La Redacción

Cambiemos manda a reprimir a estudiantes de la UBA

Publicado en Universidad Miércoles, 27 Junio 2018 00:59

No hubo quórum para cumplir la ambición de Cornejo

Publicado en País Miércoles, 27 Junio 2018 00:07

Por la tarde de hoy, los bloques de Partido Intransigente– Protectora, PD, Frente Renovador, FIP, Podemos vivir mejor y PJ no bajaron al recinto y por ende la sesión para ampliar la Corte Suprema de Mendoza se cayó. Fracasó, por ahora, la ambición del PRO+UCR de “hacerse la corte”  y disponer así de los tres poderes para seguir aplicando medidas que perjudican a las mayorías populares.

______________________________________

¿Y SI JORGE ABELARDO RAMOS TENÍA RAZÓN? — PARTE III

El proceso contrarevolucionario llevado adelante por el macrismo y su política antinacional y antipopular en la Argentina parece haber llegado a su punto más álgido. El acuerdo vendepatria con el FMI nos condena a un recrudecimiento del ajuste y el saqueo del país. La historia parece repetirse, ya Rivadavia hace casi 200 años denigraba la soberanía nacional cuando nos entregaba a la extranjería mediante el empréstito con la Baring Brothers. Hoy, los argentinos parecemos tropezar con la misma piedra.

Ante este museo de grande novedades, ante tantos interrogantes sin respuestas, nosotros nos preguntamos ¿y si Jorge Abelardo Ramos tenía razón?

El Colorado Ramos, político y autor ineludible del pensamiento nacional, indagó a lo largo de su obra en las razones histórico políticas de la condición de atraso de América Latina. La historia, para el Colorado y para nosotros, es maestra de la política. Sus obras fundamentales “Revolución y Contrarrevolución en la Argentina” e “Historia de la Nación Latinoamericana” han de ser los instrumentos más valiosos para comprender las claves del drama actual.

Con el objetivo de comprender e intentar romper de una vez las mordazas impuestas por los contrarrevolucionarios de ayer y de hoy, los/as invitamos a participar del Ciclo de charlas “¿Y si Jorge Abelardo Ramos tenía razón?”

En esta oportunidad nos basaremos en el tomo III “La Bella Época” (19041922) para entender el surgimiento de un nuevo fenómeno a nivel mundial: El Imperialismo, fase superior del capitalismo, que significó la expansión y consolidación del capital financiero.

Además veremos la respuesta a este proceso en el mundo semicolonial y en particular en la Argentina con la aparición del yrigoyenismo, primera expresión del movimiento nacional en el siglo XX.

Con “el peludo” las masas se sentirán representadas e intentarán arrebatarle el control del estado a la oligarquía gobernante. Pero no sólo eso, sino que de la mano de la política nacional y de reparto de la riqueza llevada adelante por Yrigoyen, las mujeres conseguirán el reconocimiento de sus derechos civiles. Luego, con el peronismo, se incorporarán de lleno a la vida política al conseguir el voto femenino.

En tiempos en donde nos quieren hacer creer que “el FMI no es el mismo de antes” sino que ahora es bueno y busca “promover políticas de equidad de género” es necesario que recurramos a la conciencia histórica para, esta vez, no tropezar con la misma piedra. Es imposible que las mujeres argentinas se emancipen con el Fondo Monetario condenándonos a la miseria.

Simplemente no se puede ser libre individualmente en un país oprimido cultural y económicamente. Rescatar el feminismo situado, que tiene raíz popular y se basa en una mirada latinoamericana e íntegra de los problemas de las mujeres en nuestra región, nos permitirá comprender que la lucha política por una sociedad más justa y la lucha por la emancipación de la mujer son dos caras de una misma moneda.

 

«Golpe blando» de la mano de Cornejo

Publicado en Política mendocina Martes, 26 Junio 2018 15:39

Compartimos la nota publicada en Diario Los Andes

Esta tarde se votará la ampliación de la Corte Suprema de la provincia de Mendoza. Alfredo Cornejo se asegurará así, poder implementar las políticas de ajuste y represión a fondo. Uno de los jueces que entrarían es nada más ni nada menos que el creador del «Ítem Aula» medida que extorsiona a los y las docentes de la provincia impidiéndole, entre otras cosas, su derecho a huelga.

