Agrupación Universitaria Nacional

 

Habiendosé cumplido un nuevo aniversario del genocidio iniciado el 24 de Marzo de 1976 por la última dictadura cívico-militar de Martínez de Hoz y Videla que condenó a los argentinos a décadas de miseria y dolor, se hace necesario comprender los hechos del pasado para interpretar el presente que nos toca vivir.

La dictadura necesitó de una feroz represión que se cobró 30.000 vidas para sostener un modelo económico de saqueo y transferencia de nuestra riqueza al exterior. Salvando las distancias, el gobierno
de Macri, circunstancialmente respaldado en las urnas, reprime la protesta social y promueve la doctrina Chocobar para aterrorizar e inmovilizar al pueblo argentino.

Así como la familia Macri se aprovechó de la corrupción del Estado durante la dictadura para hacer sus pingües negocios, hoy los Caputo y los Díaz Gilligan transfieren sus ganancias a cuentas offshores con el respaldo del gobierno.

Ajuste y corrupción, represión y violación de los derechos humanos son caras de una misma moneda.

Así lo demuestran los casos de Santiago Maldonado, Rafael Nahuel o el asesinato del niño tucumano Facundo Ferreyra. Reprimen porque ajustan; ajustan porque se la llevan afuera.

Todo aquel que diga defender los derechos humanos debe cuestionar a este gobierno que viola sistemáticamente el derecho a la vida, al trabajo, y la dignidad del pueblo argentino.

Porque creemos que, a diferencia de Patricia Bullrich, “disparar por la espalda o no”, no es un detalle, es que invitamos a participar de la Jornada — Debate La corrupción y la violación de los Derechos Humanos entiempos de Macri, este miércoles a las 19:00 hs en la
Sala de Estudios Leornardo Favio del Centro de Estudiantes.

AUN ¡Malvinas Volveremos!
Conducción CECPyS

MOVILIZACIÓN POR LA VIGENCIA DEL ESTADO DE DERECHO Y CONTRA LA VIOLACIÓN DE LOS DERECHOS HUMANOS EN EL GOBIERNO DE MACRI

En un un nuevo aniversario de la llegada de la dictadura cívico militar más nefasta de la historia de nuestro país, consideramos necesario retomar la conciencia de estos hechos para entender el presente.

La ruptura del Estado de Derecho, la anulación de las garantías democráticas y la implementación de un modelo rentístico financiero a partir de las políticas que facilitaron la concentración y transferencia de la renta nacional al exterior y la destrucción del mercado interno, fueron acompañadas por una política represiva contra los sectores sindicales, estudiantiles y políticos que se alzaron contra la cúpula militar. El sector más antinacional de las Fuerzas Armadas estuvo dispuesto a cobrarse la vida de 30.000 compañeros y compañeras en beneficio de una rosca oligárquica de especuladores, terratenientes y empresarios ligados a los negocios del Estado.

A 42 años del inicio de la noche más oscura de nuestra historia, el gobierno de Cambiemos retoma las premisas económicas de Martínez de Hoz, buscando fundar el «crecimiento» de la Argentina en la desregulación del mercado financiero para que los hampones de las finanzas, los grandes exportadores y las empresas trasnacionales se hagan de exorbitantes ganancias y las transfieran a sus cuentas offshores.

Este proyecto político solo cierra con represión. Los sectores populares que ven mermar el empleo y el salario son reprimidos severamente. La violación de los DDHH por parte del gobierno, aquella que creíamos enterrada hacía años, vuelve a florecer con todo el apoyo del presidente.

Invitamos a todos aquellos que hagan defensa de los derechos humanos a participar en la movilización del día de mañana, convocada a las 17:45 hs en Rivadavia y San Martín.

AUN ¡Malvinas Volveremos!
Conducción CECPyS

Podría haber sido la city porteña, incluso la Casa Rosada. Pero la primera parada de la directora del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, fue la Universidad Torcuato Di Tella. Y que la vocera del hampa de las finanzas internacionales tenga como primer acto de su agenda brindar una conferencia en una universidad nacional es de un simbolismo político atroz.

La Universidad como forjadora de cultura de una nación, puede ofrecernos algunas respuestas para el mejoramiento de la vida en sociedad. Los profesionales que aunaron en sus días de estudiantes en nuestro pasado histórico, en nuestras victorias y en nuestras derrotas como Nación, quizá comprendan mejor los porqués del presente, y nos brinden las claves del porvenir. Puede ser la Universidad al servicio del interés nacional una herramienta de liberación.

