Se ha filtrado por los medios la intención del Lagarde de fundar una oficina del Fondo Monetario en Buenos Aires para realizar el carteo finito del cumplimiento de las metas fiscales impuestas a partir del préstamo de $ 50.000 millones de dólares (y según dice, evitar toda posibilidad de retorno del populismo).

La noticia ha despertado confusión por los pasillos de Balcarse al 50. Administrativos y funcionarios de tercera categoría comenzaron a guardar sus pertenencias en cajas para mudar la tarea a las nuevas instalaciones. Fuentes extraoficiales señalaron que Marcos Peña tuvo que convocar al personal para explicar que pese a que no lo parezca, el Poder Ejecutivo de la República Argentina es diferente al directorio del Fondo Monetario Internacional. 

En medio de la reunión, según comentan, ingresó Macri, quien a los gritos preguntó si cuando se mudaran a la oficina del FMI podían conservar las cortinas de la oficina, puesto que combinaban con el color de sus ojos. 

- No nos vamos nada… — deslizó Peña al oido del Presidente, intentando mantener la discreción frente al personal expectante.

- ¿Se viene ellos para acá entonces? — preguntó Macri preocupado por si debía cederle el sillón de Rivadavia a Lagarde. 

- No, nadie viene y nadie se va… -.

- ¿Me las puedo quedar entonces? -.

- Si…-.

- ¿No las vamos a tener que recortar del presupuesto del año que viene? -.

- No… -.

- Y si Christine y los chicos del Fondo ya tienen local ¿para que mantener funcionando la Casa Rosada? Creo que lo óptimo sería concentrar todo en la nueva sede. Todo un gesto de austeridad fiscal…

La conversación y el reproche de Peña a Macri continuó a puertas cerradas, ya sin la presencia del personal del edificio de gobierno, quienes persistieron con sus dudas acerca de donde deberían ir a trabajar el lunes a la mañana (Revista Universitaria).

- — -

El Fondo Monetario Internacional abrirá una oficina en Buenos Aires para monitorear el acuerdo con Argentina

Con máximo sigilo y cautela, el directorio del FondoMonetario Internacional (FMI) avanza en instalar sus oficinas en Buenos Aires para desplegar un staff de expertos y personal administrativo destinados a monitorear el cumplimiento de las metas económicas y fiscales acordadas con la Argentina. Si no surgen trabas burocráticas inesperadas, el FMI abrirá sus puertas en agosto para recibir a la primera delegación de técnicos que llegará desde Washington para comprobar si se están cumpliendo las medidas de ajuste fijadas en el memo de entendimiento.

El trabajo de la oficina en Buenos Aires es fácil de explicar: redactará documentos secretos describiendo la situación económica de la Argentina y analizando el panorama político que protagonizan Mauricio Macri y la oposición. Christine Lagarde, directora ejecutiva del FMIquiere saber en tiempo real si Macri está cumpliendo las metas acordadas y si el peronismo tiene posibilidades de regresar a la Casa Rosada.

Hasta ahora, la directora Lagarde, el board del Fondo y sus expertos solo accedían a la información pública y reservada que se aportaba desde la administración de Macri. Con la apertura de las oficinas en Buenos Aires, el futuro representante del FMI podrá consultar además a la oposición y a los expertos privados que analizan y reportan la situación de la economía. La suma de la información oficial y los dossiers privados permitirán al FMI tener una visión más detallada de la compleja realidad nacional.  De todas maneras, es una práctica habitual que el Fondo abra estas oficinas, como sucede en Brasil e India –por ejemplo-.

En este contexto, la pretensión de Lagarde es abrir las oficinas durante agosto para tener información actual y cruda de las negociaciones que emprenderá Macri con la oposición para lograr un acuerdo de ajuste fiscal que satisfaga al Fondo y a la clase política de la Argentina. Se trata de un acuerdo institucional muy difícil y azaroso, y Lagarde no quiere depender únicamente de la información que reciba de Nicolás Dujovne, su contacto más cercano en el gabinete nacional. Si la apertura no se logra en ese mes, igual está previsto que una delegación del FMI aterrice en septiembre para la primera revisión del acuerdo que implica un crédito de USD 50.000 millones.

Pese a la voluntad política que exhibe Macri para empujar el cumplimiento de las metas, Lagarde y su staff técnico-político ya asumieron que la oposición peronista es un obstáculo muy difícil de esquivar. El Gobierno ya inició una negociación formal con gobernadores justicialistas, pero los tiempos corren y no se considera posible un acuerdo institucional a corto plazo. El presupuesto nacional 2019 debe ingresar a la Cámara de Diputados antes del 16 de septiembre y todavía no hay un solo acuerdo específico entre Cambiemos y las distintas variables peronistas.

La oficina del FMI en Buenos Aires no solo implicará que Lagarde y su staff tengan información clave sin intermediarios. También servirá para que la oposición pueda acceder a los directores del Fondo y conocer los detalles de un acuerdo político y económico que marcará la próxima campaña presidencial. Aunque el Memo de Entendimiento es público, la oposición peronista explica hipótesis económicas y financieras que no están contempladas en su redacción final. Por eso, Lagarde considera que la apertura de las oficinas en Argentina puede contribuir a despejar dudas y a diseñar una hoja de ruta que permita cumplir las metas con una acotada crítica política.

Si fuera así, la directora gerente del FMI debería apurarse. La oposición se resiste a recortar $300.000 millones en gasto público y ya busca sus candidatos presidenciales para enfrentar a Macri, que dio su palabra a Lagarde y no piensa traicionarla (INFOBAE).

A 10 años de la 125, las protestas del «otro Campo«

Publicado en País Viernes, 20 Julio 2018 21:59
 
A días de haberse cumplido diez años del debate sobre la Ley 125 que impartía retenciones móviles a las exportaciones e impulsaba la creación de un Fondo de Redistribución Social, más que nunca notamos que el «Campo» no somos todos. Las protestas (nuevamente omitidas por la prensa hegemónica) de los pequeños productores contra la política de gobierno de Cambiemos que beneficia el interés de los grandes latifundistas y agroexportadores de la Pampa Húmeda, nucleados alrededor de la Sociedad Rural Argentina, deja en claro la brecha de clase que existe en el mundo agropecuario. 
 
Teniendo los propietarios de cientos de miles hectáreas bonaerenses, línea directa con el presidente que sostiene la eliminación de las retenciones (veremos cuanto resiste el apriete del FMI), los problemas del «otro campo» (familias de pequeños productores, peonada y chacareros, etc.) son desoídos. Mientras tanto subsiste el alto grado de concentración de la propiedad de la tierra, la desertificación del suelo producto del cultivo intensivo de soja por parte de grandes productores, las transacciones usuararias de los acopiadores, condiciones laborales semi serviles, etc. A los amigos de Etchevere solo les resulta preocupante que no se les arrebete ni una sola tajada de la torta. 
 
Al Grupo Clarín y sus repetidoras a lo largo y ancho del país parece no resultarles determinante las reivindicaciones de este otro «Campo» (Revista Universitaria).
 
Los pequeños productores regalaron más de cinco mil kilos de verduras para protestar contra la política del Gobierno argentino que, según denunciaron, beneficia a los sectores concentrados del campo.
 
Agritultores nucleados en la Unión de Trabajadores de la Tierra (UTT) realizaron un «verdurazo» para protestar contra la política del Gobierno de Macri hacia el sector.Foto:FM Riachuelo
 
Bajo la consigna "Hay otro campo que la está pasando mal" los pequeños productores regalan más de cinco toneladas de verduras.
 
Bajo la consigna «Hay otro campo que la está pasando mal» los pequeños productores regalan más de cinco toneladas de verduras.Foto:FM Riachuelo
 
La protesta se realizó en las puertas de la Sociedad Rural, ubicado en la ciudad capital, en el marco de la apertura de la ExpoRural 2018.
 
La protesta se realizó en las puertas de la Sociedad Rural, ubicado en la ciudad capital, en el marco de la apertura de la ExpoRural 2018.Foto:ATE
 
Los trabajadores advierten que el Ministerio de Agroindustria de la Nación no da respuestas a las demandas de la agricultura familiar.
 
Los trabajadores advierten que el Ministerio de Agroindustria de la Nación no da respuestas a las demandas de la agricultura familiar.Foto:FM Riachuelo
 
También cuestionaron la eliminación del Monotributo Social Agropecuario (MSA), que le permite al trabajador de la tierra incorporarse al mercado formal y recibir aportes de salud y jubilación.
 
También cuestionaron la eliminación del Monotributo Social Agropecuario (MSA), que le permite al trabajador de la tierra incorporarse al mercado formal y recibir aportes de salud y jubilación. Foto:FM Riachuelo
 
La UTT denunció que "en La Rural se expresa el supuesto modelo exitoso (...) pero que no produce alimentos para el pueblo argentino y está destruyendo los últimos bosques nativos, la calidad de los suelos e impulsando desalojos de familias campesinas e indígenas".
 
La UTT denunció que «en La Rural se expresa el supuesto modelo exitoso (…) pero que no produce alimentos para el pueblo argentino y está destruyendo los últimos bosques nativos, la calidad de los suelos e impulsando desalojos de familias campesinas e indígenas».Foto:Barricada TV
 
Con la eliminación del MSA en Gobierno reduce gastos en 12 millones de dólares, pero deja de recaudar mil millones al quitar las retenciones al campo, beneficiando a sectores concentrados.
 
Con la eliminación del MSA en Gobierno reduce gastos en 12 millones de dólares, pero deja de recaudar mil millones al quitar las retenciones al campo, beneficiando a sectores concentrados. Foto:FM Riachuelo
 
 
(TELESUR)

 

Cientos de organizaciones políticas, sindicales, de derechos humanos, legisladores, artistas, entre otros, firmaron una carta dirigida a la titular del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, rechazando absolutamente el endeudamiento al que nos está sometiendo el gobierno que sostienen. Los trabajadores argentinos no queremos ni al Fondo, ni su deuda ni a Macri.

La deuda contraída contiene visos de ilegalidad al no haber sido autorizada tal como lo establece la Constitución Nacional: es función del Congreso de la Nación “contraer empréstitos sobre el crédito de la Nación” y “arreglar el pago de la deuda interior y exterior de la Nación”.Además de su legalidad, se discute su legitimidad.

Reproducimos a continuación la carta de repudio completa (Revista Universitaria)

Sra. Christine Lagarde

Directora Gerente

Fondo Monetario Internacional

Washington, D.C. 20431

EE.UU.

“Artículo 75: Corresponde al Congreso:

Inciso 4: Contraer empréstitos sobre el crédito de la Nación.

Inciso 7: Arreglar el pago de la deuda interior y exterior de la Nación”, 

Constitución Nacional de la República Argentina.

Sra. Lagarde:

El día 20 de junio del corriente año, el Directorio del FMI dio por aprobado el acuerdo stand by con la República Argentina. Pocos días antes, se había dado a conocer la Carta de Intención fechada el día 13 de junio y firmada el 07 de julio de 2018 por dos funcionarios del Poder Ejecutivo, uno de los cuales, presidente del BCRA, fue relevado de su función y el otro ascendido al cargo de Ministro Coordinador.

 

El propósito de esta comunicación es informarle que dicho acuerdo es rechazado por la mayoría de la sociedad argentina, la oposición política con representación parlamentaria mayoritaria y casi la totalidad de las organizaciones sociales y políticas del país. Es decir, a excepción del Gobierno, no hay quien apoye este acuerdo. El propio Presidente de la Nación, Ing. Mauricio Macri, tanto en su campaña electoral como en el ejercicio de su cargo, se comprometió explícitamente a no solicitar ningún préstamo ni a firmar un acuerdo con el FMI. Lo mismo hicieron todos los ministros del área económica.. Comprenderá Usted que, por tanto, se trata de una decisión no sólo inconsulta sino que además configura una clara violación de los compromisos asumidos por actual gobierno con una sociedad que lleva en su memoria el desastroso papel jugado por el FMI a lo largo de nuestra historia. Esta circunstancia pone claramente en cuestión la legitimidad del acuerdo.

