¿Cuánto le cuesta a un/a estudiante asistir a la Universidad?

La semana pasada salió en el diario Los Andes un artículo que daba a conocer los gastos que tiene que enfrentar una familia a la hora de  mandar a sus niños/as a la escuela. La nota describía que entre mochila, útiles y vestimenta, aproximadamente, se necesitan entre $4.000 y $6.000 por persona.          

A raíz de esto, desde Revista Universitaria surgió la iniciativa de llevar a cabo una serie de averiguaciones para tomar dimensión de los gastos económicos que conlleva ser un/a estudiante universitario.

 

La canasta básica estudiantil está compuesta, en primer lugar, por el boleto del colectivo. El precio de la tarifa mínima del boleto urbano quedó en  $11 tras el aumento reciente que sufrimos los mendocinos,  y la tarifa máxima pasó de $10,80 a $12.

En lo que concierne al boleto de larga distancia, los precios varían entre $ 33 y $75 dependiendo del lugar de residencia, en los casos de mayor lejanía se incrementa a $130.

Analizando la situación podríamos decir que un estudiante que vive relativamente cerca del centro mendocino gasta en promedio por día  $11, 50, si cuenta con el medio boleto educativo; caso contrario $23 diarios. Es decir que mensualmente para llegar al lugar de estudio se necesitan $230 o $460 en el caso de que éste no tenga el medio boleto. Uno que vive lejos de la Ciudad, gastaría al mes entre $1.080 y $540, también con subsidio.

El segundo componente de la Canasta Básica Estudiantil son los útiles, necesarios para cumplir con nuestras tareas académicas. Tras el recorrido de algunas librerías con precios accesibles, hicimos una lista con materiales básicos para cursar: un cuaderno, dos lapiceras, dos resaltadores, cinco folios y un corrector al costo de $130. Es redundante mencionar que con eso solo no alcanza.

Aquellos que necesiten del comedor deberán pagar $20 la bandeja debido al último aumento de más del 30%. Se hace necesario contemplar también la situación de quienes deben pasar una jornada extensa en la Facultad y deben consumir un desayuno o una merienda. En este caso calculamos el valor en el lugar más accesible de la UNCuyo y por ejemplo, un mate cocido y una torta cuestan $18. Vale decir, que entre comida y desayuno o merienda al mes gastamos un total de $ 760.  

Si hay una característica en común que tenemos los estudiantes de cualquier parte del mundo es que todos necesitamos material bibliográfico para poder alcanzar un título universitario. Las fotocopias son parte fundamental de nuestra carrera. Recorriendo distintas fotocopiadoras del complejo universitario encontramos precios muy variados, podemos decir que en promedio la copia cuesta $0,80 por carilla.

 Ahora bien, supongamos que en un cuatrimestre se necesita un cuadernillo de 200 hojas (como mínimo) por materia y que el cuatrimestre consta de 4 materias. El precio en total rondaría los $1280.

En resumen, y sumando los gastos descriptos en la nota, podemos afirmar que para permanecer en la Universidad y mantener en pie nuestros estudios, sólo en el caso de las personas que habitan cerca del centro mendocino se necesitan $1.345,50 mensuales. A lo largo de todo el cuatrimestre gastaríamos un total de $ 5.370 y anualmente $10.740.

La situación de los compañeros y compañeras que pagan el boleto de larga, a pesar de haber logrado el medio boleto, se agrava aún más ya que deben pagar $1.650,50, $6.610 y $13.220 respectivamente.

Nuestro análisis es estimativo y carece de datos que no fueron seleccionados a la hora de calcular la canasta básica estudiantil, por ejemplo, vestimenta, alquiler, etc.

Consideramos que los grandes gastos que obligadamente debemos sobrellevar los estudiantes universitarios, muchas veces son excluyentes y no tienen en cuenta la situación que atraviesan las clases sociales más vulneradas de la provincia que deben soportar un permanente ataque al bolsillo a través de tarifazos, pérdida del poder adquisitivo, desempleo y flexibilización laboral.

Entendemos que tanto el gobierno nacional, provincial como el universitario encabezado por Daniel Pizzi, no ven a la educación pública y gratuita como una prioridad, al contrario, cada vez que pueden se encargan arremeter en contra de ella.

El carácter antinacional del modelo de universidad que nos proponen queda evidenciado en el desfinanciamiento de la Educación Superior, el paupérrimo aumento salarial para los docentes, el ajuste encubierto del plan progresar y el intento de mercantilizar y banco mundializar la educación a partir de ferias supuestamente “académicas”. Esta situación nos hace preguntarnos: ¿Qué tan pública y gratuita es la educación?

Modificado por última vez en Lunes, 12 Marzo 2018 12:33
Valora este artículo
(1 Voto)