Pero puesta en función de intereses foráneos, la Universidad resulta ser más peligrosa aún que el sistema bancario; puesto que legitima culturalmente las medidas de subordinación política y económica de nuestro país. Eyecta inteligentes que conducen el Estado y se pasean por los medios de comunicación enunciando las bondades del libre mercado y los programas de ajuste.

Pero que Lagarde evangelice a los “salvajes americanos” en las doctrinas del liberalismo más recalcitrante desde el aula magna de alguna universidad prestigiosa, es casi una fanfarronería: “Hola, volvimos. La que se les viene…”.

El peligro está cuando los cipayos locales imparten cátedra desde las aulas. Hace semanas el rector Pizzi inauguraba la Feria Internacional de Educación Superior (FIESA). Ya hemos señalado que en su documento central, formulado por los especialistas del Banco Mundial, se exponía la necesidad de que la Educación superior se adecuara a las exigencias del mercado.

La única forma de que el Estado abra las puertas a los usureros del mundo de las finanzas es si la Universidad elabora los programas y forma los profesionales que así lo permiten. Más nocivo que una Lagarde son cientos de Pizzis repartidos por toda la Universidad argentina, adecuando el contenido de los planes de estudios a placer de los organismos internacionales de crédito.

Desde la Agrupación Universitaria Nacional (AUN) nos manifestamos contra las recetas del Fondo Monetario, cuyos resultados anteriores en el país están bien presentes en la memoria de los argentinos; como así también, contras los intentos de mercantilización de los planes de estudios impulsados por el gobierno nacional, y desde la UNCuyo, por el radicalismo de Pizzi y su agrupación universitaria, Franja Morada.

Egresados por la Justicia Social

Publicado en Actividades Martes, 06 Marzo 2018 15:01
 
 
En el contexto electoral de este año, los graduados de la Universidad Nacional de Cuyo tienen la posibilidad de participar no sólo con su voto sino formando parte del Consejo Superior o los Consejos Directivos de cada facultad. Distintas agrupaciones de Graduados se reunirán esta tarde a las 18:30hs. en el aula 3 de Posgrado de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales para discutir, entre otros temas, qué Universidad queremos.

El pasado viernes la Agrupación Universitaria Nacional, brazo universitario del Movimiento de Integración Nacional, se reunió en el sindicato de Artes Gráficos realizó una jornada para debatir acerca del papel que juega la mujer en Argentina, Suramérica y el Mundo. 

Frente al próximo día internacional de la mujer, María José Made (estudiante de Ciencias Políticas y subcoordinadora de la carrera) explicó el porqué de su conmemoración y como esa fecha ha sido desnaturalizada con el correr del siglo XX. La lucha por la reivindicación de derechos laborales que exigían mujeres obreras en una fábrica de Estados Unidos, tales como reducir la jornada laboral, condiciones dignas de trabajo, horas de lactancia, etc., provocaron que más de un centenar de trabajadoras fueran brutalmente asesinadas.

Luego, el compañero Facundo Gispert, dos veces presidente del Centro de Estudiantes de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, hizo referencia a la triple opresión que sufren las mujeres en un país semi-colonial como el nuestro; diferenciando la opresión de los países centrales por sobre los periféricos, de las clases dominantes por sobre las clases dominadas y finalmente la opresión de género.

Un análisis sobre las razones que llevan a una mujer a cobrar menos salario que un hombre por el mismo trabajo, que son las primeras en ser despedidas y las últimas en ser contratadas, fue una arista fundamental en el planteo de Gispert. No dejó de mencionar datos alarmantes sobre la situación de la mujer en Argentina, donde el 60% de ellas sienten que sufrieron violencia de género alguna vez alguna vez. Además mencionó que bajo el gobierno de Macri en lugar de dar protección a las víctimas se les responde con el desfinanciamiento y el cierre de instituciones que brindan ayuda a las mismas.