Debemos también poner en conocimiento del FMI que en vistas de esta situación, se le exigió públicamente al Gobierno desde múltiples sectores que el Acuerdo, los montos del empréstito, los términos y condiciones aceptadas fueran sometidas a la discusión y aprobación del Parlamento. Es que según el artículo 75 de nuestra la Constitución Nacional “corresponde al Congreso contraer empréstitos sobre el crédito de la Nación y arreglar el pago de la deuda interior y exterior de la Nación”. El Presidente, sin embargo, basándose en ciertas interpretaciones legales, desoyó este reclamo y se negó a someterlo a un Congreso Nacional que sin duda lo rechazaría. Tampoco accedió a aplicar otros mecanismos participativos como la consulta popular o referéndum frente a una decisión de vital trascendencia para el futuro de nuestro país.

También queremos trasmitirle objeciones al uso que hará el gobierno de los créditos concedidos. La aplicación de los fondos en estos días contradice claramente no sólo la búsqueda del desarrollo humano integral en la Argentina sino los preceptos y objetivos del FMI. Más allá del llamativo esfuerzo comunicacional por aclarar que el plan económico es una decisión del señor Macri y no una imposición del organismo que Usted preside, consideramos que de no tomar inmediatas medidas ello no excusará a usted y al Directorio de su corresponsabilidad en el desfalco que se realiza con fondos del empréstito en favor de grupos financiero-especulativos privilegiados y en las desastrosas consecuencias sociales que traerá este acuerdo, en particular para los sectores más empobrecidos.

Basta para comprenderlo un ejemplo: diariamente se están rifando entre 100 y 150 millones de dólares del empréstito, mediante el cuestionable mecanismo de subastas, al que sólo acceden empresas financieras cartelizadas que compran dólares y luego provocan su suba para aumentar su rentabilidad. Los antecedentes de esta conducta son notorios y no debieron pasar desapercibidos al Organismo. Desde que asumió el Presidente Macri, en 32 meses, la deuda pública aumentó en términos netos en más de USD 80.000 millones, a través de la colocación de emisiones equivalentes a más de USD 224.000 millones, de los cuales USD 140.400 millones fueron en moneda extranjera con privados. El peso de la deuda sobre el PIB de Argentina pasó del 41% en 2015 a representar el 69,8%, según reconoció el Secretario de Finanzas ante el Congreso de la Nación el pasado 2 de julio. Es decir, pusieron al país en una situación de alto riesgo, según sostiene el propio FMI al evaluar los márgenes prudentes para esta relación. De este modo, bajo la presidencia de Mauricio Macri, la República Argentina ha sido el país de mayor emisión de deuda en el mundo en el año. Y éste, el gobierno que más títulos emitió en nuestra historia.

Estos volúmenes elevadísimos de deuda no fueron empleados ni para el desarrollo nacional ni para la inclusión social. Se destinaron a la fuga de capitales, de modo que tampoco engrosaron las reservas ni proveyeron mayor estabilidad financiera. En efecto, pese a este proceso de acelerado y cuantioso sobre-endeudamiento, las reservas internacionales, que se encontraban en USD 25.092 millones el día de la asunción, 10/12/2015, sólo ascendían a USD 48.102 millones el 19 de junio de 2018. Es decir que se incrementaron en sólo USD 23.000 millones. Para conocer el despilfarro que se ha hecho de la deuda contraída basta con repasar el balance cambiario del BCRA que muestra que en este período se erogaron USD 25.236 millones en concepto de intereses, justamente como resultado de este fuerte sobre-endeudamiento. Pero, llamativamente, la exorbitante cifra de USD 47.724 millones terminó financiando la Formación de Activos Externos, generalmente asociada a la denominada “fuga de capitales”. Es una verdadera irresponsabilidad que se contradice con los objetivos del FMI otorgar en esta oportunidad un crédito récord sin tomar ninguna medida para evitar que, con los nuevos recursos, la política económica del gobierno arroje los mismos resultados.

Seguramente sabe Usted que el actual gobierno colocó a la tasa de interés en el mercado interno en niveles elevadísimos. Los más altos del mundo. El propósito declarado por el gobierno era reducir la inflación. Aquel objetivo nunca se logró ya que la inflación alcanzó según la oficina de estadísticas de la Ciudad de Buenos Aires el 41% el primer año, el 26,1% el segundo y acumula ya 15% en los primeros seis meses de 2018, totalizando más de 107,5% desde la asunción de Macri. Un nivel también récord. Sin embargo, lo que sí produjo esa elevada remuneración es una inmensa acumulación de pasivos por parte del BCRA, cuyo volumen llegó a 1,2 billones de pesos, una suma mayor que la base monetaria completa y el total de las reservas internacionales. Una verdadera bomba de tiempo financiera.

También corresponde que el Directorio conozca los números que exhiben el carácter fraudulento que tuvo la administración de la corrida cambiaria que resultara en el intempestivo pedido del empréstito en cuestión. Entre el 19 de abril al 21 de junio de 2018 tuvieron lugar a la vez tres fenómenos que nunca deberían haber ocurrido simultáneamente. La tasa de interés en pesos pasó de 26.3% a 47% anual, el tipo de cambio creció de 20,16 a $/dólar 27,55 y, por su parte, las reservas se redujeron desde USD 62.456 millones a USD 48.478 millones. En este marco, se realizaron innumerables operaciones que favorecieron intereses especulativos de inversores locales, extranjeros y a los propios funcionarios permitiéndoles la dolarización de sus carteras a tasas de cambio que resultaron ser 35% menores que las que hoy imperan. Entre las más resonantes, podemos citar el caso de JP Morgan, o el del fondo de inversión Templeton.

Por otra parte, el déficit fiscal al que se apela para justificar la colocación de deuda es en gran medida producto de una serie de decisiones gubernamentales destinadas a aumentar la rentabilidad de sectores económicos concentrados, cuyos privilegios viene a financiar este nuevo empréstito. El caso emblemático son los beneficios impositivos otorgados al complejo de los grandes agroexportadores y corporaciones mineras. La quita generalizada de retenciones ya produjo pérdidas al Estado valuadas en USD 5.500 millones, que quedaron en muy pocas manos. En el mismo sentido, la eliminación de las obligaciones vinculadas a la liquidación local de las exportaciones en plazos razonables tuvo como consecuencia una conducta especulativa que agravó esta injusticia distributiva en perjuicio del país: las divisas se retuvieron en el exterior para forzar un tipo de cambio más favorable a sus intereses, al racionar la oferta de dólares en la plaza local. La misma lógica puede aplicarse al resto de las actividades extractivas y los privilegios impositivos que beneficiaron a los sectores más acomodados como la reducción de impuestos a los bienes personales. Lejos de corregir estas injusticias que distorsionan las cuentas públicas, las medidas establecidas en el Memorándum y el Acuerdo las agravan.

Queremos, además, alertar al Directorio sobre la explosiva situación social que vive la Argentina y que seguramente se agravará a medida que se apliquen las medidas pactadas. Buscar el equilibrio fiscal ajustando el gasto social conduce al debilitamiento del mercado interno con dinámica de círculo vicioso. Las tan publicitadas “salvaguardas” que establece el Acuerdo aplicables “en caso de que las condiciones sociales empeoren” parecen una burla a quienes hoy ya ven peligrar sus haberes jubilatorios, salarios, empleos o directamente sufren hambre. Si se distribuyera la suma establecida como “salvaguarda” entre los 13 millones de pobres durante los 6 meses que restan a 2018, son USD 6 mensuales que alcanzan para consumir menos de dos kilos de pan per cápita al mes, en un contexto de suba generalizada de precios que afecta particularmente los alimentos, el trasporte público y los servicios esenciales. Es evidente que nada de ello permitirá atenuar una catástrofe anunciada.

Es por eso que los abajo firmantes no tenemos otro camino que repudiar este Acuerdo ya firmado y considerar a la nueva deuda contraída bajo sus condiciones como “odiosa o execrable”. Bregaremos, además, para que los compromisos suscriptos en el Acuerdo sean sujetos a revisión tanto de la Justicia como del Parlamento. Le solicitamos que en su carácter de Directora Gerente transmita al Directorio que este acuerdo entre el Organismo y el Poder Ejecutivo no cuenta con legitimidad jurídica, política ni social; que los fondos comprometidos se utilizarán de manera claramente fraudulenta en perjuicio del país; que el programa económico impuesto producirá una catástrofe social; y que, por lo expuesto, ante un cambio de gobierno, será puesto en crisis.

 

Primeras firmas

Dirigentes de organizaciones gremiales, sociales, DDHH, indígenas, mujeres

Adolfo Perez Esquivel (Premio Nobel de la Paz) – Juan Carlos Schmid  (Secretario General Confederación General del Trabajo) – Héctor Daer  (Secretario General Confederación General del Trabajo) – Esteban Castro (Secretario General Confederación de Trabajadores de la Economía Poular) – Lidia Miy Uranga “Taty Almeida” (Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora) – Estela de Carlotto (Abuelas de Plaza de Mayo) — Víctor Santa María (Secretario General SUTERH) — Sergio Palazzo (Secretario General Asociación Bancaria) — Vanesa Siley (Secretaria General de FE.SITRAJU) – Hugo Yasky  (Secretario General de la CTA de los Trabajadores) –Pablo Micheli (Secretario General de la CTA Autónoma) – Pablo Moyano (Sindicato de Camioneros) Hugo Cachorro Godoy (Secretario General Asociación de Trabajadores del Estado) – Sonia Alesso (Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina) – Roberto Baradel (Sec. Gral. SUTEBA),Roberto Pianelli (Sec. Gral. AGTSyP – Subterraneo) –Daniel Catalano (ATE Capital) (Secretario General ATE Capital) – Sergio Sánchez (Secretario General Federación de Cartoneros y Recicladores) – Eduardo López (Sec. Gral.  UTE) – Fani Espinola (Secretario General Federación de Cooperativas Textiles) – Jorge Hofffman, (Sec. Gral. ATE Santa Fe) –Rita Colli (Secretaria General Sindicato de Amas de Casa Reo Argentina Santa Fe) –Carlos De Feo, Sec. Gral. (Federación Nacional de Docentes Universitarios  –CONADU)- Emilio Pérsico (Secretario General Movimiento Evita) – Daniel Menendez (Coordinador Nacional Movimiento Barrios de Pie) –Juan Grabois (MTE/CTEP) – Deolinda Carrizo (Movimiento Nacional Campesino Indígena – CLOC) – Eduardo Murua (Movimiento Nacional de Empresas Recuperadas) – Walter Correa (Secretario General del Sindicato de Obreros Curtidores-CGT) –  Cristian Miño (Confederación Nacional de Cooperativas de Trabajo) – Damian Gabriel Rojas (Cooperativa de Trabajo Gallo Rojo Ltda.) (Ingeniero Agronomo) – Nacho Levy (La Poderosa) – Maria Rachid (Secretaria General de la Federación LGBT de Argentina) – Fernanda Miño (Mesa Nacional de Barrios Populares) – Gervasio Muñoz (Federación de Inquilinos Nacional) –Luis  Cáceres  (Secretario Gral. UOLRA) – Flor Minici (Colectivo Ni Una Menos)- Susana Trimarco (Fundación María de los Ángeles contra la Trata de Personas) – Eugenio Zaffaroni (Jurista) – Sergio Maldonado y Andrea Antico –  Josefina  Arévalo (Karaí de Comunidad Guaraní Rincón Ava) – Ceferino Ríos (Karaí de Comunidad Guaraní Ñupy) – Miriam Sotelo (Pueblo Guaraní de Corrientes en el Consejo de Participación Indígena.) – Elida Barriga (Comunidad Mapuche Lafquenche Neuquén) – Luis Pilkiman (Coordinadora del Parlamento del Pueblo Mapuche Tehuelche de Río Negro ) – Hernán Sotelo (Karaí de Comunidad Guaraní Jahavere) – Jesica Millalonco (Nawe Wapy Ñgein) – Eduardo “Negro” Montes (Frente de Economía Social) – Hernán Sotelo (Karaí de Comunidad Guaraní Jahavere) – Ever García Lizarraga (MTE Rural CTEP) – Carlos Pissoni (H.I.J.O.S.) – Sergio Val (Fundación Che Pibe) – Gildo Onorato (Sec de politicas sociales Movimiento Evita) – Arnaldo Bocco (Ex Presidente del Banco Central, Director del Observatorio de la Deuda Externa) – Adrián Lutvak (Presidente de la Federación Universitaria de Buenos Aires)- Mariel Fernández  (Secretario Nacional del Movimiento Evita) – Carolina  Brandariz  (Secretario Nacional del Movimiento Evita) – Juan Manuel  Abal Medina  (Secretario Nacional del Movimiento Evita) – Gerardo  Rico  (Secretario Nacional del Movimiento Evita) – Raul “Pucho”  Lorenzo  (Secretario Nacional del Movimiento Evita) – Ernesto “Indio”  Paillialef  (Secretario Nacional del Movimiento Evita) – Lis  Díaz  (Secretario Nacional del Movimiento Evita) – Alejandro “Peluca”  Gramajo  (Secretario de Organización del Movimiento Evita) – Eduardo “Cholo”  Ancona  (Defensor del Pueblo Adjunto Buenos Aires) – Jonathan  Thea  (Seamos Libres) – Elizabeth Gomez Alcorta (Movimento de Profesionales por los Pueblos) – Natalia Vinelli (Barricada TV) Marina  Cardelli  (Seamos Libres) – Itai Hagman (Patria Grande) – Milagro Sala – Eleonora  Pedot  (Via Campesina) – Enrique Quique Viale (Abogado Ambientalista)