________________________________________________________

A Cornejo le falta «medio voto» para ampliar la Corte

Hoy se trata en sesión especial el proyecto que eleva de 7 a 9 el número de ministros del Tribunal. El oficialismo espera tener quórum.

La polémica ampliación de la Suprema Corte de Justicia puede transformarse hoy en Ley. Es casi seguro que el oficialismo logre quórum para tratarla en la sesión especial de esta tarde. Y en una cuenta virtual, sólo le faltaría “medio voto” para conseguirlo.

En realidad es un juego de palabras. Con votos radicales, del Pro y de Unión Popular, la posición a favor de esta Ley que impulsa el gobernador Alfredo Cornejo suma 23 voluntades.

 

Y como hoy en lugar de 48 habrá 47 diputados, ya que Carlos Bianchinelli (bloque J. D. Perón) avisó que no llega porque está en Buenos Aires, la mitad exacta es 23,5.

Sabido es que cuando hay empate, el presidente de la Cámara, en este caso el radical Néstor Parés, desempata. Eso podría suceder virtualmente. 

 Aunque en la realidad, el oficialismo necesita un voto más de esos 23 para obtener la Ley. Sobre todo porque quienes se oponen al proyecto, de no mediar sorpresas, juntan 24 votos.

Eso significa que la iniciativa, por ahora, tiene más posibilidades de pasar a archivo que de aprobarse. Es aquí donde se ingresa en el terreno de las suspicacias.

Hace una semana, Los Andes publicó un artículo dando cuenta de que nadie discutía este proyecto pero “todos” lo negociaban. En ese marco todos los opositores sospechaban de todos. Y muchos decían que de un momento a otro podía surgir la sorpresa de tratar el tema. Eso ocurrió ayer. 

El radicalismo convocó a sesión especial para abordar el tema en exclusiva. Lo hizo para hoy a las 18.30, una hora y media después del partido entre Argentina y Nigeria. El llamado generó la ira opositora. El PJ, con las presidentas de los bloques de ambas cámaras, la senadora Patricia Fadel y la diputada Carina Segovia, cuestionó el oportunismo “post partido” y salió a anticipar su negativa a dar quórum y a rechazar de plano el proyecto.
 

El peronismo disidente de “Podemos Vivir Mejor” también anticipó que no dará quórum, aunque estará atento. “Si hay sesión iremos a votar en contra”, aclararon.

El FIT hizo lo propio y adelantó su rechazo, aunque antes buscará “que la sesión se caiga” por falta de quórum.

En la UCR en tanto buscaron morigerar la situación. “La idea es terminar con este tema, porque condiciona otros proyectos y leyes”, dijo el jefe del bloque, César Biffi. Y dio a entender que hasta podría soportar una derrota en el recinto, con este proyecto que lleva 7 meses sin ser tratado. Sin embargo, la UCR confía en que se pueden conseguir los votos. “Negociaremos hasta último momento”, aseguró Biffi.

Habrá quórum

La posición radical y el llamado a la sesión generó más suspicacias opositoras. “Si llaman es porque tienen los votos”, fue la frase más repetida.

Algunos peronistas apuntaron al Partido Intransigente-Protectora. “Si da quórum es porque tiene un acuerdo”, dijeron varias voces.

En Protectora confirmaron que votarán “en contra” porque tienen un proyecto propio. Pero seguramente darán quórum “para desenmascarar a los peronistas” que podrían facilitar el proyecto.

 En Cambia Mendoza descuentan que Marcos Niven (PD) y Guillermo Pereyra (FR) rechazarán la propuesta. Pero éste ya se ha mostrado a favor de discutirlo.

Para que haya sesión hacen falta 25 diputados. El oficialismo cuenta con 23Y si el PI y Pereyra asisten, habrá quórum.

La falta de quórum juega a favor de la Ley. Si fracasa la primera convocatoria, se llama a la segunda. Si sigue la falta de quórum, se llama a una tercera, en la que  se puede sesionar sólo con un tercio de los legisladores. Algo para lo que Cambia Mendoza tiene número más que suficiente.

