La Redacción

A continuación compartimos el comunicado que elaboraron en conjunto, los Rectores de Universidades Públicas y la Confederación General del Trabajo (CGT), para expresar su preocupación sobre la grave situación política, económica y social que está atravesando nuestro país y para defender, juntos, la Universidad pública y gratuita así como también los derechos de todos/as los/as trabajadores/as.

El gobernador de La Pampa no quiere aceptar el presupuesto macrista

Publicado en País Miércoles, 12 Septiembre 2018 14:39

Verna: “hay gobernadores peronistas que están más cerca de Macri que de Perón”

En medio de la reunión del presidente con los jefes provinciales, el gobernador de La Pampa le envió un mensaje a sus pares peronistas. Además adelantó que no acompañará el ajuste.

Continuamos con la Colecta Solidaria

Publicado en Universidad Miércoles, 12 Septiembre 2018 12:10

En el marco de ajuste que vive nuestro pais quienes peor la están pasando son los que menos tienen. Sin dudas el compromiso con los desposeidos es una caracateristica propia de los argentinos. En esta oportunidad continuamos recolectando alimentos no perecederos para el comedor San Faustina. 

Desde la conformación de los Estados modernos en América del Sur, las altas esferas del Poder Judicial han permanecido inalterablemente en la vereda de los sectores más reaccionarios. Jueces adictos y enquistados en su cargo durante décadas han sabido obrar junto con la prensa oligopólica del todo el continente para impedir el avance de las expresiones políticas del campo nacional. Las tareas pendientes de toda revolución nacional latinoamericana deberá contemplar la intervención directa del Poder Judicial para la democratización de  su estructura y el sometimiento de jueces y fiscales a la voluntad popular. 

Hasta entonces, seguirán siendo elementos de la contrarrevolución. El candidato más popular de Brasil ha sido finalmente impedido de participar en los próximos comicios. Este hecho augura una crisis política gigante en el vecino país, dónde el candidato que le sigue en las encuestas, caracterizado por xenófobo, machista, pero sobre todo, antipopular, presenta escaso apoyo del pueblo. Haddad, quién encabezaría la fórmula del Partido de los Trabajadores en lugar de Lula, es un desconocido para la inmensa mayoría.

Pero veamos no al hombre, sino al movimiento sobre el que se erige. Esperamos que pese a la ausencia de Lula da Silva, el pueblo opte por su partido, que con sus limitaciones, ha sabido ser la mejor expresión del interés de los hermanos cariocas.

- — -

El exmandatario brasileño Luiz Inácio Lula da Silva renunciaría hoy a la batalla legal para presentarse en las elecciones del 7 de octubre y permitirá que el Partido de los Trabajadores anuncie a su compañero de fórmula, Fernando Haddad, como candidato a la presidencia.

Lula esperaba que el Supremo Tribunal Federal (STF) aceptara una apelación que habría dado más tiempo para modificar la candidatura del PT, luego de que la principal corte electoral de Brasil le prohibió postularse debido a una condena por corrupción y le dio 10 días para remover su nombre.

Dos fuentes con conocimiento de la decisión dijeron que Haddad se convertirá en el candidato oficial y se realizará un anuncio frente a la sede de la Policía Federal en la ciudad sureña de Curitiba donde Lula ha estado encarcelado desde abril, cumpliendo una sentencia de 12 años por recibir sobornos.

A pesar de las apelaciones pendientes ante el STFLula decidió que era hora de traspasar su apoyo a Haddad en el plazo establecido por la corte y no correr el riesgo de que el tribunal electoral anulara la candidatura del partido.

La carta de Lula donde anunciaría la decisión será leída a los partidarios que han acampado frente al edificio de la policía durante cinco meses para protestar por su encarcelamiento, que ven como un plan para evitar que vuelva al poder, dijo un funcionario del partido.

Lula y Haddad se reunieron el lunes por la tarde en su habitación de la cárcel y comenzaron a redactar la carta, dijo el funcionario. Las fuentes pidieron no ser identificadas porque no estaban autorizadas a hablar públicamente sobre los planes.

Lula fue presidente entre el 2003 y el 2010 y sigue siendo el político más popular de Brasil. Pero no puede postularse para el cargo bajo la ley brasileña «Ficha limpia», que prohíbe a los candidatos presentarse si tienen condenas que han sido ratificadas en apelación.

La estrategia de Lula ha sido mantener viva su candidatura el mayor tiempo posible, y luego trabajar para transferir su apoyo a Haddad, que apenas es conocido en muchas partes de Brasil.

Una encuesta de Datafolha realizada el lunes mostró que ese traspaso ha comenzado. Aunque todavía está en un solo dígito, el apoyo a Haddad aumentó del 4 al 9 por ciento, la mayor ganancia entre los 13 candidatos en la carrera.