Dirigentes políticos

María Emilia  Soria (Diputada Nacional) – Lucila  de Ponti  (Diputada Nacional) – Felipe Solá (Diputado Nacional) Máximo  Kirchner (Diputado Nacional) – Axel  Kicillof (Diputado Nacional) – Fernando  Espinoza (Diputado Nacional) – Jorge Capitanich  (Ex Jefe de Gabinete de la Nación/ Ex Gobernador del Chaco/ Intendente de Resistencia) – Verónica Magario (Intendenta de La Matanza) – Facundo  Moyano  (Diputado Nacional) – Daniel Arroyo (Diputado Nacional) – Agustín  Rossi (Diputado Nacional) – Leonardo  Grosso  (Diputado Nacional) – José Luis Gioja (Diputado Nacional) – Silvia  Horne  (Diputada Nacional) – Fernando Pino  Solanas (Senador Nacional) – Leopoldo Moreau (Diputado Nacional) Laura  Alonso (Diputada Nacional) – – Martín  Sabbatella  (Presidente de Nuevo Encuentro) – Mario  Mazzitelli (Secretario General Partido Socialista Auténtico) – Wado De Pedro (Diputado Nacional) – Fernando “Chino”  Navarro  (Secretario Político del Movimiento Evita) – Andres Larroque (Secretario General La Cámpora) – Josefina González (Diputada Nacional) – Cristina  Britez  (Diputada Nacional) – Juan  Cabandie (Diputado Nacional) – Guillermo  Carmona (Diputado Nacional) – Pablo Carro (Diputado Nacional) – Silvina Frana (Diputada Nacional) – Carlos Castagneto (Diputado Nacional) – Daniela Castro (Diputada Nacional) – Daniel  Filmus (Diputado Nacional) – – Carlos  Kunkel (Diputado Nacional) – – Gustavo Cardesa (Presidente Partido Intransigente) – Araceli Ferreyra  (Diputada Nacional) – Nilda  Garré  (Diputada Nacional) – Mayra  Mendoza  (Diputada Nacional) – Horacio  Pietragalla (Diputado Nacional) – Gabriela Estevez (Diputada Nacional) – Monica  Macha (Diputada Nacional) – Oso  Leavy (Diputado Nacional) – Fernanda  Vallejos (Diputada Nacional) – Darío Martinez (Diputado Nacional) – Lucila  Masín (Diputada Nacional) – Martín  Pérez (Diputado Nacional) – Martín Doñate (Diputado Nacional) – Adrián Grana (Diputado Nacional) – Fernanda  Raverta (Diputada Nacional) – Rodrigo  Rodriguez (Diputado Nacional) – Santiago  Igon (Diputado Nacional) – Luana Volnovich (Diputada Nacional) – Rodolfo Tailhade (Diputado Nacional) – Alicia  Soraire (Diputada Nacional) – Veronica  Mercado (Diputada Nacional) – Josefina González (Diputada Nacional)- Roberto  Salvarezza (Diputado Nacional) – Marcelo Santillan (Diputado Nacional) – Alberto Siampini (Diputado Nacional) – Susana  González (Senadora Nacional) – Maria Ines  Pilatti Vergara  (Senadora nacional) – Rodolfo Filipponi (Intendente de Pascanas) – Gabriel Fernández (Intendente de Laborde) – Antonio  Bonfati  (Ex gobernador) – Silvina  Batakis (Ex Ministra PBA) – Alfredo  Beliz  (Diputado de Parlasur por Chubut) – Damian Brizuela  (Diputado de Parlasur por Provincia de Catamarca) – Jorge  Cejas  (Diputado de Parlasur por Rio Negro) – Eduardo Fuentes  (Diputado Provincial por Neuquén) – Hernán  Cornejo  (Diputado de Parlasur por Salta) – Tulio Enrique Caponio  (Diputado de Parlasur por Tucuman) – Gabriel  Mariotto  (Diputado de Parlasur por Buenos Aires) – Ana María  Corradi  (Diputada de Parlasur por Santiago del Estero) – Fernanda  Gil Lozano  (Diputada de Parlasur por Capital Federal) – Oscar Laborde  (Diputado de Parlasur por Provincia de Buenos Aires) – Cecilia  Merchan (Diputada de Parlasur por Córdoba) – Mario Metazza  (Diputado de Parlasur por Santa Cruz) – Julia Perié  (Diputada de Parlasur por Misiones) – Franco  Saillen (Legislador de la provincia de Córdoba) – Julio  Sotelo  (Diputado de Parlasur por Chaco) – Juan José  Strada  (Diputado de Parlasur por San Juan) – Jorge  Taiana (Diputado de Parlasur por Buenos Aires) – Eduardo Valdés (Diputado de Parlasur por Caba) – Diego Mansilla (Diputado de Parlasur por Santa Fé) – Patricia  Chialvo (Diputada Provincial) – Vilma Chiapell (Legisladora de la provincia de Córdoba) – Andrea  Conde  (Legisladora  CABA) – Martín Fresneda (Legislador de la provincia de Córdoba) – María Teresa Garcia (Senadora Provincial por Buenos Aires) – Patricia  Núñez (Concejal de Ciudad de Coronda) – Deborah Giorgi (Secretaria de Producción – Partido de la Matanza) – Alejandro  Karlem  (Diputado de Parlasur por Corrientes) – Carmen  Nebreda (Legisladora de la provincia de Córdoba) – Juan Monteverde (Concejal de Ciudad Futura) – Caren  Tepp  (Concejala por Ciudad Futura) – Patricia  Núñez (Concejal de Ciudad de Coronda) – Patricia “Colo”  Cubría  (Diputada Provincial) – Luis  Bhom  (Senador Provincial) – Martin  Sereno  (Diputado Provincial) – Natalia  Soria  (Diputada Provincial) – Ricardo  Vissani  (Diputado Provincial) – Eduardo  Tindiglia (Diputado La Pampa) – Cuto Moreno (Diputado Provincial por Buenos Aires) – Martín Ogando (Referente Patria Grande) – Itai Hagman (Referente Patria Grande) Florencia Saintout (Diputada Provincial por Buenos Aires) – José Ignacio Rossi (Diputado Provincial por Buenos Aires) – Facundo Tignanelli (Diputado Provincial por Buenos Aires) – Juan Agustín Debandi (Diputado Provincial por Buenos Aires) – Gabriel Godoy (Diputado Provincial por Buenos Aires) – Mariana Larroque (Diputada Provincial por Buenos Aires) – Lauro Grande (Diputado Provincial por Buenos Aires) – Fernanda Diaz (Diputada Provincial por Buenos Aires) – María Cristina Alvarez Rodríguez (Diputada Provincial por Buenos Aires) – Sergio Berni (Ex-Secretario de Seguridad de la Nación) – Maria Teresa Garcia. (Senadora Provincial) – Santiago Carreras (Senador Provincial) – Juan M Pignocco (Senador Provincial) – Cecilia Comerio (Senadora Provincial) – Gervasio Bozzano (Senador Provincial) – Gustavo Barrera (Intendente Villa Gesell) – Malena  Defuncio (Concejala 9 de julio) – Silvina  Batakis  (Ex ministra de Economia PBA) – Dario Díaz Perez Senador Provincial – Karina Nazabal Diputada Provincial (MC)

Dirigentes Religiosos

Padre Pepe Di Paola (Integrante del Equipo de Sacerdotes para las Villas de Emergencia) – Jorge Elbaum (Presidente del Llamamiento Argentino Judío) – Marcos María García (Sacerdote COMUN UNION) – Padre Toto de Vedia (Sacerdote) – Diác. Ricardo Carrizo (Integrante del Grupo de curas en la Opción por los Pobres) – Eduardo  de la Serna  (Integrante del Grupo de Curas en la Opción por los Pobres) – Ernesto  Narcisi (Sacerdote diocesano en Parroquia de Los Pirpintos, diocesis de Añatuya, Santiago del Estero) – Rodolfo  Viano (Cura franciscano en Arquidiócesis de Bahía Blanca) – Pbro. Juan Carlos  Di Sanzo (Parroquia Cristo Re, Diócesis de Chascomus) – Pbro. Ignacio J. Blanco (Parroquia Santa María Hudson, Diócesis de Quilmes) – Padre Carlos  Gómez (Parroquia Stella Maris, Arquidiocesis de La Plata) – Pbro. Gustavo Ricardo  Varela (Asesor Diocesano de Pastoral Social, Alto Valle de Rio Negro) – Padre Alejandro C.  Llorente (Parroquia Ntra. Sra. de la Merced, Arquidiócesis de Bs. As.) – Pbro. Juan Ángel  Dieuzeide (Parroquia Nuestra Señora del Carmen, Bariloche, Río Negro) – Pbro. Juan  D´Amico Parr (N. S. del Carmen dioc. B.Bca) – Natalia Noemí   Rodríguez (Grupo Justicia, Paz e Integridad de la Creación – Córdoba) – Movimiento de Misioneros de Francisco.