Así están los números

En cuestión de votos, está claro que por el momento gana la posición contraria a la Ley.

Sin embargo en el oficialismo se muestran muy confiados en que pueden ganar.

Eso podría suceder si de los 24 votos negativos alguno cambia de posición.

Eso ya ha sido condenado de antemano por no pocos opositores, quienes calificarían de “alta traición” la actitud.

Hay que recordar que en el PJ existe un mandato partidario que ordena no dar quórum ni siquiera habilitar la discusión.

Pero también está la posibilidad de que se produzcan más ausencias.

No pocos piensan que eso podría suceder.

Hay que tener en cuenta que mientras menos legisladores haya en el recinto, más posibilidades gana el oficialismo de que se apruebe esta polémica Ley que ya lleva ocho meses discutiéndose en la Legislatura provincial.

https://losandes.com.ar/article/view?slug=a-cornejo-le-falta-medio-voto-para-ampliar-la-corte

Las tesis como escritura hermética

Publicado en Opinión Domingo, 24 Junio 2018 21:40

A continuación compartimos esta nota que fue publicada en el diario «Página 12″ y escrita por Pablo Esteban en la cual, el especialista Fernando Alfón, sostiene que «al escribir una tesis no se pretende que sea leída». El autor realiza una serie de análisis interesantes que le permiten llegar a la conclusión de que el sistema educativo no prepara a los estudiantes en la tarea de investigar y escribir con vocación de ser leídos sino todo lo contrario y esto, desde su opinión, tiene algunas  causas.

______________________________________________________________________________________________________________________________________

Fernando Alfón es doctor en Historia y docente de la UNLP, ensayista, sostiene que existe un mecanismo de jerarquización que instala el criterio de que a la tesis cuanto más críptica se la supone más científica.

Aunque el Estado se esfuerza en formar doctores, luego, se desentiende de las tesis, que constituyen –tal vez– los productos más anhelados en el engranaje universitario. Bajo esta premisa, la hipótesis es la siguiente: como las luces se estacionan en el método, se reflexiona poco sobre el proceso de escritura. Así, los tesistas producen manuscritos que “versan sobre temas intrascendentes, abruman por su volumen y repelen al lector por su prosa”, señala Fernando Alfón. 

Es doctor en Historia y docente de la Universidad Nacional de La Plata. Además, como escritor y ensayista ha publicado novelas, entre las que se destaca: Que nunca nos pase nada (2003); Cuentos que caben en el umbral (2013) y La razón del estilo (2017), una selección y traducción de ensayos anglosajones. En esta oportunidad, explica por qué es importante que los investigadores recuperen la figura del público al redactar sus tesis doctorales; describe por qué el ensayo puede funcionar como alternativa ante tanto texto acartonado y de lenguaje encriptado; y, por último, desarma los mitos que definen al volumen y la ilegibilidad de los manuscritos como pruebas irrefutables de verdad científica.

–¿Por qué no se leen las tesis doctorales en ciencias sociales?

–No se leen porque no están escritas para ser leídas; se desarrolla un conjunto de prácticas que las conducen hacia su ilegibilidad. Me refiero a mitos que dominan el escenario, imaginarios que afirman, por ejemplo, que cuanto más impermeable son adquieren mayor cientificidad; que cuanto más complejo es su lenguaje y abultada su forma, se revisten de mejor aspecto y validez. Como resultado se producen manuscritos que alejan al lector, tanto al común y corriente como al universitario. 

–En sus trabajos señala algo tan interesante como paradójico: el Estado se esfuerza en formar doctores, pero se desentiende de las tesis como producto final. ¿Por qué?

–Cualquier tesista debe peregrinar por distintas editoriales, en muchos casos sin demasiado éxito, para que sus ideas logren ser publicadas. La razón es clara: ninguna editorial está dispuesta a invertir en un libro que no tendrá lectores. Por ello, la pregunta que nos debemos hacer es: ¿por qué el Estado dispone su riqueza para formar investigadores a los que luego, una vez que consiguen el objetivo, les da la espalda? La respuesta es compleja aunque hay pistas para comenzar a pensar el asunto. 

