El CECPyS acompaña a los estudiantes del IES Tomás Godoy Cruz.

El pasado viernes 24 Mariana Abrego, presidenta del CECPyS, estuvo presente en una reunión de estudiantes del IES (Instituto de Educación Superior) Normal Tomás Godoy Cruz. Allí se expuso la experiencia que comenzó la Conducción  hace 2 años y medio en la formación y consolidación de la “Fotocopiadora de los Estudiantes”. De cómo a partir de que los estudiantes se hicieron cargo del servicio de fotocopiado expulsando al privado que lo hacía anteriormente, el Centro de Estudiantes genera un autofinanciamiento auténtico y soberano que le permite no sólo repartir más y mejores becas para quienes más lo necesitan sino también ponerse a la vanguardia de los reclamos político-estudiantiles en toda la provincia.

Los estudiantes del IES han comprendido que para correr primero hay que saber caminar, y es por eso que se están movilizando para reactivar la participación política en dicha casa de estudios y así consolidar un centro de estudiantes, que asuma el profundo carácter gremial que le da razón de ser, para ponerse al frente de las demandas estudiantiles y proteger sus derechos.

Ya suena por lo bajo la idea de una fotocopiadora manejada por los estudiantes del IES, que hoy en día son rehenes de un privado cercano que cobra la copia aproximadamente a $1,5 (mientras que la Fotocopiadora de los Estudiantes de Ciencias Políticas la cobra a 0,39$ y luego redistribuye el dinero mediante un sistema solidario de becas), resta luego dilucidar la forma y el modo de llevarla a cabo.

Desde la Agrupación Universitaria Nacional, actual conducción del CECPyS,  celebramos, acompañamos y abrazamos las intenciones manifestadas por los estudiantes del IES y además los invitamos a rediscutir el papel que debe jugar la FUCuyo, máximo gremio estudiantil de la provincia, que está en proceso de redemocratizarse e incluir no sólo a los centros de estudiantes de las universidades privadas sino también a los de los Institutos de Educación Superior ya que, a pesar de pertenecer a distintas jurisdicciones educativas, todos comparten un interés común: el de velar y defender los derechos estudiantiles.