación respecto de la solicitud de excarcelación.

Esta vez, en una votación que salió 6 a 5, el tribunal ratificó que llevar a alguien a declarar por la fuerza no siendo ni imputado ni procesado debe hacerse apenas como último recurso, si la persona ya se negó a las intimaciones formales.

El caso se inició a raíz del inicio de alto voltaje de la Operación Lava Jato, cuando el juez Moro envió a unos 500 policías federales a buscar al ex presidente en su casa en Sao Bernardo do Campo para ser interrogado por un comisario.

Pese a no conseguir pruebas, Moro condenó a Lula por corrupción por considerarlo culpable de recibir como soborno un departamento en la playa de Guarujá. El ex mandatario, a su vez, acusa al magistrado de persecución para impedirle participar de las elecciones de octubre próximo.

Ahora, la Corte Suprema espera el pronunciamiento de la fiscal general, Raquel Dodge, antes de someter a votación un pedido de libertad de Lula.

FUENTE:

http://www.infonews.com/nota/316281/brasil-un-fallo-de-la-corte-pone-a-lula

 

En el día de hoy rememoramos un fatídico acontecimiento de la historia argentina en el año 55’. Bajo órdenes militares, junto al apoyo de los sectores oligárquicos y más reaccionarios de la sociedad, con el principal objetivo de asesinar y derrocar mediante un golpe de Estado al presidente Juan Domingo Perón, el odio homicida de la oligarquía argentina y extranjera embestían al pueblo argentino con aviones de guerra que atacaron Plaza de Mayo, dejando un saldo de más de 300 muertos y miles de heridos.

Compartimos a nuestros lectores el testimonio en primera persona de Martín Balza, un veterano de Malvinas que con tan solo 16 años tuvo que padecer en carne propia dicha jornada trágica. Sumado al posterior discurso del General Perón en relación al bombardeo obrado por el sector más antipopular y antinacional de la Argentina.

Por Martín Balza

(Ex Jefe del Ejército Argentino. Veterano de la Guerra de Malvinas y ex Embajador en Colombia y Costa Rica).

EL día 16 de junio de 1955 fue jueves. Pasado el mediodía, me encontraba en la estación Retiro del ferrocarril general San Martín para tomar un tren al Colegio Militar en El Palomar.

Cursaba el último año de estudios y creo que regresaba después de realizar un trámite personal.

El día se presentaba gris plomo, plomizo. Un ruido similar a varias explosiones se escuchó desde la dirección de Plaza de Mayo, y alcancé a escuchar que alguien dijo: «¡Qué truenos!».

Subí al tren. Cuando llegué al colegio me enteré que los supuestos truenos no eran tales, sino que estaban bombardeando sectores de la ciudad de Buenos Aires, principalmente la Plaza de Mayo y sus adyacencias, todos objetivos civiles.

Más de 40 aviones de la Aviación Naval y de la Fuerza Aérea participaron en el letal bombardeo. La utilización de bombas de fragmentación potenció el efecto no solo sobre los edificios, sino también sobre miles de indefensos civiles al descubierto, carentes de protección alguna. El trágico saldo fue de 308 muertos y más de 800 heridos.

Entre los primeros, 3 pertenecían a la Fuerza Aérea y 17 al Ejército; entre ellos, 9 soldados del Regimiento de Granaderos a Caballo «General San Martín», escolta presidencial.

No se trató de efectos colaterales, cayeron bajo la metralla de proyectiles lanzados por hombres de las Fuerzas Armadas argentinas enceguecidas por la sinrazón. Muy pocos condenaron de forma abierta el ataque al pueblo.

Durante las primeras horas del día siguiente, pude apreciar personalmente los efectos del devastador bombardeo sobre la Plaza de Mayo y otros objetivos civiles.

Elogiaron el ataque, entre otros, los políticos Miguel Angel Zabala Ortiz (UCR), Oscar Vicchi (Conservador) y Américo Ghioldi (Socialista), quienes, de haber triunfado el golpe contra el gobierno de Juan Domingo Perón, asumirían el gobierno como un triunvirato «de facto».