La compañera Lucia Fernández, Licenciada en Ciencias Política y Administración Publica, analizó como a lo largo de la historia, de la mano de movimientos nacionales y populares las mujeres avanzaron en la conquista de derechos. Durante el gobierno de Yrigoyen se conquistaron los derechos civiles. Durante el peronismo de la mano de Evita, las mujeres obtuvieron el derecho al sufragio por primera vez, pero por sobre todas las cosas participaron activamente de la vida política del país. Algo similar ocurrió durante el anterior gobierno cuando mediante la asignación universal por hijo y por embarazo, como también la popularmente llamada jubilación por ama de casa, se logró que obtuvieran algo de independencia económica.

Un párrafo aparte merece el análisis que la compañera brindó acerca del protocolo de aborto no punible. El mismo explica que en caso de violación, peligro de vida de la mujer, peligro en la salud de la mujer (en el sentido integral, que contempla tanto lo físico, lo psicológico-mental, y lo social) se puede realizar una interrupción legal del embarazo. Dicho aborto no punible debe ser garantizado por el estado en hospitales públicos y de forma gratuita.

Este protocolo ha sido implementado en algunas provincias de la Argentina y en otras no, como es el caso de Mendoza. La actual diputada por Cambiemos, Claudia Najul, ex Ministra de salud de Cornejo, es quien se encargó de impedir la aplicación de dicho protocolo en nuestra provincia. Parece haber sido premiada como candidata por tal negativa

Para concluir, se discutió sobre los intereses del actual gobierno tanto provincial como nacional, donde la mujer no solo se ve perjudicada por la pérdida del poder adquisitivo, sino también desde el desfinanciamiento de las políticas públicas para acompañar y proteger a las mujeres víctimas de violencia de género, donde decenas de centros de contención para las mismas son cerrados.

Finalmente los compañeros y compañeras asistentes debatieron sobre la importancia que tiene, en la reivindicación de las mujeres en todos sus aspectos (económicos, políticos y sociales) que los hombres acompañen y se sumen a la lucha por igual reivindicando la emancipación de las mismas.

La postura del Movimiento Integración Nacional y de su brazo universitario Agrupación Universitaria Nacional, es la de implementación del protocolo de interrupción legal del embarazo (ILE), vigente en nuestro país desde épocas del kirchnerismo y que sin embargo nunca fue aplicado. En segundo término, la formación de audiencias públicas para la el debate y la información sobre los asuntos que hacen a la emancipación de la mujer en toda la Argentina.



 

La situación de la mujer en tiempos de Macri

Publicado en Información Académica Miércoles, 14 Febrero 2018 19:04

Durante los últimos dos años argentinas y argentinos hemos sido testigos del empeoramiento en nuestras condiciones de vida. La pérdida de puestos de trabajo, el pisoteo de derechos laborales, los tarifazos y la inflación provocan que el poder adquisitivo del salario se escurra de nuestras manos como arena seca. Mientras miles se las rebuscan para poder “parar la olla”, en las elegantes oficinas de los bancos, sus CEOS destapan botellas de champagne para brindar con los funcionarios del gobierno que les permite embolsar pingües ganancias.

Los platos rotos de la fiestita de timba financiera y deuda los está pagando el pueblo argentino mediante un brutal ajuste que atraviesa el ámbito público y privado. Ese yunque golpea con toda su fuerza a las grandes mayorías argentinas y sobre todo a su sector más débil: las mujeres.

Cualquiera sea el caso que analicemos las más perjudicadas por este nefasto gobierno son las mujeres, específicamente las mujeres pobres. La desocupación femenina es mayor;el trabajo doméstico es una de las actividades menos reguladas, con peores condiciones de contratación y casi siempre en negro; la brecha salarial es una realidad cotidiana en pleno siglo XXI y tiende a agravarse en el contexto de ajuste actual. Los derechos obtenidos por las mujeres en nuestra historia reciente como la moratoria jubilatoria y la asignación universal por hijo ya no existen o han sido licuados por la inflación. A esta situación se agregan el flagelo de la violencia de género en todas sus expresiones y la mayor incidencia de la problemática de la trata con fines de explotación sexual y laboral.

Quienes creemos que el grado de justicia que existe en una sociedad se mide a partir de la remuneración del trabajo humano y el grado de emancipación de sus mujeres, hoy podemos decir sin temor a equivocarnos que vivimos en una sociedad más injusta.

En un país de las características de la Argentina, sobre el que pesa la dominación de la extranjería, las mujeres pobres constituyen el eslabón más débil de la cadena social. Sobre ellas recae el peso de una triple dominación: nacional, de clase y de género. La emancipación femenina se convierte en una quimera si no se plantea en el marco de la liberación nacional y social de nuestro pueblo.

