En búsqueda de un año más de unidad en la Facultad de Filosofía y Letras

Luego de la primera elección directa de la Federación Universitaria de Cuyo, en la Facultad de Filosofía y Letras se produjo el recambio de autoridades del Centro de Estudiantes. La Agrupación Universitaria Nacional presentó la renuncia a la Secretaría General, en conformidad con lo acordado al establecer el Frente Unidad Estudiantil, que ganó la conducción del Centro en octubre del 2016.


En el comunicado en el que informó su renuncia, Alejandro Rodríguez declaró:


“Esta renuncia solamente responde a un acuerdo electoral preestablecido con la Agrupación Osvaldo Soriano, que en conjunto con la AUN, forma parte del frente Unidad Estudiantil, que conduce dicho centro. Según lo acordado, la primer mitad del mandato sería ejercida por la AUN y la segunda por La Soriano.


Más allá de esto, queremos reafirmar nuestro compromiso con la política universitaria, con los estudiantes, con los argentinos y con las banderas que hemos defendido históricamente. Seguiremos participando activamente de la política del Centro de Estudiantes desde la Secretaría Gremial y la Secretaría de Deportes.”


Además, el ex Secretario General del Centro de Estudiantes reafirmó la vocación frentista de la Agrupación Universitaria Nacional entendiendo la importancia de conformar alianzas lo más amplias posibles que denuncien y enfrenten las políticas antinacionales, de endeudamiento (ahora centenario) y de ajuste sobre trabajadores y estudiantes que se están llevando adelante a nivel nacional y provincial, que tienen su expresión universitaria en la agrupación macrista Franja Morada.


En función de esto, la AUN ha convocado a la agrupación Osvaldo Soriano a renovar el compromiso con el estudiantado de la Facultad de Filosofía y Letras de seguir trabajando en conjunto a través de la conducción compartida del Centro de Estudiantes, manteniendo el frente UNIDAD ESTUDIANTIL para las próximas elecciones del gremio que se llevaran adelante en el mes de octubre.


Las recientes elecciones de Federación permiten sacar algunas conclusiones sobre la política universitaria en general y sobre la Facultad de Filosofía y Letras en particular. Con respecto a esto último, las agrupaciones que hoy conforman Unidad Estudiantil representan, en conjunto, casi el 50% del electorado de la facultad. Esto le otorgaría al gremio estudiantil, en caso de mantenerse dicha unión, un grado de representatividad y participación prácticamente inédito para la Facultad de Filosofía y Letras, dotando de mayor legitimidad a los reclamos estudiantiles y a la política general del centro.


Por otro lado, uno de los mayores logros de la elección directa de la FUC fue la democratización de la discusión política en toda la Universidad. Los acuerdos arreglados entre dos o tres en un buffet perdido de la universidad a espaldas del estudiantado van quedando en el pasado. Es por ello que hacemos pública la invitación que hemos realizado a los compañeros y compañeras de La Soriano a discutir la continuidad del Frente Unidad Estudiantil en condiciones que respeten la autonomía y representatividad de cada agrupación, apuntando a fortalecer el Centro de Estudiantes de la Facultad de Filosofía y Letras en defensa de la educación pública, gratuita, nacional, latinoamericana, democrática y popular.