Por parte del Ejército, el único comprometido –según fuentes confiables—fue el general León Justo Bengoa, quien a último momento y vislumbrando el fracaso, no participó («se borró», en la jerga coloquial) y adujo que con su tropa permanecía leal al gobierno.

Fracasado el intento los golpistas huyeron a la República Oriental del Uruguay, con excepciones como la del almirante Benjamín Gargiulo que optó por el suicidio.

Tres meses después, todos los nombrados, y muchos más, serían recibidos y premiados como conspicuos «libertadores» y aún años después ocuparon relevantes cargos políticos y militares en gobiernos constitucionales; entre ellos el ex almirante Emilio Massera, en el gobierno de María Estela Martínez de Perón, y el vicealmirante Máximo Rivero Kelly, en el gobierno del doctor Raúl Ricardo Alfonsín.

Comparto con Daniel Cichero que «…el 16 de junio marcó un jalón en las relaciones cívico-militar y orientó hacia la militarización de la política».

Pocos apreciamos entonces que, al decidir el bombardeo aéreo indiscriminado sobre la emblemática Casa Rosada, el comando pseudo revolucionario adoptó con deliberación una táctica que tuvo en el futuro cruentas consecuencias.

Los aviones tenían en su fuselaje la inscripción «Cristo vence». En la triste y cruenta jornada no faltaron grupos de «comandos civiles» ligados a partidos políticos opositores al gobierno.

Uno de ellos tomó por escasas horas las instalaciones de Radio Mitre obligando por la fuerza a transmitir una proclama revolucionaria que en algunos de sus párrafos decía: «El tirano ha muerto (…) Nuestra Patria, desde hoy es libre. Dios sea loado (…) Compatriotas: en estos momentos, las fuerzas de la liberación económica, democrática y republicana han terminado con el tirano (…) Ciudadanos, obreros y estudiantes: La era de la libertad y de los derechos humanos ha llegado».

Nunca –ni antes ni después—ninguna ciudad de nuestro país fue bombardeada.

En esa –me permito calificarla de oprobiosa y triste– oportunidad, armas de la Patria obtenidas para la defensa de su soberanía, fueron empleadas contra los propios argentinos por algunos miembros de sus Fuerzas Armadas.

Esos hombres carecieron de la valentía, la dignidad y la profesionalidad que nuestros pilotos evidenciaron en la Guerra de Malvinas.

El descabellado y criminal hecho no fue investigado, no hubo purgas ni persecuciones.

Las nuevas generaciones desconocen prácticamente este hecho, por eso es necesario recordarlo. Ese color plomo del cielo del aquel 16 de junio de 1955 nos marcó a fuego la Historia Argentina.

 

FUENTE:

https://www.infobae.com/opinion/2018/06/16/16-de-junio-de-1955-el-tragico-dia-que-bombardearon-buenos-aires/

 

COMPARTIMOS EL DISCURSO DEL GENERAL PERÓN LUEGO DEL BOMBARDEO:

https://www.youtube.com/watch?v=OvqLY52ja-0

 

El Gobierno, el ANSES y el FMI. Una bomba de tiempo

Publicado en País Sábado, 16 Junio 2018 17:42

Arrancó la carrera del Gobierno por cumplir con cada cosa que Christine Lagarde manda. Esta vez, el FMI dispone que la Anses se desprenda del Fondo de Garantías de Sustentabilidad (FGS) para pagar jubilaciones y pensiones. La última modificación en materia de jubilaciones que propuso el gobierno casi le cuesta el mandato, si cumplen con las nuevas exigencias quizás esta vez sí se termine.

El hit del Mundial Rusia 2018

Publicado en Opinión Sábado, 16 Junio 2018 16:06

«¡Que baje el dolar la puta que lo parió, que baje el dolar la puta que lo parió!», es el nuevo hit del Mundial Rusia 2018.

El «Toto» al rescate

Publicado en País Viernes, 15 Junio 2018 14:30

Compartimos la nota publicada por la Revista Integración Nacional acerca de la renuncia de Federico Sturzenegger a la presidencia del Banco Central de la República Argentina y su reemplazo, Luis Caputo.