–Bueno, recién mencionaba a los mitos. El volumen de las tesis parece conferir legitimidad al trabajo…

–Como jurado, he leído tesis que venían encuadernadas y superaban las mil páginas, tanto que costaba levantarlas. El volumen presupone que hay un gran trabajo contenido en el manuscrito –que sin duda lo hay– y comunicar de manera indirecta: “Esto resume mucho esfuerzo, en efecto, hay que aprobarlo”. Ahora bien, sabemos que el volumen no siempre va acompañado de intervenciones de calidad. Por otro lado, abundan las tesis breves pero muy bien construidas estilísticamente: depuradas, legibles y amenas.

–El conflicto, quizás, esté en que no se reflexiona demasiado sobre la escritura académica. 

–Se cree que el proceso de conocimiento se agota con la investigación y la escritura es un simple “volcado de ideas”, como si fuera una suerte de traducción que constituye un momento anecdótico. Por el contrario, es un error pensarlo de ese modo porque las tesis se completan a medida que se escriben. La escritura debería constituir la problemática central de la tesis, ámbito que –por tradición– es protagonizado por el método. 

–Es que si la escritura consigue más autonomía podría fomentar la emergencia de la subjetividad del investigador, aspecto que la academia observa de reojo…

–Se concibe que la ciencia reside en el método y este puede prescindir del sujeto. Si prescindimos del sujeto, a su vez, también lo hacemos respecto de sus estilos. Por tanto, el exilio del autor, acompañado de una escritura de aspecto metódica, brinda la sensación de fiabilidad. Estas ideas no son nuevas ni mucho menos; pueden fecharse con la publicación de “Las reglas del método sociológico” de Émile Durkheim (1895). Un gran libro que, no obstante, deja una herencia desafortunada: convenció a los investigadores de no estar presentes en sus tesis. En efecto, los tesistas resignan vocación persuasiva y sus ganas de cosechar lectores. 

–¿Cuál sería la estrategia, entonces, para que las tesis puedan ser más y mejor leídas? ¿El ensayo?

–Si entendemos al ensayo como escritura estilística preocupada por aquello que se comunica pero también por los propios procesos que conllevan la redacción, sin lugar a dudas, podría funcionar como un buen modo de producir conocimiento. Los ensayistas desarrollan una mayor vocación por conquistar a públicos más amplios. Aquí, también se produce una confusión ya que la universidad observa con sospecha al mundo ensayístico; lo piensa como género degenerado; como posible conspirador contra el “conocimiento auténtico”.

–¿Qué ocurriría si se incentivara la producción de tesis con el estilo de la divulgación?

–Se tiende a pensar a la escritura académica a partir de su hermetismo y acartonamiento; mientras la divulgación ofrecería una comprensión llana y una lectura desprovista de obstáculos. Mi postura no es tan dicotómica sino que se concentra en reflexionar acerca de una “ciencia bien escrita”, esto es, un espacio donde la instancia de escritura no se presente enemistada respecto de la escena de lectura. Desde aquí, la escritura hermética no es garantía de cientificidad, mas bien, intenta intimidar al lector que, ante diversas estrategias de avasallamiento, culmina por creer que se enfrenta a un pensamiento serio y calificado. El propio Durkheim escribió textos extraordinarios sin un lenguaje tan cerrado. Lo que sucede es que en el fondo, el hecho de encriptar el mensaje se vincula con ostentar el poder. 

–Sin ir más lejos, los médicos y sus recetas…

–No hay tan solo una cuota de desprolijidad: los médicos que hablan y escriben raro se quedan con una cuota de poder enorme. Con las ciencias sociales ocurre lo mismo. 

–El conflicto es que cuando los investigadores buscan innovar son desaprobados por no cumplir con las pautas prexistentes. Las tesis de Foucault y Nietzsche fueron rechazadas.