 Crece Bolsonaro

Por su parte, el candidato presidencial Jair Bolsonaro tiene el 24% de intención de voto y se afianzó en el primer lugar con vistas a los comicios del 7 de octubre luego del atentado que sufrió la semana pasada, según la encuesta.

El militar retirado tenía 2 puntos menos hace dos semanas y subió al 24 por ciento luego se haber sido apuñalado el jueves último durante un acto de campaña en la ciudad de Juiz de Fora, interior de Minas Gerais.

El candidato del Partido Social Liberal, de ultraderecha, supera por 11 puntos a su principal rival, Ciro Gomes, del Partido Democrático Trabalhista, de centroizquierda. 

Bolsonaro continúa internado en terapia intensiva en el Hospital Albert Einstein de San Pablo donde en los próximos días será sometido a una cirugía, informaron sus médicos.

En el tercer lugar de la encuesta de Datafolha se ubicó con 11 puntos Marina Silva, de la Red de Sustentabilidad, y en el cuarto aparece el exgobernador de San Pablo, Geraldo Alckmin, con 10 puntos.

En el día de ayer CTERA sacaba un comunicado repudiando la decisión del gobierno de redirigir parte del presupuesto educativo a la atención de gastos de la Policía y Fuerzas de Seguridad.

Dolina, Peronistas y Antiperonistas

Publicado en Opinión Lunes, 10 Septiembre 2018 16:08

 

 

Si algo tiene de seductor el movimiento de masas más popular de Latinoamérica, es la capacidad de detenerse a pensar en cada esquina las realidades y necesidades de nuestro país. Lo interesante que plantea ese morocho bien popular y arraigado a nuestro suelo como es Dolina, es la alegría con la que supo llevar adelante el pueblo peronista la causa, donde se generaba la posibilidad de sobreponer los intereses colectivos por sobre los individuales, y lo más maravillo de eso era el sentido de pertenencia con los nuestros, los que se nos parecen, que precisamente es pensar desde y con el pueblo.

Texto “Los Antiperonistas” de Alejandro Dolina

«…El cepo al dólar o el pasado del Papa; La justicia, la verdad, el suicidio de Nisman y menos que menos los bomberos muertos de Iron Mountain, no le importan. El pibe que mataron en un robo o la heladera que compró y vino fallada, tampoco. Mintió. No le importaba ni la corrupción, ni los pobres, ni el de al lado, y menos los que manda a agarrar la pala desde Internet. El tema era culpar al peronismo de todo lo malo. Nada más. A él solo le importó una cosa: que el gobierno NO sea peronista. Para él: Evita, Dolina, Corach, Leonardo Favio, el Papa Francisco, Rodríguez Saa, Rodolfo Walsh, Cafiero, Cámpora y el que silba la marcha de Hugo del Carril cuando limpia los vidrios, fueron, son y serán, todos iguales, son todos enemigos que pertenecen a ese movimiento maldito.

Si estando en el gobierno privatizan o estatizan, a él, le da lo mismo, siempre es malo, porque la acción no le interesa, sino la identificación de alguien como peronista; y si van al norte o al sur, está mal ambas cosas, solo porque son peronistas.

Como no puede admitir que vota y opina según una «camiseta», siempre “en contra de ellos” y que en realidad, las ideas, las obras, las acciones no le importan, se viste para la ocasión. Si se tiene que vestir de socialista indignado; de comunista que tiene auto importado con calcomanía del Che Guevara; de humanista porque postea si ve un perrito perdido; de radical especializado en Illia porque murió pobre; de Isaac Rojas subido a un avión bombardero; de estadounidense o francés porque son países serios; de ciudadano derecho que pide golpe de Estado o de republicano racional que entiende que la economía está por encima de la gente, él se cambia sin vergüenza alguna. El fin justifica los trajes: el gobierno no tiene que ser peronista. Punto.

El centro cultural más grande de la historia, el polo científico, los trenes, la nacionalización de YPF, el matrimonio igualitario, los satélites argentinos, el Hospital El Cruce, Tecnópolis, el billete con las islas Malvinas, el plan Qunitas, el Pro.cre.ar, hubieran sido obras de un gobierno no peronista, a él mucho no le hubiera importado, salvo que lo beneficien en algo, pero sí afirmaría que son aciertos irrefutables. Pero como son acciones de gestiones peronistas, entonces: son curros, no son los modales adecuados, lo importante no es la obra sino el nombre o fueron gastos que no corresponde a este tiempo.

Lo que sí le importa es repetir que su fortuna personal no depende del estado del país, mucho menos cuando hay gobiernos peronistas, y que su familia y él, son, los poquísimos trabajadores serios y honrados, que habitan “éste país” que anda mal porque salvo él y unos pocos, el resto son todos vagos peronistas y ladrones.