Por Julián Bizzotto

La deteriorada imagen de Sturzenegger no daba para más. Al igual que en el 2001, vuelve a pedirle disculpas al presidente por no haber logrado los objetivos que le encomendaron los más altos mandos de las finanzas internacionales y le da paso a otro que promete mayores ganancias.

El expresidente del BCRA tuvo varias complicaciones para encargarse de la entidad monetaria. Cuadruplicó, por ejemplo, el “stock” de LEBAC emitido por el Banco, asegurando que de esa manera podría controlarse y reducirse en nivel inflacionario del país, cuando esa medida coyuntural no modifica que los oligopolios de la producción manejen a gusto y piacere los precios.

Por desgracia para los laburantes, el salario viene a la baja desde que inició el gobierno macrista. No le alcanzó si quiera con modificar el presupuesto 2018, del 10% al 15% de inflación; en 6 meses ya superó el 17%. Esto quiere decir que el Estado se ha endeudado internamente en términos siderales, pagando tasas de interés en pesos de hasta el 40%, llegando a emitir 1,2 billones de pesos en LEBACS (o sea, $1.200.000.000.000, igual a 12,5 presupuestos universitarios nacionales), sin poder contener el aumento de precios que hace que en cada reunión de laburantes se entone “Mauricio Macri, la puta que te parió!”.

Para ser más claros: con la cantidad de pesos que Sturzenegger emitió en LEBACS, podría cubrirse la inversión de 12 años y medio en universidades nacionales de todo el país, incluyendo los hospitales universitarios, la inversión en ciencia y técnica, sueldos docentes, becas, etc. (1)

¿Qué pasó en el medio? El gobierno de Cambiemos se ha encargado de devaluar tanto el peso que cualquier inversor más o menos cauto prioriza volcarse al dólar para hacer dinero con dinero. Con “inversor más o menos cauto” hacemos referencia a bancos internacionales y entidades financieras de tamaños espeluznantes que timbean con el lastimoso sueldo de los argentinos. Si el peso se devalúa tanto frente al dólar, la bicicleta de las LEBAC deja de ser tan segura y pasa a poner en riesgo el negociado de los anteriores que le exigen a Mauricio un “cambio”, pero que ésta vez sea en serio. Así, partió Sturzenegger.

Entonces el dólar se fue por las nubes, ayudando a elevar la inflación, el endeudamiento no tiene precedente alguno que se le parezca, y en los hogares cada vez se come menos. Algo no cierra.

Para peor pronóstico, cambian al presidente del Banco Central y unifican el Ministerio de Economía (Finanzas y Hacienda). Caputo y Dujovne pasan a timonear el barco próximo a encallar. En éstas épocas de “turbulencias”, tantos cambios huelen raro y hacen rememorar tiempos pasados muy poco felices.

Entra, desde el banco, el Messi y el Iniesta de las finanzas

Llegó entonces Caputo. Aquel tan criticado por su cercanía con la JP Morgan, con el Deutsche Bank y varios fondos de inversión transnacionales, sin mencionar el quilombo que se le armó cuando lo procesaron por su vinculación con empresas y cuentas en paraísos fiscales, entre ellas Noctua Partners. (2)

Famoso por su capacidad e inteligencia, como las de Messi para el futbol, pero en los negocios financieros, fue quien se encargó de ordenar el pago a los fondos buitre recién asumido el gobierno por Macri, decisión que le generó buena cantidad de ingresos, ya que él mismo era propietario de bonos de deuda emitidos por nuestro país. (3)

Ahora bien, cualquiera podría pensar que es un grave error poner a un tipo con tal desprestigio a cargo del BCRA; no sólo porque sea un corrupto y ladrón, sino además porque su imagen negativa (64%) podría generar el rechazo de los argentinos. ¡Error! Si fuera por lo primero, no quedaría ni el rabino Bergman en el Gabinete, y si fuera por lo segundo, debería removerse casi a la totalidad de los miembros del gobierno especulador de Cambiemos. (4) Acá las decisiones de quién va y quién no va en cada lugar, no las toma ni Macri ni Dujovne; las toma el FMI de la otra Cristina, la Lagarde, y los “capos” de las finanzas.