Frente a la frivolidad con la que se trata el tema en los medios de comunicación aliados al gobierno, que reducen toda la problemática de la mujer a discutir aborto si, aborto no y la utilización política del mismo como sustituto a una discusión integral, que incluye pero no se agota en el aborto, es que invitamos a hombres y mujeres a debatir sobre la situación de la mujer en tiempos de Macri, con toda la complejidad cultural, económica, social y política que esto implica.

 

La Reforma Universitaria de 1918 surgió al calor del Yrigoyenismo, primer movimiento nacional del siglo XX, que embanderando la democracia política logró, entre otras cosas, democratizar el Estado y por lo tanto, la Universidad. Fue así que gran parte de la clase media accedió por primera vez a lo que hasta entonces había sido un bastión histórico de la oligarquía. El contenido original de la Reforma fue puramente democrático, popular y nacional-latinoamericano, ya que los reformistas se dirigían a los hombres libres de Sud América.

Sin embargo, al surcar los vaivenes de la historia, los principios reformistas se fueron diluyendo o deformando. Cuando se cumplen 100 años de aquel hito que marcó a la Argentina y Latinoamérica, la Reforma se ha convertido en un simple ícono carente de su contenido original que es utilizado por agrupaciones estudiantiles que atentan contra la Educación Pública y Gratuita.

Hoy la Educación pública y gratuita en la Argentina está puesta en tela de juicio por un gobierno de profundo carácter antinacional y antipopular.

Pero, ¿Quién dijo que todo está perdido? Cuando las causas son justas, sus verdades se mantienen en el tiempo; y la plena vigencia de los originales principios reformistas nos indican que hoy más que nunca deben ser reivindicados y llevados a la práctica para romper con las cadenas que nos siguen atando en pleno siglo XXI.

El sistema de Salud Pública y Gratuita en la Argentina tiene 70 años de historia. Las políticas llevadas adelante por el Dr. Ramón Carrillo desde el Ministerio de Salud del gobierno peronista lograron erradicar del país a enfermedades propias de  las sociedades más primitivas. Desde ese entonces, la gratuidad en materia de salud ha sido consagrada como un derecho constitucional y forma parte de la cultura del pueblo argentino.

Sin embargo, la reforma de salud impulsada desde el actual gobierno por medio de la Cobertura Universal de Salud (CUS) ha suscitado el debate acerca de lo que muchos señalan como una privatización “solapada” del sistema de Salud Público.

La reforma apuntaría a palear la ineficiencia de los hospitales públicos y su falta de coordinación con los servicios de seguridad social y el sector privado. En ese sentido, es que se ampliaría la cobertura de salud a aquellas personas que no poseen recursos para tener una. Esta “canasta básica de servicios” que brinda la cobertura, pueden “adquirirse” por medio de hospitales públicos o privados.

Pero existen pocas precisiones sobre los detalles de la reforma: el paquete de servicios que cualquier ciudadano no incluiría algunos servicios básicos y por los cuales debería abonar. Los tratamientos para enfermedades fuera de la cobertura serían pagos. Del financiamiento solo están previstos $8.000 millones y pareciera ser que el resto provendría de deuda con organismos  internacionales de crédito y transfiriendo responsabilidades a las provincias.

Además, alerta  que la salud deje de ser vista como un derecho y se convierta un bien transable por medio de un “seguro y cobertura”, oficiando el Estado como mediador entre las prepagas y los hospitales privados, por un lado, y los “consumidores”, por el otro.

Con la intención de abrir el debate, desde la Agrupación Universitaria Nacional (AUN) invitamos a la Jornada “Cobertura Universal de Salud (CUS): la salud ¿un derecho o una mercancía?” este jueves 16 de noviembre a las 17:00hs en la Facultad de Ciencias Médicas de la UNCuyo.

CONTACTO: Juan Cruz 2615996005

Revalidado en las urnas, el programa económico de la alianza Cambiemos entra en su segunda etapa. Macri anunció este lunes un conjunto de “reformas” que hacen al siempre llegando “crecimiento”. Sin dar demasiadas precisiones y haciendo alusión a un Estado caro e ineficiente, señaló los ejes de la reforma: responsabilidad fiscal, empleo y calidad institucional.