–El caso más paradigmático quizás sea “El origen de la tragedia” de Nietzsche. En 1871 su tesis fue rechazada porque no tenía el lenguaje que se esperaba de un tratado científico sobre la cultura griega. Observada a la distancia podremos coincidir en que es una gran tesis, escrita de manera formidable, con una fuerte vocación de persuasión, que recurre a formas metafóricas brillantes y que incorpora la presencia de su autor. La universidad debería incentivar este tipo de trabajos, ya que no pierde absolutamente nada desde el punto de vista científico sino todo lo contrario: se robustece. 

–¿El problema es solo de forma o los contenidos también aportan poco?

–El primer consejo que brinda un director a un tesista es que especifique sus temas, “que recorte el objeto”. Ello lo conduce hacia un camino de especificación tan grande que el tema despierta poco interés y resigna frescura. A excepción, claro, de que ese objeto “ultra-recortado” tenga la capacidad de revelar algo más general, aunque ello es difícil de hallar. El principal peligro es que se abordan temas que solo son importantes para el tesista, o bien, para los especialistas del rubro que, en cualquier caso, representan un puñado de personas. 

–¿Será porque se cree que cuánto más específicas son más rigurosas?

–Es posible, sin embargo, existen muchísimas tesis que abordan grandes temas y no resignan en nada su rigurosidad. Atravesamos un contexto que puede funcionar como una buena plataforma para volver a pensar temas que despierten la atención del público, más allá de los campos específicos. De lo contrario, los tesistas son condenados al ostracismo. 

–De modo que las universidades deberían comenzar por enseñar a escribir.

–Sería un buen comienzo. En la actualidad, se dictan talleres y seminarios pero de manera desconectada. Los jóvenes que saben escribir, por lo general, aprendieron por afuera ya que la universidad no concibe a la escritura como un problema a resolver.

Link de la nota: https://www.pagina12.com.ar/122835-las-tesis-como-escritura-hermetica

 

FMI y mujeres: ¿Cómo nos afecta el acuerdo?

Publicado en País Domingo, 24 Junio 2018 15:26

 

Desde Revista Universitaria compartimos la nota del Destape Web 

La pérdida de puestos de trabajo, el bombardeo de derechos laborales y humanos, los tarifazos, los salarios cerrando por debajo de la inflación, la disminución de pensiones, asignaciones y jubilaciones y demás perversiones es lo que está sufriendo la mayoría del pueblo argentino gracias al plan de gobierno macrista. La variable de ajuste recae ante las más vulnerables: las mujeres.

La emancipación de la mujer depende directamente de las posibilidades de independizarnos cultural y económicamente pero en este país dependiente de las condiciones impuestas por el FMI se vuelve muy difícil lograrlo. (RU)

______________________________

FMI y mujeres: ¿Cómo nos afecta el acuerdo?

Las mujeres son proporcionalmente más pobres y desempleadas que los varones. Cualquier política de ajuste afectará, por lo tanto, más a esos sectores vulnerables.

A principios de este mes el Gobierno y el Fondo Monetario Internacional (FMI) acordaron un programa stand-by con una duración de 36 meses por unos U$S 50.000 millones y a través del Memorándum de Políticas Económicas y Financieras se conocieron en detalle las metas de reducción de déficit fiscal y los objetivos de la política monetaria. Según el último informe del Centro de Economía Política Argentina (CEPA) el recorte debería ascender a $425.000 millones ¿Qué pasa con las mujeres cuando se llevan adelante estas políticas de ajustes?

“Para el FMI somos un impuesto y cuando la economía cae las primeras perjudicadas somos las mujeres”, señaló Silvina Batakis, economista y ex ministra de Economía de la provincia de Buenos Aires. En este sentido, respecto al apartado del Memorándum referido a la “equidad de género” que establece la modificación de la estructura tributaria para incentivar que las mujeres se incorporen al mercado, consideró que “somos más que un impuesto” y que este párrafo está solamente puesto porque Christiane Lagarde se quejó que no había participación de mujeres.

En la misma línea, Malena Rubinstein, socióloga especializada en Economía, consideró que a través del acuerdo con el FMI se profundiza la “feminización de la pobreza”, la cual implica que al comparar el ingreso promedio de las mujeres y el de los varones, las mujeres son proporcionalmente más pobres que los varones.