Cuando todo estalla y ya no se puede disimular que no se construyó nada en función del pueblo, no será consecuencia de que los que venían a salvar al país son inoperantes, deshonestos, cipayos y mucho menos dirá “que mal voté es que siempre voto lo que sea para no votar un peronista” En ese momento soltará una de sus frases escudo: “es que, al final, son todos iguales, todos roban”. De esa manera, no hay análisis ni cálculos, todos son corruptos. El gobierno que pone derechos del trabajador en la Constitución, les otorga pensión a las amas de casa, promueve el aguinaldo, y/o subsidia el transporte, la luz y el gas a los que menos ganan, será, según él, igualito al que se quedó con los ahorros que tenía la clase media en los bancos y no construyó ni un hospital porque igual, al final “todos roban”

Entrevista a Dolina sobre el Peronismo

 

Jubilados pueden comer solo 15 días del mes

Publicado en País Lunes, 10 Septiembre 2018 15:09

 

Hay sectores que en la Argentina gobernada por Mauricio Macri no son prioridad. Hoy nuestros abuelos y abuelas no saben como hacer para poder darse el “lujo” de llegar a fin de mes. ¿Cuándo será el día que este gobierno cipayo mande a raspar la olla a los sectores que más recaudan como es el caso de los bancos? ¿ Hasta cuando Macri va hambrear al pueblo argentino?

Por Andrea L. Falcone.-

Recientemente la Defensoría de la Tercera Edad a cargo de Eugenio Semino publicó la canasta básica de los jubilados actualizada para el mes de agosto. Un adulto mayor, para cubrir sus necesidades mínimas, debe ganar $ 21.127 mensuales. El haber mínimo a partir de septiembre será de $ 8.636, y el haber promedio apenas alcanzará los $ 13.000.

Esto significa que un jubilado de la mínima, al que le retienen el 3% en concepto de obra social, tendrá $ 8.377 para gastar en vivienda, alimentos, vestimenta, medicamentos, higiene, limpieza, transporte y recreación. 

El consumo básico de un jubilado según la Defensoría de la Tercera Edad incluye: $ 3.600 en expensas y/o alquiler (modesto), $ 1.480 en servicios (luz, gas, teléfono y tasas), $ 450 en transporte (usando tarifa especial), $ 4.452 en alimentos, $ 2.005 en higiene y limpieza y $ 4.129 en medicamentos.

Reduciendo los gastos de higiene a la mínima expresión, cancelando los de recreación, TV por cable, mantenimiento de la vivienda, vestimenta y suprimiendo los medicamentos (considerando que el jubilado haya podido acceder al cien por cien de cobertura del PAMI por encontrarse en situación de vulnerabilidad social) le queda un gasto mensual de $ 10.642.

Así un adulto mayor, que necesita $ 148 por día para comer, al día 15 de cada mes se quedó sin dinero. Analizados los números queda claro que, si no cuenta con ayuda de algún familiar, un jubilado que cobra la mínima en nuestro país puede comer solo la mitad de los días del mes. Al momento de pensar un nuevo ajuste fiscal, este sector es justamente al que deben dejar de mirar, salvo que podamos acostumbrarnos a la idea de que coman una semana si y tres no.

(*) Arce Falcone Abogados — Jubilarnos.com

 

FUENTE:

http://www.ambito.com/933146-jubilados-pueden-comer-solo-15-dias-del-mes

El salario cae, una vez más, bajo la órbita macrista

Publicado en País Domingo, 09 Septiembre 2018 18:50

Mauricio Macri ha demostrado que los trabajadores y trabajadoras del pueblo argentino son su variable de ajuste. Las promesas de campaña del 2015 en cuanto al salario y el trabajo digno han quedado en el olvido para un gobierno que destruye el poder adquisitivo del salario con subas inflacionarias exorbitantes y con, aproximadamente, 200.000 despidos en tres años.

Para cumplir las metas impuestas por el FMI, el Presidente pide que hagamos un esfuerzo para sacar al país del pozo en el que ellos mismos nos han metido. El dinero a recaudar lo deberá sacar de algún sector que no joda las movidas mafiosas de las finanzas de sus amigos y por la tradición del macrismo, podemos anticiparnos que el ajuste será aún más brutal para la clase trabajadora, es decir, la mayoría de la sociedad argentina. (RU)

El gobierno macrista y su plan de gobierno ha cumplido la fecha de caducidad. La inestabilidad económica provoca incertidumbre en la gran mayoría de la sociedad argentina y casi el 85% no llega o le cuesta llegar a fin de mes producto de los salarios paupérrimos, inflación, desocupación, etc. La pérdida del apoyo popular a este gobierno se empezó a notar con la aprobación de la reforma previsional y se acrecentó con las nueva explosión de las tarifas de servicios.