 

Intelectuales, académicos y dirigentes estudiantiles

Adrián  Paenza  – Adriana  Puiggros  – Alicia  Castro  – Daniel  Campi  – Ana  Franchi  – Marisa  Herrera  – Leandro  Andrini  – Carolina  Mera  (Decana Facultad de Ciencias Sociales UBA) – Graciela  Morgade  (Decana Filosofía y Letras UBA) – Fernando  Salino (Rector de la Universidad de La Punta) – Adrián  Lutvak (Presidente de la Federación Universitaria de Buenos Aires) – Alejandro  Villar  (Rector Universidad Nacional de Quilmes) – Nicolás  Trotta  (Rector de la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo) – Jaime  Perczyk (Rector Universidad Nacional de Hurlingham) – Juan  Castelucci  (Rector Universidad Nacional de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur) – Ana  Catalano  (Vice Decana de la Fac. Cs Sociales UBA) – Gabriela  Dicker  (Rectora Universidad de Gral. Sarmiento) – Ana  Jaramillo (Rectora de la UN de Lanus) – Mauricio  Erben (Decano Fac. Ciencias Exactas UNLP) – Fernando  Porta  (Economista / Docente UNQ)  – Ana  Castellani  (Investigadora Conicet-UNSAM) – Arnaldo  Bocco  (Director Observatorio Deuda Externa UMET) – Emilce  Mooler (Investigadora Peptis – Citra / UMET) – Marta Novick  (Directora CITRACONICET / UMET) – Mariano  De Miguel  (Director del Instituto Estadístico de los Trabajadores) – María Mercedes Ferrero (CONICET)  – Sergio F. Job (Abogado/ Docente UNC) – Candela de la Vega (Investigadora UCC/ CONICET) – Daniel  Campi  – Ana Franchi  – Marisa  Herrera  – Leandro  Andrini  – Jose  Paruelo  – Hugo  Aimar  – Raquel  Chan  – Ayelen  Petracca (Presidenta del Centro de Estudiantes Sociales UBA) – Fabiana  Rios  – Victoria  Tolosa Paz  – Paula Lenguita  (Investigadores Autoconvocados) – Mara  Brawer  – Juan Manuel  Valdes  – Alberto  Kornblihtt  – Diego  Tatian  (ensayista, Universidad Nacional de Córdoba) – Marcelo  Ruiz  – Eduardo  Dvorkin  – Juan Pablo  Paz  – Sandra  Carli  – Rolando  Gonzalez  – Felix Requejo   – Mirta  Iriondo  – Patricia  Schilardi  – Jorge  Geffner  – Osvaldo  Uchitel  – Dora  Barrancos  – Andres  Kreiner  – Federico  Thea  (UNPAZ) – Hugo  Andrade  – Juan  Castelucci  – Diego  Hurtado  – Oscar  Galante  (Secretario Vin.Tec. UNGS) – Sergio  Angel (Inv Principal Conicet en INTECH) – Federico  Machado  (Secretario Ejecutivo FUA) – Gisella  Cernadas  (Presidenta de la Federación Universitaria de la Plata)  Mariana  Gotardo (Presidenta del Centro de estudiantes de Psicología UBA) – Lucas  Tavolaro (Presidente de Centro de Estudiantes de Ciencias Exactas UBA) – Silvina Pedraza  (Secretaria General de la Federación Universitaria de Villa María) – Johana Gabriela Lacour  Consejera Superior por el claustro estudiantil UNSE – Regina González  (Presidenta del CESOC de la Facultad de CP y RRIIUNR) – Estefania  Genesio  (Presidenta del CEP Facultad de Psicología UNR) – Sabrina  Márquez (Secretaria de Articulación Obrero Estudiantil de la Federación Universitaria de Córdoba) – Melanie Infante  (Secretaria General de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales UNCo) – Juan Pablo Paz (científico) – Jorge Aliaga (CONICET) – Fernanda Beigel (CONICET – Mendoza) – María Litter (Comisión Nacional de Energía Atómica) – Andrés Kreiner (Comisión Nacional de Energía Atómica – UNSAM) – Alicia Motta (investigadora principal CONICET) – Verónica Vildosola (CONICET) – Araceli Bellota (historiadora) – Marcelo Ruiz (Universidad Nacional de Rio Cuarto) – Juan Carlos Suarez Sandin (científico) – Diego Hurtado (docente UNSAM) – Rolando González José (CENPATCONICET)

Artistas

Mempo Giardinelli (escritor) – Martín  Kohan (Escritor)- Luciana Abad (Distribuidora de cortos) – Hugo Alvarez Rey (Actor) – Rodolfo Balocco (Docente) – Lola Berthet (Actriz) – Erna Elena Bonfiglioni  – Luciano Borges (Actor) – Victor Alejandro Camba – Ivan Chernov – Martín Coman (Actor) – Guido D’Albo (Actor) – Ale Darin (Actriz) – Ramiro Daniel Diaz  – Enrique Dumont (Actor) – Hugo Fernandez Panconi (Músico) – Debora Fideleff (Actriz) – Luisa Kuliok (Actriz) – Soledad Leone (Actriz) – Monica Lerner  – Virginia Lombardi (Actriz) – Maria Gabriela Lombardi – Omar Lopardo (Actor y director) – Maria Jose Malvares (Fotógrafa) – Adriana Mareque (Titiritera) – Alejandra Marino (Directora de cine) – Sebastian Mogordoy (Actor) – Gabriela Moyano (Actriz) – Marina Olmi (Artista plástica/Actriz) – Juan Palomino (Actor) – Marcelo Panizza (Actor) – DANIEL  Reyes (Actor) –Ximena Rijel (Actriz)- Mario Enrique Suarez (Actor) – Delia Tedin (Artista plástica) – Gimena Tur (Fotografa) –DANIEL  Valenzuela (Actor)-Alex Vanelli –Representante)-Susana Varela (Actriz)-Coni Vera (Actriz)-Eliana Wasserman (Actriz)-Juan Pablo  –lsson  (Sociólogo – Activista ambiental)-Francisco Alejandro Muzzio (Abogado/Profesor)-Eduardo  Hecker  (Economista UBA) – Felix  Herrero (Economista)  – Guillermo  Celaya (Abogado) – Cristina Banegas (Actriz) – Dolores Sola (Actriz y cantante)- Horacio Gonzalez (Filósofo) – Liliana Herrero (Cantante) – Carlos Berraymundo (Actor) –Juan Forn (Escritor)-Sergio  Chejfec (Escritor)-Ricardo  Straface (Escritor) – Ezequiel  Adamovsky (Escritor)  – Sergio  Bizzio (Escritor) – Lucía  Puenzo (Escritor) – Gustavo  Ferreyra (Escritor) – Anibal  Jarkowski (Escritor) – Marina  Mariasch (Escritor) – Juan José  Becerra (Escritor) – Paula  Pérez Alonso (Escritor) – Rodolfo  Rabanal (Escritor) – Selva Almada  (Escritor) – Guillermo Saccomano  (Escritor) – Guillermo Martínez  (Escritor) – Fernanda García Lao  (Escritor) – Daniel Link  (Escritor) – Tununa Mercado  (Escritor) – Noe Jitrik  (Escritor) – Liliana Heer  (Escritor) – Adriana Pérsico  (Escritor) – Cecilia Palmeiro  (Escritor) – Gabriela Bejerman  (Escritor) – Diego Bentivegna  (Escritor) – Esteban López Brusa  (Escritor) – Daniel Krupa  (Escritor) – Mariana Dimopulos  (Escritor) – Ariel Magnus  (Escritor) – Sebastián Bianchi  (Escritor) – Juan Bautista Duzeide  (Escritor) – Christian Kupchik  (Escritor) – Jorge Consiglio  (Escritor) – Luciana De Mello  (Escritor) – José Pablo Feinmann  (Escritor) – Virginia Feimann  (Escritor) – Liliana Viola  (Escritor) – Maristella Svampa  (Escritor) – Horacio GonzáleZ  (Escritor) – Norberto Galasso  (Escritor) – Aurelio Narvaja  (Escritor) – Ilda Lucchini  (Escritor) – Ricardo Straface  (Escritor)Daniel Devita (músico) – Carlos March (actor) – Horacio Peña (actor) – Marcela Ferradas (actriz) – Nicolas Pauls (músico) – Diego Frenkel (músico) – Ignacio Copani – Leo Vinci (artista plástico) – Marcelo Figueras (escritor) – Erika Halvorsen (escritora) – Hugo Urquijo (director de teatro) – Javier Margulis (director de teatro) – Liliana Herrero – Dady Brieva – Pablo Echarri – Darío Grandinetti – Adriana Varela – Cristina Banegas – Federica Pais – Viviana Saconne – Dolores Solá (cantante) – Eleonora Wexler – Mex Urtizberea – Jean Pierre Noher – Paola Barrientos – Osmar Nuñez – Luisa Kuliok – Pompeyo Audivert – Ingrid Pellicori – Maria Fiorentino (actriz) – Victoria Onetto – Horacio Roca – Beatriz Spelzini (actriz) – Ana María Picchio – Horacio Fontova – Claudio Villaruel – María Onetto – Benjamía Avila (director de cine) – Pedro Saborido – Luis Ziembrowski – Katya Alemann – Carlos March (actor) – Horacio Peña (actor) – Marcela Ferradas (actriz) – Nicolas Pauls (músico) – Diego Frenkel (músico) – Ignacio Copani – Leo Vinci (artista plástico) – Marcelo Figueras (escritor) – Erika Halvorsen (escritora) – Hugo Urquijo (director de teatro) – Javier Margulis (director de teatro) – Juan Benitez (músico) – Barbara Gravinsky (cantante) – Gabriel Torres (músico) – Mavi Diaz (cantante) – Ana Pauls – Raul Rizzo – Conrado Geiger – Cristina Fridman – Arturo Bonin – Ernesto Larrese – Roly Serrano – Gonzalo Urtizberea – Maria Glezer – Claudia Carpena – Coni Vera – Susana Cart – Lola Berthet (actriz) – Raquel y Jorge Witis – Mónica Scaparonne – Anabel Cherubito – Daniel Fanego (actor) – Celsa Mel Gowland (cantante) – Ariel Prat (músico) – Esteban Morgado (músico) – Bruno Signaroli (músico Non Palidece) – Bernarda Llorente (actriz) – Claudio Da Passano (actor) – Carlos Barragán – Sandra Russo (periodista) – Juan Benitez (músico) – Barbara Gravinsky (cantante) – Gabriel Torres (músico) – Mavi Diaz (cantante) – Ana Pau – Rolando Andrade Stracuzzi (fotógrafo) – Marian Farias Gomez – Marcelo Melingo (actor) – Roxana Randón (actriz) – Claudio Da Passano (actor) – Victor Hugo Morales – Jorge Alemán (psicoanalista) – Araceli Bellota (historiadora) – Edgardo Mocca (periodista) – Noralih Gago (comunicadora) – Hugo Paredero (periodista) – Gabriela Radice (periodista) – Enrique Masllorens (periodista) – Carlos Barragán – Sandra Russo (periodista) –  –

…………………. Siguen las firmas  –


Una petición se ha realizado, rechazando el préstamo tomado por la Argentina con el FMI y la falta de tratamiento en el Congreso de la Nación. Ponemos a disposición de nuestros lectores la dirección para que adhieran todos aquellos que quieran hacerlo.

https://bit.ly/2zNTjMO

Los 26 puntos de Ubaldini

Publicado en País Martes, 17 Julio 2018 15:02

Saúl Ubaldini, fue un conocido dirigente gremial, estuvo a cargo de la CGT durante el último golpe cívico-militar del 76, conducido principalmente, por Videla y Martínez de Hoz. Dentro de la CGT, Ubaldini lideraba la fracción “CGT Brasil”, que se caracterizó por ser de carácter más combativo para con el gobierno militar, contrario a la otra fracción, la “CGT Azopardo” que era más “dialoguista”.

Para entender mejor la posición de los gremios y el planteo de Ubaldini, frente a momento político conflictivo que se estaba viviendo en Argentina, es oportuno precisar sobre la crisis heredada del proceso militar. La Argentina, al retorno de la democracia tenía 25.700 millones de dólares, en promedio, de deuda externa. Pero a todo esto hay que sumarle la deuda que contrajo el gobierno de Alfonsín, más la estatización de la deuda, es decir, toda la deuda contraída por los privados durante los años anteriores pasaba a ser deuda pública, deuda del estado nacional. Nos es casualidad que se hayan registrado 13 paros, de los cuales 4 fueron nacionales. El clima seguía agitado.

Como la historia nos cuenta, siempre que el FMI o algún acreedor extranjero puso la guita sobre la mesa, detrás venían las condiciones para que el préstamo se concretara. Estos buitres tendían a fijar sus intereses sobre nuestras legislaciones laborales, de salud o educación, pretendían, los de afuera, decirnos a los de adentro cómo resolver nuestros problemas.

Frente a esta situación conflictiva es que la CGT, conducida por Ubaldini va a plantear los 26 puntos, para poder reorientar la economía, dotándola de un carácter más nacional, con un desarrollo pleno de la industria, más y mejor trabajo, una mejor distribución de la renta, tratando de apuntar la manguera, por donde se escapaban los dólares, hacia adentro o por lo menos pincharla un poquito.

He aquí los 26 puntos:

DEUDA EXTERNA

1) Establecer una moratoria para el pago de los servicios de la pretendida deuda externa, en razón de la necesidad vital de aplicar los recursos nacionales a la inmediata reactivación de la economía nacional.

2) Someter al Congreso Nacional, como lo establece la Constitución, la decisión sobre la naturaleza y legitimidad de la pretendida deuda externa y sobre los compromisos y plazos a negociar una vez superada la

actual emergencia nacional, excluyendo terminantemente toda fórmula que implique la renuncia a la inmunidad soberana, admita jurisdicción judicial extranjera y coloque al Estado como garante total y solidario por la devolución de créditos contraídos o en gestión.

