Aumenta todo

 
 
El Gobierno fogonea la inflación de 2019 con fuertes subas en todos los servicios. Se bajan los subsidios para pagar la creciente deuda
 
 
El Gobierno aprovechó la última semana del año para lanzar un nuevo paquete de ajuste en las tarifas de transporte, electricidad y gas. Colectivos y trenes del área metropolitana de Buenos Aires serán los primeros en implementar los incrementos. Dentro de dos semanas entrará en vigencia el primero de los tres aumentos mensuales previstos hasta marzo que marcarán una escalada de entre 38,5 y 42 por ciento dependiendo del servicio. La suba en las boletas de luz, por su parte, comenzará en febrero y, si no hubiera modificaciones, acumulará un alza del 55 por durante 2019 (ver aparte). Los responsables de la política energética anticiparon además una suba en el gas del 35 por ciento a partir de abril aunque resta la confirmación formal de esos valores. En el caso del subte, si bien todavía no terminó de implementarse el último aumento escalonado que comenzó en noviembre, las autoridades porteñas anticiparon un alza del 27,3 por ciento hasta abril. Aplicar ese ajuste requerirá de una nueva audiencia pública.
 
Con aumentos mensuales previstos durante el primer trimestre de 2019, el boleto mínimo del colectivo alcanzará los 18 pesos. El incremento comenzará el 12 de enero cuando el pasaje suba 2 pesos y volverá a trepar 1,5 pesos por mes. Esas dos subas están previstas para el 15 de febrero y el 15 de marzo. Cuando termine de implementarse, la tarifa inicial habrá acumulado un incremento de 500 por ciento desde que comenzó el gobierno de Mauricio Macri. Las subas que también alcanzan a trenes y subte expresan el compromiso oficial para avanzar en la reducción del peso de los subsidios asumido como parte del programa de austeridad firmado con el FMI.
 
Las nuevas tarifas para el sistema ferroviario dependerán del ramal pero los aumentos ascienden hasta el 42 por ciento. El mínimo en las líneas Sarmiento, Mitre y San Martín llegará hasta los 12,25 pesos. Subirá 1,25 pesos por mes en enero y febrero para marcar 1 peso más en marzo. Los trenes Roca y Belgrano Sur, por su parte, tendrán una tarifa inicial de 7,75 pesos con una suba de 0,75 pesos por mes. Con el mismo ritmo, el boleto en la línea Urquiza llegará a los 8 pesos. La tarifa inicial del Belgrano Norte costará 6,75 pesos, 1 peso más desde enero y luego dos subas de 50 centavos en febrero y en marzo. Siempre y cuando se habilite el nuevo tarifazo, la suba anunciada ayer para el subte porteño elevará la tarifa 2,5 pesos en marzo y 2 en abril para alcanzar los 21 pesos.
 
“A nadie le gusta hacer aumentos tarifarios. Este es el aumento que hoy consideramos necesario para mantener la calidad del servicio y la infraestructura en función del incremento de costos. Esperamos no tener que hacer otra actualización tarifaria en lo que resta del año”, expresó el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich. El incremento en las tarifas, sin embargo, superará cualquier medición para la suba en los costos. El boleto mínimo de colectivo en la Ciudad de Buenos Aires costaba 6 pesos al comenzar 2018 y, un año después cuando se aplique el primer tramo del aumento, alcanzará los 15 pesos. El ajuste que alcanza al 150 por ciento en doce meses superará en unos 100 puntos porcentuales a la inflación y se ubicará alrededor de 50 puntos por encima de la escalada en la cotización del dólar.
 
A cargo de los anuncios, Dietrich realizó una introducción de diez minutos repleta de autoelogios con los que intentó suavizar el impacto de las “actualizaciones tarifarias”. “Fueron tres años donde pusimos el transporte público como una prioridad”, consideró Dietrich al ponderar algunas obras como los metrobuses del conurbano. A pesar de los elementos ponderados por el funcionario, los sucesivos aumentos no redundaron en una mejora del servicio de colectivos urbanos que continúa recolectando miles de quejas por el estado de los vehículos, las frecuencias y la conducta de algunos choferes.
 
Bondis
 
El 12 de enero comienza a aplicarse el cuarto incremento en las tarifas del transporte desde el recambio presidencial de diciembre de 2015. El primer ajuste sucedió en abril de 2016, el segundo comenzó a regir en febrero y el tercero entró en vigencia en agosto. Hasta ahora la suba en el boleto mínimo de colectivo fue de 3 a 15 por ciento, una escalada de 333 por ciento en 36 meses de gobierno que se estirará hasta el 500 por ciento al finalizar el primer trimestre de 2019.
 
En tres meses, los boletos que hoy cuestan 13, 14,25 y 15 pesos llegarán hasta 18, 20 y 21 pesos. Por ejemplo, conectar Retiro y Flores en la línea 132 costará 21 pesos mientras que llegar de Constitución al Obelisco en el colectivo 100 llegará a 18 pesos. Los viajes más largos que se extienden más de 12 kilómetros y suelen incluir el cruce de Capital Federal a provincia de Buenos Aires aumentarán de 15,75 y 16,50 pesos hasta 22 y 23 pesos. Se trata de recorridos como el que realiza la línea 60 al conectar Plaza Italia con Rincón de Milberg o el 42 al viajar de Nueva Pompeya a Ciudad Universitaria.
 
Los titulares de la AUH, jubilados, pensionados y trabajadoras de casas particulares así como los beneficiarios de los programas Argentina Trabaja y Ellas Hacen seguirán accediendo a la tarifa social que permite pagar tarifas con descuento. Según informó Transporte, existen cerca de 3,8 millones de personas beneficiarias de la tarifa social. En todos los casos, los usuarios continuarán accediendo a las tarifas reducidas al combinar uno o más modos de transporte público dentro de un período de 2 horas. El segundo boleto se abona automáticamente con un “descuento” del 50 por ciento y, a partir del tercer viaje, la rebaja es del 75 por ciento.
 
Trenes
 
En los ferrocarriles los aumentos rondarán el 40 por ciento. Los pasajes en las líneas Sarmiento, Mitre y San Martin que hoy se abonan 11 y 13,25 pesos ascienden hasta los 15,50 y 18,50 pesos en marzo de 2019. Un viaje en la línea Mitre entre Retiro y San Isidro pasará de 11 a 15,50 pesos mientras que el recorrido de San Miguel a Paternal subirá de 13,25 a 18,50, siempre y cuando finalicen las obras que desde hace varios meses mantienen inhabilitadas las estaciones porteñas del ramal San Martín. Los trayectos en las líneas Roca y Belgrano Sur que cuestan 7,25 y 8,75 pesos pasarán a 10,25 y 12,25 pesos. En el ramal Urquiza los pasajes de 8 y 9,5 pesos ascienden a 11 y 13,25 pesos.