En primer lugar, Rubinstein explicó que a través del informe de Natsumi Shokida basado en la Encuesta Permanente de Hogares (EPH) del tercer trimestre de 2017, se conoció que del total de mujeres que está buscando trabajo, el 9,5 está desocupada. En cambio en el caso de los varones esto representa el 7,3 por ciento. Por otro lado, al analizar la población subocupada las mujeres representan el 13 por ciento y los varones el 9 por ciento.

Para el caso de los ingresos mensuales, las mujeres que tienen trabajos formales perciben en promedio un 25,6 por ciento menos que los varones y dentro del ámbito informal un 37,1 por ciento menos. De esta manera la socióloga remarcó que si se analiza el ingreso total, las mujeres tienen un 33,5 por ciento menos de ingresos promedios que los varones.

Estamos sobre-representadas en los trabajos peores pagos y completamente sub-representadas en los mejores pagos. Esto es lo que se conoce como piso pegajoso, en el primer caso, y techo de cristalen el segundo. Y todo esto pese a que en los trabajos formales tenemos mayor capacitación que los varones”, remarcó.

En este sentido como el acuerdo del FMI obliga a llevar adelante un ajuste fiscal que implica un recorte del gasto público y su consiguiente contracción de la actividad económica y aumento del desempleo, el crecimiento de estos índices afecta proporcionalmente más a las mujeres. “El recorte del gasto público implica el recorte de derechos sociales básicos como la salud y la educación y estas dos áreas tienen que ver estrechamente con la tarea de cuidado que cuando no recaen en el Estado, recaen en las mujeres”, añadió Rubinstein.

De esta manera pese a la promesa del Gobierno de llevar adelante una agenda de género, a partir del préstamo pedido al Fondo se va a profundizar el empobrecimiento de las mujeres y su consiguiente vulneración de derechos básicos.

https://www.eldestapeweb.com/fmi-y-mujeres-como-nos-afecta-el-acuerdo-n45500

 

 

La CGT se rearma para enfrentar al macrismo

Publicado en País Domingo, 24 Junio 2018 12:48

El brutal ajuste macrista necesita de una nueva organización en los sindicatos para poder enfrentarlo. Sectores que parecían irreconciliables, comienzan a acercar posiciones con tal de enfrentar al gran enemigo de la clase trabajadora argentina: el macrismo.

El veto a la ley antitarizafo, el acuerdo con el FMI, la inflación y el aumento del desempleo multiplica en igual medida el empobrecimiento y el malestar social. Con el próximo tratamiento de la Reforma Laboral que apunta a la precarización laboral, peores indemnizaciones y hasta la eliminación del aguinaldo, los tiempos apremian. El paro general del lunes ha convocado a la gran mayoría de los gremios y estos ya conocen la respuesta del gobierno: desprecio, represión y más ajuste.

Los gremios ligados a la producción industrial y el transporte comienzan a reunirse para exigir una nueva conducción de la CGT, acorde a la defensa de los trabajadores. A ellos se sumaron los sindicatos ligados al Movimiento de Acción Sindical (MASA), la Corriente Federal (CFT) y otros. A su vez los grandes gremios coinciden en la necesidad de una nueva conducción sin internas. Por otro lado, incluso los sindicatos que hasta ahora mantenían buenos tratos con el gobierno, comienzan a mostrar mayores críticas y varios participarán en el paro del lunes.

Todas las intenciones apuntan a un gran frente para combatir la política de hambre y saqueo del gobierno nacional. El paro nacional del lunes parece ser el puntapié inicial no sólo para una nueva CGT, sino para la formación de una amplia oposición a las políticas de gobierno, en la que además participarán ambas CTA, PYMES y organizaciones sociales. (RIN)

Saqueados por propios y extraños

Publicado en País Domingo, 24 Junio 2018 11:32

Con salarios, AUH y jubilaciones pulverizadas por la suba estrepitosa de la inflación y la devalucación con su impacto directo en el precio de los alimentos, el malestar social se acrecenta. El MCS midió de forma periódica la situación de hogares de Buenos Aires y determinó en febrero que un 37% de los encuestados afirmaron que disminuyeron la ración de comida por razones económicas, este mes el porcentaje subió a 48. Por otro lado, la seguridad laboral cayó cinco puntos de febrero a junio y nueve puntos respecto con octubre del año pasado.