3) No contraer nuevas obligaciones para pagar servicios ni admitir el crecimiento usurario de la pretendida deuda externa por recargo de intereses bancarios.

REORDENAMIENTO FINANCIERO

4) Colocar el sistema financiero al servicio del país mediante un Banco Central que actúe como orientador del crédito, Privilegiando las actividades productivas, a través de una ley de entidades financieras de prioritario tratamiento por el Congreso de la Nación para poner coto a un sistema financiero dirigido aún por la ley 21526, de la dictadura, que desestabilizó a todo el sistema productivo a través de la especulación y concertación del crédito.

NACIONALIZACIÓN DE LOS DEPÓSITOS BANCARIOS

5) Reimplantar la nacionalización de los depósitos bancarios, que son el resultado del ahorro público, para que esos recursos genuinamente argentinos sean empleados para impulsar la producción y los servicios de interés primordial del pueblo y de la Nación a través de normas y pautas crediticias decididas por el Banco Central con participación de los sectores de la producción y el trabajo. De esta forma el sistema bancario oficial y privado será la palanca esencial de la reactivación económicas.

REFORMULACIÓN TRIBUTARIA

6) Impulsar una reforma impositiva inspirada en el crecimiento de la actividad productora de bienes y servicios e impulsar una reforma impositiva que estimule la producción, libere el trabajo y desaliente la especulación.

MOVILIZACIÓN PRODUCTIVA

7) Movilizar el alto margen de capacidad ociosa mediante medidas de inmediato apoyo fiscal y crediticio, directamente condicionadas a planes efectivos de mayor producción y de preservación y aumento de los niveles de ocupación, con control de su efectivo cumplimiento.

VIVIENDA POPULAR

8) Poner inmediatamente en marcha planes de construcción de viviendas a todos los sectores mediante un crédito ágil, con rápido empleo de los recursos bancarios. Dichos planes, además de contribuir a solucionar un agudo problema social, actuarán como fuerte multiplicador de la ocupación y complementaran la política de reactivación con uso de insumos no sujetos a las necesidades de importación.

EXPORTACIONES

9) Promover estímulos directos e indirectos que permitan organizar corrientes sostenidas de exportaciones con alto nivel agregado que, paralelamente con las de la producción primaria, consolidan la actividad económica y privilegian el trabajo nacional.

10) Impulsar un proceso de sustitución de importaciones congruente con el esfuerzo de reactivación del aparato productivo nacional, generando el adecuado ahorro de divisas que impone la actual situación.

11) Recuperar la paridad en la asignación de fletes navales y terrestres de nuestro comercio exterior, evitando la evaporación de divisas hacia transportistas extranjeros.

12) La perspectiva exportadora no debe limitarse a una extrema liquidación de stocks, forzada por la inducida anemia del mercado interno, con el solo propósito de allegar dólares al pago de obligaciones de la pretendida deuda externa, sino organizarse como una estrategia nacional permanente.

INVERSIÓN PÚBLICA REACTIVADORA

13) Revalorizar la inversión pública articulando un estricto orden de prioridades para facilitar que los servicios y empresas del Estado recuperen su mayor nivel de eficiencia y concurran a aumentar la capacidad productiva nacional y de exportación de bienes y tecnología.

ORGANISMOS Y EMPRESAS DEL ESTADO

14) Defender enérgicamente el fortalecimiento y desarrollo de las empresas estructurales del Estado, y las destinadas a la explotación de sus riquezas naturales y servicios públicos, y todas las relacionadas con el desarrollo tecnológico que son propiedad del pueblo y patrimonio de la Nación, indispensables para consolidar la independencia económica y la soberanía nacional, y propender a la participación de los trabajadores en la conducción y contralor de dichas empresas, para garantizar el éxito de la gestión empresaria y la puesta en marcha de las obras públicas paralizadas con grave daño para el bienestar general.

DEFENSA Y RECUPERACIÓN INDUSTRIAL

15) Defender y recuperar el nivel alcanzado por la Argentina en sus industrias de base y punta, en tanto las mismas constituyen los pilares fundamentales e insustituibles de un crecimiento económico y tecnológico nacional.

FEDERALISMO ECONÓMICO

16) Asegurar la legítima, equitativa y efectiva asignación de la coparticipación de los recursos tributarios, garantizando, mediante el federalismo económico, el papel fundamental que deben cumplir las provincias en el desarrollo armónico de la Nación. Es imprescindible evitar que el paternalismo administrativo del gobierno nacional desvirtúe la presencia federal de nuestro régimen constitucional.

PROMOCIÓN DE LA INVERSIÓN PRIVADA

17) Promover el apoyo al esfuerzo inversor mediante un conjunto de reglas claras y estables, dentro de un orden de prioridades que informe un modelo de desarrollo nacional explicito.

ORDENAMIENTO CONSTITUCIONAL

18) Defender el orden democrático y republicano en relación con las facultades reservadas al Congreso Nacional por la Constitución, como el tratamiento de las cuestiones económicas fundamentales: signo monetario, deuda externa y presupuesto de la Nación, y luchar para que no se exceda la autoridad económica, por ningún concepto, de la jurisdicción constitucional, especialmente en sus negociaciones con el exterior.

LEGALIDAD Y JUSTICIA SOCIAL

19) Declarar cuanto antes la caducidad de las disposiciones dictatoriales que anularon las leyes democráticas de

organización sindical, contrato de trabajo, convenios colectivos, etc., y volver al pleno imperio de las leyes democráticamente sancionadas, cuya reforma sólo puede operarse por el Congreso Nacional. El mantenimiento de la legislación dictatorial repugna al espíritu democrático argentino.

20) Garantizar en la práctica los derechos del trabajador establecidos por la Constitución Nacional, así como el funcionamiento de las convenciones colectivas de trabajo, amparadas expresamente en el texto constitucional.

21) Preservar el cumplimiento de las finalidades de las obras sociales del constante deterioro que se viene produciendo en su situación económico financiera, en virtud de la caída del salario, la persistente mora empresaria en el depósito de los aportes y la conducción ineficiente de las intervenciones prolongadas inexplicablemente por el gobierno democrático.

22) Defender el sistema de obras sociales del absorcionista oficial, y propender a su recuperación y funcionamiento mediante el cese inmediato de las intervenciones que aún subsisten, procediéndose al reintegro a la organización gremial correspondiente, como único medio de garantizar prestaciones médicas indispensables que hoy se encuentran en falencia cuando no suspendidas.

23) Normalizar el Instituto Nacional de Obras Sociales integrando a su conducción a la representación de la CGT.

24) Elevar el salario de los trabajadores y jubilados para asegurar una retribución justa que contribuya como mecanismo de reactivación a través del consumo interno.

REFORMA DEL SISTEMA PREVISIONAL

25) Redefinir globalmente el sistema jubilatorio, determinando que sus recursos se forman como aportes que son salarios diferidos de los trabajadores y no mediante impuestos inespecíficos que se recaudan con cualquier fin y con total desvinculación de su función social. Las Cajas de Previsión son organismos de esencia social vinculados al trabajo y deben ser conducidas con participación directa de los trabajadores activos y pasivos. Exigir el cumplimiento de las disposiciones legales sobre movilidad de los haberes jubilatorios en relación con los sueldos percibidos por los trabajadores en actividad.

EDUCACIÓN Y CULTURA

26) Promover la urgente reforma educativa en todos los niveles, a fin de alcanzar la formación de una conciencia nacional independiente, con amplio respeto por las modalidades regionales y las expresiones culturales de las provincias, acentuando la integración federalista de nuestro país y reformular el plan de alfabetización sobre pautas culturales y sociales propias de nuestro pueblo. Reclamar el urgente aumento del presupuesto educativo para remediar la deserción escolar, el aumento del analfabetismo, la falta de escuelas, el funcionamiento inapropiado de las necesidades reales de los comedores escolares y la casi total ausencia de escuelas hogares. Revalorizar la función de los trabajadores de la educación, en lo referente a la legislación, los salarios y el sistema previsional. Defender los valores culturales propios, con amplia participación del pueblo y mediante la inclusión de expresiones artísticas que amplíen y aseguren equitativamente fuentes de trabajo a creadores y artistas identificados con estos altos fines, en los medios masivos de difusión cultural.

Éste plan presentado se va a oponer también al famoso Plan Austral implementado por el radical Raúl Alfonsín. Tal plan (austral) buscaba revertir la inflación, que en ese momento llegaba al 30%, además de congelar precios, salarios y tarifas, poner en circulación una nuevo moneda (el austral), el cual equivalía a 1.000 pesos argentinos o 80 centavos de dólar, tratando de frenar así la emisión monetaria y el déficit fiscal.

A pesar de la situación que venían atravesando los sindicatos en Argentina desde el proceso, en donde eran proscriptos o intervenidos, la dirigencia gremial supo encabezar la lucha de las mayorías y responder a los reclamos de éstas.

 

EN LA ACTUALIDAD

Actualmente en Argentina el monto de la deuda pública llegaría para fin de 2018 a U$S 348.990 millones, equivaldrá al 82,2% de su PBI. Vale decir que el producto bruto interno de la Argentina, que es el valor total de bienes y servicios finales producidos en un país al cabo de un periodo de tiempo –generalmente de un año-, es casi equivalente a lo que la Argentina debe.

Con éstos números se puede entender el porqué de las medidas llevadas adelante por el gobierno de Macri. La reforma previsional, el cierre de paritarias por decreto, los aumentos salariales por debajo del índice de inflación, y por si es poco a pagar en cuotas. Podríamos seguir con una lista larga de medidas que se han tomado en detrimento de la clase trabajadora y del pueblo en su conjunto, pero la amargura ya es grande.

Solo nos queda esperar que, como en su momento, la CGT supo interpretar y hacer propios los reclamos de los trabajadores poniéndose a la cabeza de la lucha, hoy puedan llamar a la unidad y ser quienes encabecen los reclamos de los más desprotegidos y vulnerados de la sociedad.  

 

 

 

 

 

“Ni ganada ni perdida”

Publicado en Opinión Viernes, 13 Julio 2018 22:11
 
 
“Durante el kirchnerismo existió un crecimiento industrial sin modificación de la estructura productiva”, afirma el investigador del Conicet Martín Schorr.
 
“Durante el kirchnerismo existió un crecimiento industrial sin modificación de la estructura productiva”, afirma el investigador del Conicet Martín Schorr. 

Ni todo lo ocurrido bajo el kirchnerismo fueron aciertos de líderes preclaros, ni fueron tampoco sus errores: fue una disputa entre sectores sociales, cuyo resultado es siempre contingente e incompleto”. Así se presenta Entre la década ganada y la década perdida. La Argentina Kirchnerista, ensayos de Economía Política (Ed. Batalla de Ideas), libro compilado por el investigador del Conicet y la Unsam Martín Schorr. Junto a otros cinco académicos buscan una lectura alejada de la habitual polarización sobre el anterior ciclo de gobierno. 

En diálogo con Cash, Schorr sostiene que “no tiene sentido plantear el proceso kirchnerista en términos de década ganada o perdida. Los primeros suelen hacer referencia sólo al primer momento del kirchnerismo, y soslayan cuestiones estructurales negativas no revertidas, mientras que los detractores solo se concentran en la última etapa y pierden de vista el crecimiento previo, pero nuestro objetivo es rescatar luces y sombras de un proceso que fue muy contradictorio y conflictivo”. 

En donde la visión de Schorr sí es tajante, es en relación a la actualidad, bajo una definición que tal vez sea el adelanto de su próximo libro, pues señala que “si bien el 2015 era complejo luego de dos años de congelamiento en materia salarial y distributiva, hoy estamos muy lejos de esa realidad, se agravó mucho la situación en estos dos aspectos que se tornaron claramente regresivos, y se amplió además enormemente la transferencia de ingresos a la clase dominante, fundamentalmente a exportadores y al sector financiero, además de consolidarse la restricción externa, pero en este caso ligada al endeudamiento internacional y a la fuga de capitales financieros. 

