Intento de censura en la facultad de Ciencias Médicas: ¿Debemos discutir la C.U.S.?

En la Facultad de Ciencias Médicas se empiezan a discutir de ciertos asuntos. Hace algún tiempo en esta casa de altos estudios se ha empezado a tocar temas más “politizados” que al parecer generan malestar en un sector del gobierno provincial y universitario.

El pasado jueves 16 de noviembre se realizó en la Facultad de Ciencias Médicas la jornada “Cobertura universal de salud (CUS): la salud ¿un derecho o una mercancía?” Donde expusieron Pablo Ferrari, odontólogo y ex director del Hospital Lencinas, y Pablo Videla, Médico Pediatra docente de la Cátedra: Salud Pública. El primero desarrolló con profundidad como el gobierno nacional intenta llevar a cabo una privatización solapada de la salud pública, derecho histórico de los argentinos consagrado por el peronismo, y como el Estado empieza a tener menos importancia al momento de asegurar el derecho a la salud. El segundo hizo hincapié en develar los intereses económicos que se ocultan detrás de la CUS y como esto afecta los sectores con menos poder adquisitivo.

“…A las necesidades existentes en nuestro continente, la Organización Mundial de la Salud propone la CUS. Es una idea que ya aparecía en el Informe del Banco Mundial de 1993 “Invertir en Salud”, donde se criticaba el gasto, a su entender ineficaz, en salud. Según Howard Waitzkin esta ineficacia se basa en la falacia que supone que “la eficiencia aumenta si se separa la financiación de la prestación de servicios”. En sintonía, la Fundación Rockefeller aconsejó una atención primaria selectiva de la salud…”

Vale decir entonces que nos “quieren vender gato por liebre”. En la Argentina el sistema de salud es público, por lo tanto cualquier persona puede acceder a un hospital público y ser atendido sin tener que pagar. Esta edulcorada cobertura universal solo hace que el Estado tenga menos responsabilidad para garantizar el derecho a la salud y se transfieran recursos a las prestadoras de servicios de salud privados.

La apertura al debate de estos temas, en la Facultad de Ciencias Médicas, es fundamental para los futuros profesionales de la salud, pues en ellos debe encontrarse la vocación de proteger la salud de las personas, sin importar si pueden pagar o no. El Ministerio de Salud de la provincia de Mendoza (conducido por el radicalismo) y el rectorado de la Universidad Nacional de Cuyo (conducido también por el radicalismo) consideran que el lugar de debate de este tipo de cosas no es la Facultad de Ciencias Médicas. Tal es así, que presionaron al decanato de la Facultad para que la jornada-debate acerca de la CUS no se realizara.

Desde la Agrupación Universitaria Nacional se hizo oídos sordos a este intento de censura. Consideramos que el debate de la cosa pública en la Universidad, es fundamental para que los futuros profesionales puedan elaborar sus propias conclusiones acerca de la realidad en que vivimos y en la medida de lo posible hacer algo para modificarla y hacer de esta una sociedad más justa.