Inestabilidad económica, hambre, miseria y miedo de las mayorías son causados por las políticas de ajuste dictaminadas por el Fondo Monetario Internacional que se fusionan perfectamente con el plan de gobierno de Mauricio Macri que busca llenar los bolsillos de los que no trabajan con lo que pertenece a los que verdaderamente producen cada día en nuestro país. 

La herencia peronista nos dejó que los sindicatos nunca se pueden desentender de las decisiones políticas que afectan a los trabajadores y trabajadoras de la Argentina. Estos deben ser quienes encabecen toda lucha de clases en detrimento de la oligarquía de turno.

La composición social de los mismos habla por sí sola, albañiles, camioneros, metalúrgicos, entre tantos que, en definitiva, representan los sectores más vapuleados durante el gobierno macrista.

Parece ser que los sectores más oficialistas de la dirigencia sindical tomaron nota y que de no sumarse a la unidad de acción en las calles el reclamo será “con los dirigentes a la cabeza o con la cabeza de los dirigentes”.

El paro del lunes será la campana de largada para una posible reformulación de la CGT que apuntará, más allá de sus conductores, a constituirse en un factor de poder más uniforme que hasta ahora. Con ese objetivo a la vista se prepara para el miércoles que viene un encuentro multisectorial con el encargo de borrar las diferencias internas que marcaron a fuego los dos años de gestión del triunvirato y que terminaron por licuar su rol de contrapeso ante la administración de Mauricio Macri. 

La cumbre, que organizan sindicatos de peso que en la actualidad no participan de la conducción de la CGT y que ya logró el visto bueno de los sectores tradicionales que sí la integran, parte de un diagnóstico común: la huelga del lunes, aunque se anticipa contundente, no hará cambiar al Gobierno su orientación económica y el sindicalismo tradicional, con un liderazgo errático, no acertó hasta ahora para forzarlo. 

Por primera vez los grupos de referencia en la cima de la CGT comenzaron a mostrar flexibilidad ante esa conclusión. Tanto los «gordos» de los grandes gremios de servicios como los «independientes», de buen diálogo con el Ejecutivo, aceptaron que por sí solos, aunque poseedores de estructuras suficientes como para imponer una futura conducción afín en la renovación de autoridades de agosto, no podrán gestionar una central obrera de consulta obligada para el poder político. 

Hasta ahora el debate interno casi se consumía entre la postura más dialoguista de esos grupos y la confrontativa del espacio referenciado en el camionero Hugo Moyano y sus aliados. Para los primeros el triunviro Héctor Daer es todavía el principal candidato a la futura conducción en solitario, mientras que, entre los otros, Pablo Moyano, hijo y lugarteniente de Hugo, y el bancario Sergio Palazzo aparecen como posibles contrincantes. 

Entre ambos sectores, irreconciliables y excluyentes, logró colarse otro que se propuso, además de tallar con fuerza en la discusión interna hacia agosto, zanjar esa fractura y convencerlos de unir voluntades para afrontar la segunda mitad del mandato de Cambiemos como un sólo puño. El plan es ambicioso y espera agrupar en el encuentro del miércoles a los sectores tradicionales, los que responden a Moyano y a Luis Barrionuevo, los oficialistas de las 62 Organizaciones y los dirigentes del transporte. 

La clave fue el reencuentro de los dos mayores gremios de la industria. Una reunión este martes en la sede del sindicato de mecánicos (SMATA) con su jefe, Ricardo Pignanelli, y el de los metalúrgicos de la UOM, Antonio Caló, llamó la atención de «gordos» e «independientes» de tal forma que se fijó para el miércoles un encuentro ampliado para debatir con base en la agenda de los dirigentes fabriles. A ellos se sumaron el martes Sergio Sasia (Unión Ferroviaria), Guillermo Moser (Luz y Fuerza) y Marcos Castro (capitanes de barcos), del Movimiento de Acción Sindical (MASA), y Héctor Amichetti (gráficos) y Pablo Biró (pilotos aeronáuticos), de la Corriente Federal (CFT) entre otros.