¿Hubo retroceso en estos dos años y medio de macrismo?

–No solo eso, cambió fuertemente la base social de ganadores y perdedores. Los grandes ganadores son hoy el sector financiero, los no transables como las empresas de servicios públicos o la medicina prepaga, y solo el sector productivo que cuenta con ventajas comparativas, es decir mayormente ligado al sector primario. El macrismo se sacó de encima rápidamente dos grandes dificultades para su proyecto, como lo es arbitrar claramente en contra de los trabajadores y hacia una transferencia ingresos a otros sectores del poder económico, ya que además del capital industrial concentrado, la delantera la tomaron las privatizadas, el sector financiero, y la oligarquía. En cambio, durante el kirchnerismo, los mayores actores eran los sectores de la producción primaria pero también industrial, debido al fuerte mercado interno, justamente por el otro protagonista principal, los trabajadores, que por lo menos hasta 2008 experimentaron una fuerte recomposición salarial, aunque luego esto se estancó porque la estructura productiva empezó a condicionar esta distribución. 

¿Esta falta de modificación de la estructura productiva es una de las principales objeciones al kirchnerismo?

–Existió un crecimiento industrial sin modificación de esa estructura productiva, debido a que no se corrigió el tipo de sectores productivos ni el mapa de los actores dominantes, por lo que concluimos que no se revirtió, sino que de hecho se profundizo, el proceso de extranjerización y predominio del capital extranjero. Esto se debió entre otras cuestiones a no haber corregido los legados normativos de los años noventa, es decir la legislación sobre inversiones extranjeras y tratados bilaterales, con lo que sin dudas existió un crecimiento industrial muy importante que motorizó la economía, pero no cambió su fisonomía, ya que los intentos por generar una burguesía nacional estuvieron muy asociados a la prebenda y en algunos casos a prácticas espurias con el aparato estatal. Y esto es lo que trajo finalmente el regreso de la restricción externa en 2011.

¿En ese año empieza otra etapa?

–Sí, en realidad hubo tres fases. La primera es la de Néstor, asociado al viento de cola, que no fue determinante pero tampoco neutro, y gracias también a la devaluación efectuada por Duhalde, que produjo un deterioro del salario real del 30 por ciento, con consolidación de los sectores vinculados a la producción industrial y de commodities y el retroceso de fracciones ligadas al sector financiero, con lo que los dólares de la exportación fueron los que sostuvieron el superávit y el virtuosismo del crecimiento. De hecho, recién en 2007 se iguala el año 2001 previo a la crisis. La segunda etapa esta acompañada por la crisis internacional de 2008 y por evidentes problemas estructurales vinculados a la fuga, la restricción externa, las dificultades energéticas, y el predominio extranjero, mientras que la última etapa comienza con el declive de los dólares comerciales por el deterioro en los términos de intercambio, que lleva a profundizar el control de las importaciones y al mal llamado “cepo”, que eran controles de cambios, donde a partir de 2013 se incorporan también los dólares financieros, aunque no como la actual deuda que genera el macrismo, sino por medio de acuerdos con China y Rusia. Ahí la fracción que sostiene el modelo económico si bien no es el actual JP Morgan, sí es financiero, lo cual tuvo implicancias en la estructura productiva, porque ese capital estaba atado a acuerdos de incorporación de tecnología de esos países.

Frente a la tradicional y actual recurrencia al FMI o a los mercados financieros globales, ¿no fue ésa una salida alternativa? 

–Bueno, el conflicto con los buitres dificultaba acceder al mercado financiero clásico, creo que esa era la única opción, frente a lo endeble de la estructura productiva a causa del deterioro en los términos de intercambio.

Sin ser una década ganada ni una década pérdida, ¿con cuál de esas opciones se sienta más cómodo?

–Creo que esas definiciones no ayudan. Existe una gran complejidad. Por un lado, aparecen dos elementos que no son menores, como la reestatización de las AFJP, otra discusión es cómo se usaron los fondos, y el otro la de YPF, que si bien no fue parte de una estrategia de renacionalización y se la puso al mando de un neoliberal como Miguel Galuccio, es cierto que legó a la principal empresa del país en manos del Estado, algo muy importante. También existió una apuesta interesante por mejorar la distribución del ingreso, pero al no discutir la estructura ni la especialización productiva, a partir de 2011 esa misma estructura le vetó al kirchnerismo su estrategia distributiva. Y eso fue porque se consolidó una industrialización deforme, que consume mas divisas de las que genera, y con un claro predominio del capital extranjero, donde además se mantuvieron 55 de 60 tratado bilaterales de inversión, y donde en el año previo al mal llamado “cepo” este capital remitió la mitad del superávit comercial. Si bien esta fuga de capitales no fue como en los noventa o como en la actualidad, que es a partir de la timba financiera, lo cierto es que la ganancia extraordinaria del capital concentrado agrario e industrial se fugó, con independencia de su origen extranjero o nacional. Y a esto hay que agregarle un problema nuevo como es la crisis energética, ya que hasta la estatización de YPF en 2012 se siguió con la política energética de los noventa, que consumió buena parte de las divisas.

En un contexto que incluyó una de las mayores crisis económicas mundiales, con cadenas de valor globalizadas y de predominio del capital financiero sobre el industrial que tuvo su capítulo local en los buitres, ¿países de la región podían desarrollar un capitalismo nacional sustentable? 

–A nivel regional no, eso es cierto. Pero nuestro país llegó a esos cambios con estos problemas estructurales muy avanzados. Yo no creo en lo del viento de cola pero tampoco en lo del viento de frente. No hubo casos de desarrollo de un capitalismo nacional, pero Bolivia, Ecuador o Venezuela buscaron romper con las normativas vinculadas a inversiones extranjeras. El proceso kirchnerista deja la enseñanza de que cualquier planteo progresista o que busca la distribución del ingreso, si no discute la estructura productiva, el tipo de inserción internacional y de poder económico, tarde o temprano allana el camino para planteos antipopulistas, que es lo que explotó el actual gobierno hablando sólo de los últimos años del kirchnerismo.

El macrismo se presentó a la sociedad postulando que no eran neoliberales, sino desarrollistas, ¿qué significa? 

–Claramente no son desarrollistas, por lo menos el desarrollismo pro-capital extranjero de Arturo Frondizi estaba vinculado al desarrollo industrial, pero acá eso nítidamente no se ve. El tipo de fomento al capital extranjero que han realizado está ligado al negocio financiero, o bien al sector primario, al cual, como señalaba Aldo Ferrer, le sobran dos tercios de la Población Económicamente Activa, y donde además su rentabilidad no se re-invierte productivamente, sino que tiene una lógica crecientemente financiera antes que productiva. Siendo generosos pueden ser desarrollistas por su búsqueda de seducir al capital extranjero, pero desde el punto de vista de la inserción productiva e industrial no tienen nada de eso. Lo que más le cabe es neoliberales, porque hoy no solo el sector industrial Pyme está condicionado, debido a la apertura importadora, a la suba de costos financieros, a los tarifazos, y a la caída del consumo interno por deterioro salarial, sino que ese combo incluso está afectando también al capital industrial concentrado.

Usted afirmó que la gestión macrista es un proyecto para un país agroexportador y de especulación financiera, es decir inviable para las mayorías.

–Me parece que era obvio, por lo menos para varios del 49 por ciento que no lo votaron. Aunque ellos lo negasen, su matriz ideológica es la de las ventajas comparativas con especialización, junto al clásico esquema de liberalización financiera, lo que daba como desenlace absolutamente previsible una política económica que buscó premiar el negocio financiero y especulativo antes que productivo. Hubo un boom de inversiones, sí, en timba financiera, y eso es lo que hoy les mina las bases de su modelo.

Sin compartir en su totalidad las posiciones políticas tanto del periódico Página 12, como las del entrevistado, José Mujica, consideramos necesario difundir las opiniones de aquellos referentes políticos de la América Morena que sin lugar a dudas han sostenido la defensa de los sectores populares en el marco de una integración latinoamericana que aún aspira a concretarse. En este caso, el ex presidente uruguayo señala la importancia estratégica de la Universidad en esta tarea y realiza un crítico a la deshumanización del hombre a partir del modo de vida que impone el sistema capitalista a escala mundial (Revista Universitaria).

- — -

“Donde he visto gérmenes de un futuro más generoso es en las universidades”

“A los que les gusta la plata hay que correrlos de la política. Hay que vivir como el pelotón de la sociedad, como la inmensa mayoría. Si perdemos la confianza de la gente que defendemos, somos unos impostores. Hay que vivir como se piensa, porque de lo contrario terminamos pensando como vivimos. La izquierda del futuro debe defender eso y debe preocuparse por esto”, dijo a Página 12, el ex presidente de Uruguay, José “Pepe” Mujica en una definición que lo pinta de cuerpo entero y que expresa en toda su dimensión la premisa de predicar con el ejemplo, una de sus mayores cualidades como dirigente político latinoamericano.

Mujica, a sus 82 años, dio una extensa entrevista al diario publicada el domingo donde volvió a mostrar su enorme capacidad para comprender la realidad y desafiar a la clase política con su mirada inteligente, sagaz y crítica respecto de los desafíos que América Latina, y particularmente la izquierda, tienen por delante.

El ex presidente uruguayo, abrió las puertas de su chacra a las afueras de Montevideo  y con la sencillez y coherencia que lo han caracterizado durante toda su vida pública, Página 12 accedió a más de una hora de charla donde dejó una cantidad de definiciones sobre Lula y la dirigencia política, las debilidades de la izquierda, la despenalización del aborto y la droga, el exacerbado consumo del capitalismo actual, entre otros temas, sobre los cuáles al día de hoy son motivo de reflexión y discusión.

Durante el encuentro, Mujica también accedió responder unas preguntas para Universidad, en lo que pudiera haber sido una clase de pensamiento político por la contundencia de sus reflexiones y la claridad para transmitir su mirada, y que en parte se transcribe a continuación.

El también senador valoró el rol de los jóvenes, marcó las diferencias del mundo actual con los tiempos de su juventud, el importante rol de las universidades y hasta realizó un desagravio a Marx y a Lenin por endilgarles la responsabilidad de los errados diagnósticos de la izquierda avanzado el siglo XX e iniciado el siglo XXI.

¿Cuál es su consejo para los jóvenes que están hoy en las universidades y que pueden ser los dirigentes del mañana?

Los trabajadores de mi época hablaban del proletariado, los trabajadores del futuro serán todos universitarios. Los trabajadores del futuro tienen una enorme ventaja que es ser más calificados, más cultivados pero también tiene una enorme debilidad, van a ser más débiles, porque son más modernos y menos primitivos. Hoy tienen mejor cabeza pero son más flojitos de cuerpo, más débiles para soportar la dureza de las privaciones, pero muchos más inteligentes para avizorar caminos, vaya contradicción. Yo ya estoy muy usado, no voy a ver ese mundo.

Si bien lo ve lejano, el líder uruguayo retoma esta contradicción entre lo viejo y lo nuevo y hace un llamado al pensamiento de la izquierda y a sus nuevos desafíos frente a un contexto signado por el excesivo consumismo del capitalismo.

En este sentido, se expresa con un fervor que deja de lado el sabor a pesimismo que puede tener alguna de sus consideraciones: “El concepto de felicidad humana no es una boludez poética”, –aclara-. “Hay que crear un entorno amigable para la vida. Si la izquierda no se preocupa por estas cosas, ¿quién se va a ocupar?.

Ahora, si nosotros estamos buscando en los libros viejas respuestas a problemas que aparecen hoy, no es culpa de Marx o de Lenin que no tuvieron los conocimientos respecto a la conducta humana hoy. Antes pensábamos: nosotros somos todos nietos de Robespierre, del Dios Razón. Hoy sabemos del Dios Tripa, que muchas veces lo que decide la cabeza es lo que hace rato decidieron las tripas. Bueno, no tenían por qué saberlo.”

Dentro de esta cultura del consumismo, los jóvenes son permanentemente estigmatizados por los medios y la sociedad en su conjunto. ¿Cuál es el rol de los jóvenes organizados?