Para ellos sí, Caputo, es el que les da el pase-gol, el Iniesta. No quieren un Sturzenegger, banquero que ya había cumplido con su función y con los primeros pasos respecto a la trasferencia de renta nacional al exterior, pero que podría ser un obstáculo a la hora de mantener el tipo de cambio más o menos estable. Quieren a un Caputo, porque viene de la misma rosca putrefacta de especuladores que hacen negocios con los Estados. Mucho más cercano al capital financiero que al bancario, a diferencia del que acaba de partir.

El “Toto” es un “viejo conocido en los circuitos financieros”. Bien dijimos que en el 2015 negoció en New York para pagarle a los fondos buitre, o sea pagarse a sí mismo, la interesante suma de 9.300 millones de dólares, luego de emitir bonos de deuda por 16.250 millones. Fue uno del hombre clave para conseguir, en enero de este año, financiamiento por U$S 9.000 millones, y lo mismo hace unos días, con el atosigante préstamo del FMI por U$S 50.000 millones. Fue también el “ideólogo” de la emisión de BOTES por 3.000 millones de dólares que fueron a parar directo a Templeton, en medio de la corrida cambiaria y con el fin de demostrar que todavía la Argentina tenía acceso al crédito internacional.

Junto a su compañero Nicky Dujovne, que vendría a ser el Sergio Busquets que se come todos los contrataques y sale a transmitir solo malas noticias con sonrisa forzada, ambos pergeñaron un plan para evitar que el verde siga subiendo. 7.500 de los primeros 15.000 millones que vienen del FMI se van a destinar directamente al “mercado cambiario” o a la “plaza”. El objetivo es que el dólares se mantenga, los tenedores de LEBAC renueven, y les den tiempo para resolver parcialmente el problema con las letras del Banco Central. Todo esto, únicamente para ganar un poco más de tiempo y que la bola especulativa gigante que no para de inflarse tarde un poco más en llevárselos puestos. El drama es que cuando pase, nos va a llevar puestos a todos (Revista Integración Nacional).

 

Referencias:

  1. https://www.minhacienda.gob.ar/onp/documentos/presutexto/proy2018/ley/pdf/planillas_anexas/capitulo1/universidades.pdf
  2. http://rinacional.com.ar/sitio/caputo-ministro-offshore/
  3. http://rinacional.com.ar/sitio/caputo-mentiroso-y-ladron/
  4. https://www.clarin.com/politica/ministros-mejor-peor-imagen-gobierno-encuesta_0_HkV1jr6cM.html

 

Desde la asunción de Mauricio Macri, el pueblo argentino ha sufrido el deterioro de sus derechos. La educación en general y la comunidad universitaria en particular no ha estado exenta a esto: la paritaria docente cierra muy por debajo de la inflación; se han producido recortes en el PROGRESAR; ha aumentado de forma exorbitante el transporte público; año a año el presupuesto universitario va a la baja; y el gobierno nacional destina del presupuesto del Estado, mucho más al pago de la deuda pública que a educación.

Esta situación pone en tela de juicio la continuidad de la EDUCACIÓN PÚBLICA, GRATUITA Y DE EXCELENCIA. Como los reformistas de antaño, y a 100 años de la Reforma Universitaria, nos ponemos a la defensa de la universidad argentina, entendiendo que los únicos intereses que ésta debe representar, son los de nuestro pueblo que la financia.

Desde Revista Universitaria invitamos a la convocatoria reivindicando los 100 años de la Reforma del 18′, frente al contexto de ajuste serial que estamos padeciendo los argentinos y las argentinas, sumado al retorno de los organismos internacionales de crédito como el FMI, protagonistas de los momentos más oscuros para el pueblo en la historia argentina. Es por esto que se hace necesario en la medida de nuestras posibilidades , retomar y defender las banderas por una Educación Pública, gratuita y de calidad. 

 La convocatoria tendrá lugar en la puerta del rectorado de la UNCuyo a las 20 hs, donde se realizará una vigilia en defensa de lo anteriormente nombrado.