El nuevo grupo comenzó a asomar en marzo con charlas reservadas entre Caló, Pignanelli, Sasia y Moser de las que dio cuenta este diario. Para el encuentro del miércoles próximo buscarán consensuar una agenda de no más de cinco puntos centrales de coincidencias relacionados con la política que deberá exigir la CGT para la producción, el transporte, los servicios y la educación. Algunos dirigentes redujeron más ese espectro al vincularlo con las máximas peronistas de «Soberanía Política, Independencia Económica y Justicia Social». 

Se trata de una enumeración destinada a lograr adhesión plena por parte de cualquier sindicalista de la CGT y evitar la dispersión que fue moneda corriente durante los últimos años. En ese sentido el paro del lunes será apenas un mojón en el proceso de reestructuración de la central pero con la salvedad de que se prevé que tendrá una adhesión inédita. Más allá de contar con la participación de los gremios de las dos versiones de la CTA y protestas organizadas por la izquierda, la huelga sumó hasta ahora dentro de CGT un acatamiento sin fisuras. 

El principal factor de cohesión fue, de todos modos, el propio Gobierno al encadenar el veto presidencial a la ley contra el tarifazo con el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, una devaluación con traslado inmediato a los precios y, según los datos de ayer, un desempleo casi dos puntos mayor en el primer trimestre del año contra el período inmediatamente anterior. Además el equipo de Macri limitó sus concesiones al sector a los fondos retenidos a las obras sociales sindicales y evitó avanzar sobre otras reivindicaciones como un freno institucional a los despidos o la exención de Ganancias sobre el aguinaldo.

 

Fuente:

http://www.ambito.com/925378-cgt-programa-cumbre-posparo-para-poner-freno-al-gobierno

Gracias a las políticas librecambistas de Cambiemos, Argentina sufrió el déficit comercial más alto de su historia. El rojo de la balanza comercial fue de U$S 1.285 millones en mayo. Lo peor es que, de seguir así, la economía tiende acrecentar cada vez más el déficit. Lejos queda la frase célebre del oficialismo “lo peor ya pasó”, mientras sigan gobernado estos cipayos que saquean la Argentina la frase de cabecera será “lo peor está por venir”.

 

Por la promoción de importaciones y la destrucción de la industria de parte del Gobierno, el déficit comercial ya es el más grande de la historia económica argentina.

El rojo externo fue de U$S 1.285 millones en mayo, lo que representa un récord de déficit comercial para tal período, medido en dólares corrientes, de acuerdo a la recopilación del Observatorio de Políticas Públicas de la Universidad Nacional de Avellaneda. En los cinco meses que van del año acumularon un déficit de U$S 4.691 millones.

El patrón de crecimiento actual se erige sobre desbalances macroeconómicos severos. Su principal síntoma se expresa en un creciente deterioro comercial y de cuenta corriente, que se financia con deuda e ingreso de capitales especulativos”, remarcó el informe del centro de estudios dirigido por Santiago Fraschina.

De mantenerse el ritmo del déficit comercial actual, la proyección que había realizado el Gobierno será superada el mes próximo. El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, había estimado en el presupuesto un rojo de sólo U$S 5,600 millones para todo 2018.

La sangría de divisas se debe, fundamentalmente a tres factores: los saldos negativos de las balanzas comerciales de bienes y de servicios, y las remesas por renta de inversión, donde se incluye el envío de ganancias de las empresas extranjeras y el pago de las utilidades de la deuda externa”, amplió el reporte.

Las importaciones aumentaron 31% en el período enero-mayo respecto al promedio de los últimos cinco años. Esto deja en una delicada situación a las industrias nacionales, que soportan el ingreso de productos del exterior, y pone en riesgo la sustentabilidad de la actividad interna.

El modelo económico de Argentina lleva 17 meses de saldos comerciales negativos, lo que responde a las políticas de apertura indiscriminada de Mauricio Macri, algo que no ocurría desde 1998.

 

Fuente:

https://www.eldestapeweb.com/argentina-sufrio-el-mayor-deficit-comercial-mas-dos-decadas-n45483