Universidad de Congreso: Los estudiantes del interior de la provincia sin abono de colectivo.

Desde el inicio del cursado del segundo semestre los estudiantes de la Universidad de Congreso que viven en departamentos más alejados y utilizan servicio de transporte de media y larga distancias han sufrido una modificación en la carga de sus abonos de la empresa Cata Internacional. El cambio consiste en la suspensión del convenio que existía entre dicha empresa de transporte y la Universidad que permitía a los estudiantes abonar a menor costo los pasajes.

 

Esto trae como consecuencia la imposibilidad de los alumnos de continuar su actividad académica con normalidad,  ya que la falta de convenio (que durante varios años tuvieron  estas dos empresas) implica que, por ejemplo, un estudiante que vive en San Carlos pague diariamente $100 en concepto de pasajes de colectivo.

Dada esta situación, desde el Centro de Estudiantes de la Universidad de Congreso hemos hablado, en reiteradas oportunidades, con las autoridades de la universidad durante todo el mes de agosto a fin de que nos brindaran alguna explicación y  nos dieran una solución rápida a este problema.

Sin embargo hasta el momento las autoridades de la Universidad no han modificado en absoluto esta situación. Al principio sus respuestas eran escasas, diciendo que no sabían nada de lo sucedido, luego que no se sabía si volverían a llegar a un acuerdo, luego que en unos días tendrían respuestas… siempre lo mismo.

El pasado 20 de agosto nos comunicamos con la contadora Sra. Irene Casatti, y  nos informó que todo está arreglado y que los convenios volverían a respetarse. Sin embargo, hay algunas cuestiones que aún no tienen respuesta, ¿Tendremos la posibilidad de adquirir nuestros abonos para los días que restan del mes de agosto?, ¿se les devolverá a los estudiantes la gran cantidad de dinero que han gastado  por un error cometido por la Universidad?, ¿Comenzaremos el día 1º de septiembre con nuestros viajes asegurados? Supuestamente, en los próximos días se nos dará una respuesta.

Hasta el momento, decenas de estudiantes siguen encontrándose impedidos de asistir a la Universidad diariamente, afectando su efectivo derecho a estudiar.