Donde he visto gérmenes de un futuro más comprometido y más generoso, y un hombre mejor, es en el piso de las universidades del mundo.  Y eso es lo que tienen en común lugares como Japón y Turquía, y estos con Alemania, con Oxford, con Nueva York, con México, con Argentina o con Brasil. 

El mundo que viene, no por bueno, va a necesitar masivamente trabajadores con capacidad terciaria. El mundo que viene va a multiplicar las universidades porque lo precisa, no por bueno. Esos trabajadores en un mundo tecnológico son los que van a dejar plusvalía.

Pero hay que discutir además de econometría, todas estas cosas que hemos estado hablando. Creo que hay que apostar a trabajar políticamente con los muchachos, es más, trabajar con ellos cumple con el papel que en mi juventud cumplía el trabajar con los obreros. Hay que dedicarle el gran esfuerzo político porque para donde se vayan volcando los jóvenes será el mundo todo (Pàgina 12).

 

 

 

 

 

 

 

 

Podríamos afirmar que el Alfredo Cornejo “está nervioso”.

Las inestabilidades e inseguridades del Gobernador de la Provincia, han trascendido los pasillos de la Casa de Gobierno. Podríamos pensar que no está pasando un buen momento emocional, que anda con problemas personales o que psicológicamente está desequilibrado. Pero estos exámenes individuales y psicologistas se los dejamos a otros profesionales. Lo nuestro es el análisis político y pretendemos buscar las explicaciones a los desequilibrios, cada vez más notables, de Alfredo Cornejo en esta materia.

Los exabruptos hacia sus correligionarios, el hostigamiento a la dirigencia gremial, la persecución a militantes y dirigentes de otros partidos políticos, puede tener varias explicaciones, pero nos quedamos con una: los números de la provincia no cierran, la disparada del dólar multiplicó la deuda contraída en moneda extranjera y no puede afrontar los compromisos.

Según el informe elaborado por el Ministerio de Hacienda y Finanzas de la Provincia la deuda, hasta el 31 de marzo de 2018, era de $35.411,83 millones de pesos. De este total, la deuda en moneda extranjera es de US$767,51 millones de dólares. Cuando el gobierno pidió este dinero, el dólar estaba a $20[1]. ¿A cuánto se fue con la disparada del billete verde?

La deuda provincial, con el nuevo valor del dólar (US$29,70), es de $42.792,76 millones de pesos. Aumentó  $7.380 millones en tres meses por decisión de Macri y su gabinete, que acomodan la fluctuación del dólar según las necesidades de capital concentrado al que representan (exportador, importador o financiero). Cornejo, que forma parte de la alianza de gobierno y es socio fundador de Cambiemos, sufrió las consecuencias de estos movimientos en las arcas de la provincia.

Es imposible que la economía de una provincia, de un país o de una familia funcione en base a deuda. No se puede gobernar y cubrir gastos corrientes (pagar salarios, mejorar infraestructura o crearla por la demanda de la población, mantener hospitales abiertos, etc) con plata prestada. Es como si usted lector, gastara todos los meses más de lo que cobra, el faltante se lo pidiera al vecino: paga la luz, el gas y el alquiler con plata prestada. Al cabo de un año esa deuda contraída con el vecino es enorme, difícil de pagar, usted está muy nervioso y las relaciones con el vecino tienden a arruinarse.

Al gobernador le pasa lo mismo con las cuentas de la Provincia. Pide prestado para ir tirando, la recaudación no mejora y el dólar se dispara. Además durante el mes de mayo, según datos de la Tesorería Provincial, “no identifica fehacientemente el pago de los intereses del Bono Mendoza 24[1]. Al igual que con el vecino, las relaciones se tensan y Cornejo está nervioso. Vocifera por los pasillos de la Casa de Gobierno, maltrata a los/las legisladores, explota ante las cámaras de TV y algún que otro twitter.

Los desequilibrios de Cornejo son consecuencia de los desequilibrios en los números de la provincia. El mandatario está en aprietes, porque el que debiera custodiar los recursos de los mendocinos y mendocinas se endeuda como nunca en la historia de la provincia y permite que la deuda aumente para beneficiar a los grandes empresarios de capital extranjero que viven de la timba y la especulación.

Los numeritos no le cuadran y se indigna con quien no tiene que hacerlo. Mientras tanto, que quienes vivimos del trabajo y el esfuerzo vamos a pagar esa deuda, sin recibir ningún beneficio por ello.

Por decisión de Cornejo, cada mendocino/a debe $22.688  pesos a los acreedores provinciales. Sí, usted también. Pero no se asuste, nuestro país tiene experiencias acumuladas en esta materia. Cada vez que algún atorrante (como Cornejo y Macri) nos han sometido al pago de la deuda con ajuste y empobrecimiento, hemos resuelto sacarlos del gobierno y buscar un presente más digno.

Estamos ante una nueva posibilidad. Queda en nuestras manos tomar, de las mejores experiencias del pueblo argentino, los instrumentos para sacarnos de encima a Cornejo y Cambiemos y así equilibrar los números de la provincia en favor de los ciudadanos y ciudadanas que trabajan.

 


[1] Moreno, D. “Deuda de Mendoza en moneda extranjera” (dólares EEUU)

El desenfado con el que este gobierno deja fijar la agenda económica de un país de 44 millones de personas por parte de un agente extranjero, es inédito. La categoría «vendepatria», aquella con la que Perón acusaba a los cabecillas del régimen de la Revolución Fusiladora, ya nos queda chico al hacer referencia a los Peñas o Caputos, personajes ya faltos de imaginación al explicar los motivos de tamaño atropello.

Este nuevo decreto, que es disimulado por la prensa haciendo hincapié en un sencillo recorte a viáticos de funcionarios y vehículos oficiales, contempla un fuerte ajuste a las universidades. El decreto dejará sin efectos a los convenios del gobierno con las universidades nacionales, lo que anticipa un despido de al menos 3.000 empleados contratados por medio de Asistencia Técnica. A ello se le suma la eliminación de bonos e incentivos para los trabajadores públicos y el congelamiento de la planta del Estado.

Mientras Caputo de gira por Nueva York ofrece bonos del Estado argentino en dólares. El ajuste fresquito es la mejor carta ante las demandas de reducción del déficit que los «inversores» realizan (Revista Universitaria).

- — -

A través del decreto 632/2018 el Gobierno decidió un congelamiento en las contrataciones en la administración pública, una reducción del uso de vehículos oficiales y viajes, y un recorte presupuestario de las universidades. Con estas medidas, se proponen ahorrar en Casa Rosada más de $ 20.000 millones.

La norma congela las contrataciones en el sector público hasta el 31 de diciembre de 2019, al mismo tiempo que prohíbe la implementación de bonificaciones y premios, y recorte de gastos en movilidad y viáticos.

Respecto al congelamiento de designaciones, abarca a toda la estructura del Estado con excepción de la Agencia Federal de Inteligencia, la Administración Federal de Ingresos Públicos, el Servicio Penitenciario Federal, las Universidades Nacionales y las Fuerzas Armadas y de Seguridad.

También quedan al margen de esta decisión los nombramientos en el Sistema Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación, Servicio Exterior y el Cuerpo de Guardaparques Nacionales.

Además, el decreto define que los convenios vigentes celebrados entre el Estado y universidades nacionales, provinciales privadas u otras instituciones de enseñanza pública, quedarán sin efecto a partir del 1 de enero de 2019.

La norma prohíbe además las bonificaciones, premios, incentivos y suplementos que percibe el personal del sector público hasta el 31 de diciembre de 2019.

Respecto a las sumas abonadas en concepto de servicios extraordinarios, gastos de movilidad, gastos fijos de movilidad, reintegro por gastos de comida y viáticos, el decreto exige que los organismos remitan, dentro del plazo de 30 días de su entrada en vigencia, un informe a Modernización en el que se contemple «la evolución de los citados conceptos, que avale su cumplimiento y que prevea su disminución en un 30% para lo que resta del ejercicio presupuestario en curso».

Sobre los viajes al exterior, el decreto establece que sólo las autoridades de nivel de Ministro o superior podrán utilizar pasajes de clase ejecutiva, con la aprobación previa de Jefatura de Gabinete. En el caso de los funcionarios con rango de Secretario, sólo podrán hacer uso de clase ejecutiva cuando el viaje tenga una duración mayor a las ocho horas.

La Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE) deberá efectuar en el plazo de 30 días un relevamiento de vehículos de uso oficial que se encuentren tanto a disposición del traslado de funcionarios como los destinados al uso operativo del área a la cual se encuentren asignados, y un informe de la flota óptima de vehículos, «a los efectos de posterior transferencia o enajenación según criterios de razonabilidad y austeridad».

Mientras se elabora dicho informe, el Gobierno decidió suspender los procesos de adquisición o alquiler con opción de compra de vehículos destinados a uso oficial que se encuentren en curso.

La medida lleva las firmas del presidente Mauricio Macri, el jefe de Gabinete Marcos Peña, y los ministros de Modernización Andrés Ibarra, y de Hacienda y Finanzas, Nicolás Dujovne (Ámbito Financiero)

La última curda

Publicado en País Domingo, 01 Julio 2018 15:51

El telón de la vida de un hombre, cuya aparición en la vida pública 30 años antes había cambiado para siempre el destino de los argentinos, inauguraba un tiempo de desconsuelo del que tardaríamos más de 25 años en salir.

Si el 17 de octubre del 45 fue, para darle fecha cierta a un proceso histórico, la entrada del pueblo argentino a la vida política desde aquel «hondo bajo fondo donde el barro se subleva»; el 1 de julio del 74 fue el comienzo del desbarranque.

La tempestad cívico-militar borró vidas y los retazos de una Argentina más justa. Las democracias semicoloniales que le sucedieron gobernaron en nombre del pueblo contra el pueblo.

Hoy el gobierno de Cambiemos retoma la tradición histórica de los gobiernos antinacionales en nuestro país y pretende dar marcha en las conquistas de un gobierno popular. Nuevamente, reaparece ese país que «está de olvido, siempre gris».

Pero todo hombre es tan grande como la ola que ruge bajo él. Tanto así que a 44 años de su sueño eterno, su nombre resulta intachable de la discusión política actual. En un país donde el drama de su época permanece aún vigente, retomar la tradición nacional latinoamericana, democrática y popular del peronismo resulta menester para encarar el porvenir.

La muerte del General Perón, que como hombre fue mortal, despertó ese mediodía de julio del 74 el llanto de un pueblo, que como pueblo es eterno. Quizá por esa misma razón, ese día el hombre fue eterno y el pueblo mortal.

Lastima bandoneón, mi corazón
Tu ronca maldición maleva
Tu lagrima de ron me lleva
Hacia el hondo bajo fondo
Donde el barro se subleva
Ya sé, no me digas tenes razón
La vida es una herida absurda
Y es todo, todo tan fugaz
Que es una curda, nada más
Mi confesión

La Última Curda — Troilo/ Castillo

Dólares para la fuga

Publicado en País Domingo, 01 Julio 2018 13:02

 

Sería de esperada normalidad que cualquier panelista, especialista, crítico, inteligente de los que anda circulando a diario por estudios de televisión discurriendo sobre las bondades de este gobierno explicara sencillamente para qué se tomó deuda con el FMI. Parece ser que tomar una monstruosa cantidad de deuda con este organismo es una virtud en sí misma. Sería un síntoma de progreso, de avance colectivo de todo un país hacia un futuro mejor.

No hace faltar poseer ningún máster de economía en la Universidad Di Tella para comprender de que se toma deuda para financiar el festín de los especuladores que abandonan la burbuja de los LEBACs para comprar dólares y girarlos al exterior. Dicho de otro modo, Argentina se endeuda a un monto mayor que las reservas que actualmente posee para sostener un mercado cambiario abierto y desrregulado en el que un puñado de apellidos (argentinos y no tanto) compran de a millones de dólares y depositan en paraísos fiscales. 

La explicación oficial altera el orden de los factores. No es que «por la corrida cambiaria, tomamos esta política económica»; sino que porque vienen sosteniendo un programa de liberación económica la carroña del sector financiero puede sin ningún impedimento comprar dólares a mansalva, generando un impacto directo en el precio de la divisa norteamericana. Porque pretenden seguir sosteniendo esta situación, se endeudan para tener los dólares suficientes (que ya le habían sido negados desde Wall Street) para salir a vender a un ritmo de entre 100 y 300 millones diarios.

