Sábado, 22 Julio 2017 13:11

Plan Maestr@: educación para “vivir pagando y morir debiendo” Destacado

Escrito por 
Valora este artículo
(1 Voto)

El presidente Mauricio Macri presentó en marzo pasado el proyecto de ley que se conoce como “Plan Maestr@”. Este proyecto tiene como intención una profunda modificación del sistema educativo nacional.



Los argumentos para llevar a cabo este cambio surgen de los resultados del “Operativo Aprender 2016”. Este examen arrojó datos que dan cuenta de las dificultades de nuestra educación. Pero más allá de la veracidad o no de los datos, el plan no se ocupa de elaborar estrategias para los problemas presentados ni de ofrecer herramientas para que los estudiantes avancen al próximo nivel mientras piensan soluciones a la realidad argentina y latinoamericana. La intención de Cambiemos es promover un plan educativo que complemente el plan económico instalado en la Argentina: recorte de gastos públicos, presupuesto austero y succión de los recursos que se transfieren sin retorno al exterior; con una enorme deuda externa a pagar en cien años por las generaciones futuras.

De movida tenemos que decir que rechazamos el Plan Maestr@ por tratarse de la imposición  de un proyecto de ley que ni si quiera ha consultado con los sectores de la sociedad que involucrados en el sistema educativo. Creemos que un plan que contemple la modificación de la estructura de enseñanza en todos los niveles de la sociedad, debe contar con la participación en su elaboración de los sectores involucrados. Escuelas, Institutos de Educación Superior, Universidades Nacionales, Sindicatos, Centros de estudiantes y la comunidad en general.  El Plan Maestr@ es el caso contrario: los sectores dominantes de las finanzas a nivel mundial, representados por la figura de Mauricio Macri necesitan de estructura cultural que se acople al aparato de concentración y transferencia de la renta nacional. Para tal fin, no hace falta que se le consulte al pueblo sobre sus necesidades.

Rechazamos también el plan por conocer a sus autores, pues está basado en el documento del Banco Mundial “Profesores Excelentes. Cómo mejorar el aprendizaje en América Latina y El Caribe”, publicado en 2015. No sería errado decir que es el Banco Mundial el que le está poniendo el tono al Plan Maestr@. El ministro de Educación, Esteban Bullrich, no tiene ninguna vergüenza de citar en sus discursos y en las notas al pie de página del borrador del proyecto de ley, a los autores del documento (Bárbara Bruns y Javier Luque). En síntesis: el Banco Mundial, que es una de las instituciones históricas más poderosas del sistema financiero mundial, le dicta el Plan Maestr@ a los argentinos.

En su naturaleza el  proyecto “retoma antecedentes centrales de la historia de la educación argentina que se plasmaron en diversas leyes a lo largo de distintos períodos, entre las que se destacan” tres leyes sancionadas durante el menemismo: La Ley 24.049÷91 que descentraliza la administración de los servicios educativos; la ley 24.195, “Ley Federal de Educación” y la ley 24.521÷95, “Ley de Educación Superior”, todas ellas inspiradas en las recomendaciones del Banco Mundial.

Se puede observar que se hace un especial hincapié en la necesidad de “que se incorpore la apropiación de saberes emergentes” y el “logro de mejores aprendizajes”, complementado con la necesidad de fortalecer los conocimientos de ciencia y tecnología. No desconocemos la necesidad de estos ámbitos del conocimiento, pero lo que quiere encubrir esto es que hay que desplazar algunos conocimientos que ya no son útiles, como Historia. Macri ha expresado su intención de sacar la materia de Historia de los colegios secundarios. Esta intención surge de querer borrar el conocimiento de nuestro pasado. Bien sabemos que la conciencia histórica es el prerrequisito para la conciencia política, que es la única que nos permitirá tener una claro panorama de lo que ocurre, para poder apropiarnos de nuestro destino. Como detalle, podemos recordar que en algunos billetes de circulación actual, se han incluido algunos animales y peluches. Claro, ni los yaguaretés ni las ballenas francas hacen ni revoluciones ni contrarevoluciones.

Podríamos mencionar algunos aspectos más que ponen de manifiesto el carácter antinacional del Plan Maestr@, pero vamos a concluir destacando que en ningún momento se menciona la necesidad de poner de relieve la necesidad de los conocimientos históricos, pues este plan es el fundamento educativo para una Argentina cuyo gobierno está profundizando los lazos de dependencia con los monopolios mundiales, entre ellos el monopolio de las finanzas, que se apoderan de la riqueza de los países de la periferia, forzando a millones de seres humanos a vivir en la miseria. El Plan Maestr@  se convierte en una herramienta más para garantizar nuestra sumisión y pérdida de soberanía.

Pero los argentinos “no queremos vivir pagando y morir debiendo”, y vamos a enfrentar a este gobierno. Se acercan las elecciones legislativas y la discusión de estos asuntos nos van a permitir tener un poco más de claridad para desenmascarar a los que nos quieren someter.

Información adicional

Visto 460 veces
Copyright