Luego de una larga y conmocionada jornada, el proyecto de ley presentado en el Congreso de la Nación sobre la despenalización del aborto en la Argentina fue aprobado gracias a 129 votos, triunfando dicha posición frente a 125 votos en contra.

En una realidad teñida de miles de muertes de mujeres por abortos clandestinos, los argentinos y las argentinas debemos celebrar este avance en materia de protección de la salud de las mujeres de nuestro país. Ya el tratamiento de dicha problemática en un ámbito de decisión de tal relevancia como la cámara de diputados, mediante horas de discusión y poniendo de manifiesto los distintos puntos de vista de nuestros representantes, constituía un logro en sí mismo. Su aprobación en una de las cámaras nos posiciona expectante a que así también lo haga la próxima en debatirlo, la de senadores.

El cuidado de la salud integral de una parte sustancial de la sociedad, como lo son las mujeres, debe ser una política estatal. Mas allá de que el Protocolo para la Interrupción legal del embarazo sigue siendo una de las principales exigencias, que exista una legislación que evite que sigan profundizándose las muertes de mujeres en nuestro país equivale un progreso de salud pública en general. (RU)

 ____________________________________________________________________________________________________

En una sesión histórica, diputados dio media sanción a la legalización del aborto

Con 129 votos a favor y 125 en contra, aprobó el texto tras más de 21 horas de sesión. Ahora pasará al Senado. 

El derecho de las mujeres a interrumpir de manera voluntaria el embarazo logró la media sanción en Diputados en una mañana histórica, tras 23 horas de debate con cuatro votos de diferencia a favor, con 129 contra 125. No hubo ausencias a la hora de votar y hubo sólo una abstención.  Los grandes ganadores fueron las y los legisladores que firmaron y militaron el proyecto que defendieron el tan postergado derecho. Diputados anti derechos, además de oponerse de manera férrea, llegaron a comparar a las mujeres con animales para argumentar en contra.

El recinto estalló en aplausos y gritos durante la votación, que si bien hubo un primer conteo erróneo, se solucionó de manera rápida. Incluso alguno se animó a pedir una segunda votación, pero Emilio Monzó, presidente de la Cámara, se lo negó de manera contundente.

La sesión empezó el miércoles 13 a las once y media. Comenzaron a exponer los defensores del proyecto. Los aplausos y felicitaciones cruzaban las bancadas. Las presiones a los indecisos mantuvieron en vilo a los dos bandos. La paridad se mantuvo durante toda la madrugada.

La noticia de la diferencia definitiva a favor la dio el Sergio Ziliotto, del Bloque Justicialista, quien anunció que los dos pampeanos de su bloque, Melina Delu y Ariel Rauschenberger. A ellos se sumaron los macristas Gastón Roma y Héctor Stefani.

La férrea opositora al derecho de las mujeres, Elisa Carrió, no habló durante la sesión histórica. En diálogo con los periodistas y luego en su cuenta de Twitter dijo “no he hablado para preservar la unidad de Cambiemos”. Ya luego de la votación, enojada, se fue a los gritos, mientras le cantaban “aborto legal en el hospital”.

Senado

Según fuentes del Senado, la llegada del proyecto puede tardar un par de días, pero no hay un plazo establecido. Hay tres comisiones que pueden ser las receptoras: Salud, Legislación Penal y Familia. Las autoridades de la Cámara Alta pueden decidir implementar un debate en plenario de comisiones como se hizo en Diputados, o darle un tratamiento en el recito. “Depende de la voluntad que tenga de apurarse el oficialismo”, aseguraron a Tiempo. Si el proyecto se vota, pero con modificaciones, debe volver a la cámara de origen que es Diputados.

 

 

FUENTE:

https://www.tiempoar.com.ar/nota/un-debate-que-mantendra-a-la-sociedad-en-vilo-hasta-la-madrugada

 

 

 

 

 

Cumpliendo a rajatablas con las imposiciones que exige el Fondo Monetario Internacional para anclar un préstamo usurario en la Argentina (50 mil millones de dólares), el gobierno de Mauricio Macri no cesa con las políticas de ajuste que repercuten directamente sobre el bolsillo de los argentinos y argentinas.