Merecen notas aparte las preguntas de si son válidas o no las recetas económicas que pretenden imponer desde el Fondo, o sí efectivamente el mundo ha recuperado «confianza» en nosotros producto de este nuevo empréstito. Por lo pronto, debemos saber que no estamos financiando la recuperación nacional con los aportes desinteresados de Lagarde y cia. (Revista Universitaria).

- — -

La Argentina ocupa el quinto lugar del ranking mundial en la utilización de guaridas fiscales, en relación a la dimensión de su economía, de personas para ocultar porciones del patrimonio al fisco, para eludir controles cambiarios o, directamente, para canalizar dinero proveniente de la corrupción. Es una información publicada en la revista del FMI “Finanzas & Desarrollo”, de junio pasado, en el artículo “Correr el velo”, de Jannick Damgaard, Thomas Elkjaer y Niels Johannesen. Es curiosa la coincidencia de la difusión de este texto en el mismo mes que el Fondo Monetario aprobó un crédito extraordinario de 50 mil millones de dólares, con un desembolso inmediato de 15 mil millones. Auxilio entregado a un gobierno que probablemente sea récord mundial de cantidad de funcionarios, empezando por el Presidente de la Nación, participando de empresas offshore radicadas en guaridas fiscales. Además, antes y ahora, los dólares del stand-by del Fondo Monetario sirven para condicionar la política económica, pero también para facilitar la fuga de capitales, dinero que en una proporción elevada corre a buscar refugio en guaridas fiscales. Teoría y práctica del FMI en estado brutal. 

Corrida

En estos días de otra vuelta de la corrida cambiaria, no esta sucediendo nada que esté alterando ese comportamiento que observa críticamente el FMI, pero que facilita su desarrollo. Las subastas diarias del Banco Central subieron de 100 a 150 con un adicional de 300 millones de dólares del FMI anteayer, billetes absorbidos inmediatamente por el mercado. Ya fueron limpiados 1200 de los 7500 millones de dólares previstos, a un ritmo de oferta que, si se mantiene, agotará muy rápido el 15 por ciento del total de la asistencia del Fondo para 36 meses. 

Atados de pies y manos el Banco Central por el acuerdo con el FMI, que limita la venta de dólares de reservas, que fijó un monto mínimo de reservas internacionales y un sendero trimestral de incremento, que exige reducir la participación oficial en el mercado de dólar futuro, y que postula que el tipo de cambio debe ser determinado por la oferta y la demanda en el mercado libre, la cotización del dólar tiene señalado un solo recorrido. Como se indicó en esta columna, el 3 de junio pasado, cuando el dólar cotizaba a 25 pesos y parecía un valor altísimo, “lo que hoy parece caro en pesos, mañana será barato”. Hoy se reitera esa sentencia con el último cierre del billete verde.

Un pedido de revisión al Fondo de esas condicionalidades o un ingreso de dólares vía endeudamiento externo permitiría aminorar la carrera del verde. Como esta última opción no es probable y ante el fiasco de las subastas diarias de dólares, el Banco Central evalúa solicitar la flexibilización de esas reglas de juego cambiario que fueron consensuadas con los técnicos del Fondo, adelanta La Política Online. Sería otro record de la relación de Argentina con el FMI: solicitar un “waiver” (perdón) a menos de un mes de la firma del acuerdo. Parecida a la gestión Sampaoli, antes con la dupla Sturzenegger-Llach y ahora con la de Caputo-Cañonero, el manejo de la cuestión cambiaria por parte del Banco Central exhibe un grado de desorientación e improvisación impactante, lanzando la economía macrista hacia un desenlace inquietante.    

Informe

Damgaard es economista principal del Banco Nacional de Dinamarca, Elkjaer es economista principal del Departamento de Estadísticas del FMI y Nielsjohannesen es profesor de economía en el Centro de Comportamiento Económico y Desigualdad de la Universidad de Copenhague. Son los autores del texto “Correr el velo” donde precisan que las multinacionales han acumulado 12 billones de dólares en sociedades fantasmas, y “ciudadanos de algunos países financieramente inestables y productores de petróleo” tienen gran parte de su patrimonio personal (alrededor de 7 billones de dólares) en paraísos fiscales. Mencionan que si bien Swiss Leaks, Panama Papers y otras recientes filtraciones de datos de plazas offshore han revelado parte de la intrincada trama que utilizan multinacionales y personas acaudaladas en guaridas fiscales para evitar pagar lo que les corresponde, el mundo de las finanzas offshore sigue siendo muy poco transparente. 

La troika de investigadores reconoce que, debido al secreto que caracteriza a los servicios de bancos offshore, abogados y empresas con domicilio en esas plazas, es difícil precisar cuánto dinero se canaliza a través de guaridas fiscales, cuál es su origen y cuál su destino. Sin embargo, en base a estadísticas sobre posiciones financieras offshore, publicadas por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) y el Banco de Pagos Internacionales (BPI), pudieron cuantificar el dinero que se refugia en las guaridas fiscales. Esos expertos explican que los 12 billones de dólares de firmas multinacionales es una cifra sorprendente –representa casi un 40 por ciento de todas las Inversión Extranjera Directa en el mundo– porque es totalmente “artificial”: se trata de inversión financiera canalizada mediante sociedades ficticias sin actividad real. Estas inversiones de sociedades ficticias casi siempre se realizan en paraísos fiscales, siendo los principales Países Bajos, Luxemburgo, Hong Kong, las Islas Vírgenes Británicas, Bermuda, las Islas Caimán, Irlanda y Singapur. Por motivos no revelados, Nicolás Caputo, el “hermano de la vida” del presidente Macri, fue nombrado cónsul general de Singapur en el país, un cargo ad honorem.

Al analizar las estadísticas recientes del BPI sobre depósitos bancarios offshore, el estudio del FMI estima que alrededor de 7 billones de dólares en cuentas de personas están radicados en guaridas fiscales, prácticamente el 10 por ciento del PIB mundial. El stock de esa riqueza oscila entre un 4 por ciento del PIB en los países nórdicos y un 50 por ciento en países productores de petróleo, como Arabia Saudita y Rusia, y “en países que han sufrido gran inestabilidad financiera, como Argentina y Grecia”. 

Los investigadores concluyen que esos resultados sugieren que “los altos impuestos no están asociados necesariamente a altos niveles de evasión en guaridas fiscales: los países nórdicos tienen una de las tasas del impuesto sobre la renta más altas del mundo, pero un nivel relativamente bajo de patrimonio personal offshore”. En el primer lugar de ese ranking se ubica Emiratos Arabes Unidos, seguido por Venezuela, Arabia Saudita, Rusia y Argentina. El estudio publicado en la revista del FMI ofrece una explicación de ese lugar que ocupa la Argentina: “Se observó que las personas no siempre acumulan dinero en cuentas offshore para evadir impuestos, especialmente en las economías emergentes. Por ejemplo, los bancos de guaridas fiscales pueden servir para eludir controles de capitales durante una crisis cambiaria, como lo sugieren los niveles excepcionalmente altos de riqueza personal de argentinos en el exterior”.

Guaridas

En un gobierno de funcionarios offshore, el último informe del sector externo del Indec ofrece una cifra que brinda pistas para saber cuál será el destino de los dólares del FMI: financiar la fuga de capitales. Parte de esos fondos, además, serán probablemente enviados a refugios en plazas offshore. En el primer trimestre de este año hubo un incremento de unos 9600 millones de dólares en depósitos, bonos, acciones y propiedades de argentinos en el exterior. El monto adicional de ese capital acumulado en doce meses asciende a 33.404 millones de dólares. El Indec calcula que, a marzo de 2018, el total de activos de argentinos que están radicados en el exterior suma 276.449 millones de dólares, un poco menos de la mitad del PIB. Es una estimación conservadora, que especialistas en la materia, como el economista Jorge Gaggero, elevan al doble. 

El estudio del FMI toma como referencia la información del Indec, puesto que indica que la proporción de capitales argentinos en guaridas fiscales es equivalente a casi el 40 por ciento del PIB

Cuando se menciona que el Fondo cambió después de los fracasos de los ‘90 en Latinoamérica y en la Europa periférica en la crisis de 2008, resulta fundamental precisar tres niveles de intervención de ese organismo internacional, para no caer en esa trampa discursiva. Por un lado, los análisis académicos de investigadores del Fondo, que algunos de ellos son críticos del funcionamiento de la economía global e incluso de la receta del ajuste. Por otro, las exigencias del staff técnico que son las mismas para cualquier país, sin considerar particularidades productivas ni diferentes situaciones sociolaborales, que orientan la economía a la recesión vía el ajuste fiscal y monetario para garantizar el pago de intereses y capital de la deuda. Por último, las definiciones políticas del directorio dominado por las potencias occidentales. Esto último es lo que definió el auxilio extraordinario para evitar la caída de la economía macrista.  

 

Fantasmas

Mientras el macrismo sigue hablando de “turbulencias”, la corrida cambiaria es la más fuerte desde el colapso de la convertibilidad. La formación de activos externos (fuga de capitales) en los primeros cinco meses del año suma 9821 millones de dólares, detalla el anexo estadístico del balance cambiario del Banco Central. En el mismo período del año pasado, esa sangría de divisas había sido de 3299 millones de dólares. De un año a otro, la fuga subió casi 200 por ciento, y la velocidad de la pérdida de divisas no aminora en ninguno de los frentes del sector externo. Por la puerta del turismo al exterior (viajes, pasajes y otros pagos con tarjetas), el saldo neto de enero a mayo de este año fue negativo en 4956 millones de dólares. Por fuga y turismo suman casi 15 mil millones de dólares en los primeros cinco meses del año.

La crisis cambiaria empezó a desarrollarse con la ineptitud de la gestión anterior del Banco Central y continúa con la actual conducción liderada por dos mesadineristas de Wall Street, que rápidamente mostró su desorientación jugando reservas internacionales en el paño del casino de la city. Una y otra han exhibido con desfachatez que no supieron ni saben cómo abordar la corrida. Lanzan medidas desordenadas, sin coherencia teórica ni práctica, con la expectativa de ganar confianza y credibilidad de los grandes operadores. No lo están logrando porque ni el estado de ánimo de los inversores, ni el actual contexto del mercado financiero internacional y ni eventos como la sequía son el origen de semejante descalabro. Este se explica fundamentalmente por la desregulación absoluta del mercado de cambio (con un dólar a 30 pesos, es necesario recordar el disparate de Federico Sturzenegger de habilitar la posibilidad de que kioscos, comercios y hoteles puedan vender dólares libremente, previa inscripción en un registro) y la apertura total de la cuenta Capital de la Balanza de Pagos, facilitando el ingreso y egreso de fondos especulativos.

Tuvieron que pasar treinta meses de despilfarro de recursos provenientes de un endeudamiento vertiginoso para que economistas del establishment empezaran a recomendar intervenciones regulatorias directas e indirectas en el mercado de cambio. Plantean la necesidad de un tipo de cambio más alto que el oficial para gastos en turismo en el exterior, e incluso algunos proponen incluir esa misma estrategia para el dólar ahorro, como mencionó en declaraciones radiales el economista Rodolfo Santángelo, socio de Carlos Melconian. 

La idea que estudian en el Ministerio de Hacienda y Finanzas es aplicar un recargo a pasajes y gastos con tarjeta de crédito en el exterior. Será un espectáculo escuchar a analistas, voceros oficiosos, economistas y funcionarios justificar esa medida sin patinar con la palabra “cepo”, aunque con un dólar a 30 pesos con tendencia al alza el ajuste por el lado del turismo al exterior ya está en ejecución, aunque a un costo socio-económico más elevado que fijar tipos de cambio múltiples. 

Esa medida y otras del Central son manotazos de ahogado en una crisis cambiaria que no sólo está sumergiendo a la economía en una recesión con muy alta inflación, sino que, ante la aceleración de la caída, está convocando los fantasmas de la insolvencia (Página 12).