Compartimos la encuesta realizada por la CEOP que lidera el sociólogo Roberto Bacman. En total el CEOP entrevistó a 1200 personas de todo el país. (RU)

¿Cómo ha sido la relación entre Argentina y el FMI?

Publicado en País Sábado, 08 Septiembre 2018 11:37

La relación entre Argentina y el FMI ha estado caracterizada por numerosos altibajos desde que inició el vínculo en 1956.

El presidente argentino, Mauricio Macri, decidió establecer un nuevo acuerdo económico con el Fondo Monetario Internacional (FMI), para buscar resolver la crisis en la que se encuentra inmersa la nación suramericana.

La relación entre Argentina y el organismo internacional ha sido complicada, y ha estado caracterizada por numerosos altibajos desde que inició el vínculo hace más de medio siglo.

Históricamente, los acuerdos con el FMI abarcan despidos de funcionarios y recortes en gastos sociales, así como el aumento en las tarifas.

Inicia relación Argentina-FMI

El vínculo entre la nación suramericana y el FMI se remonta a 1956, cuando el Gobierno de Pedro Eugenio Aramburu decidió incorporar el país al organismo a través de un pedido de asistencia financiera.

En ese entonces se desnacionalizaron los depósitos bancarios y se anuló la reforma constitucional de 1949. La denominada «Revolución Libertadora» dejó mil cien millones de dólares de deuda externa, que aumentaron tras el paso del expresidente Arturo Frondizi a mil 800 millones en 1962, y en dos mil 100 millones tras concluir el Gobierno de facto de José María Guido.

En el marco de la última dictadura cívico-militar (19761983), el FMI aportó varios desembolsos, lo que multiplicó la deuda en seis años, y pasó a situarse de 7 mil millones en 1976, a 42 mil millones para 1982.

En 1991, el FMI aprobó la convertibilidad –el plan económico diseñado por el Gobierno de Carlos Menem y su ministro de Economía, Domingo Cavallo– para acabar con la hiperinflación. El peso se ancló al dólar, lo que se acompañó de un agresivo plan de privatizaciones y el empequeñecimiento del Estado.

A fines de 1995, se estimó que la deuda del Estado ascendía a 87 mil 91 millones de dólares, y para cuando Cavallo fue reemplazado por Roque Fernández, en julio de 1996, ascendía a 90 mil 472 millones.

Llegada de De la Rúa y default

Con la llegada de Fernando De la Rúa al poder, a fines de 1999, y la salida del modelo de convertibilidad, se veía a la nación en un marco de gran deuda pública y elevado déficit.

Durante la Alianza prácticamente todas las decisiones económicas eran consultadas al FMI, que nuevamente habilitó millonarios créditos para paliar el desajuste: el blindaje y el megacanje.

El blindaje implicó desembolsos por 40 mil millones de dólares, mientras que el megacanje fueron de hasta 8 mil millones de dólares, a cambio de la Ley de Déficit Cero y otros condicionamientos domésticos. La historia terminó con el default de 144 mil millones de dólares y la peor crisis institucional de la historia de Argentina.

Se acaban los préstamos con Kirchner

 

 

El último entendimiento con el FMI se registró el 17 de enero de 2003, reflejado en un acuerdo financiero stand by durante la presidencia de Eduardo Duhalde, mientras era ministro de Economía Roberto Lavagna, y la negociación estuvo a cargo del entonces presidente del Banco Central de la República Argentina (BCRA), Alfonso Prat Gay con Köhler.

Se firmaron los últimos créditos stand by por 2 mil 174 y 8 mil 900 millones de dólares.

El 3 de enero, el presidente Néstor Kirchner, canceló en un solo pago la deuda con el FMI por más de 9 mil 800 millones de dólares, lo que permitió un ahorro de 842 millones de dólares en intereses. El organismo levantó su oficina permanente en Argentina y el país no tuvo ningún otro préstamo, aparte de que le prohibieron a los técnicos del FMI revisar las cuentas del país.

Macri llega a la Casa Rosada

Con la llegada de Mauricio Macri al poder, se retoman las revisiones anuales del FMI, que estaban suspendidas desde 2006. En 2018, la directora del Fondo, Christine Lagarde, visitó el país y aseguró que «los dos primeros años del Gobierno han sido asombrosos».

Dos meses después de su paso por la nación suramericana, la corrida cambiaria y la inestabilidad internacional obligaron al Gobierno a volver a pedir ayuda del organismo.

Tras dos años y medio de gestión de Cambiemos, el partido de Macri, las consultoras privadas estiman que el total de la deuda bruta alcanzó los 342 mil millones de dólares.

 

FUENTE: telesurtv.net