El FMI reconoció que vamos camino al 2001

El miércoles 19 de este mes el organismo internacional aprobó el tercer desembolso del préstamo stand-by otorgado a la Argentina. Junto con él, se realizó una revisión de la economía, y se dieron  “sugerencias” y estimaciones, dejando a la vista que la Argentina ha entregado su soberanía al FMI,  que gobierna en los hechos a través Mauricio Macri.

Análisis del FMI sobre la situación económica

Las declaraciones del organismo se centraron alrededor de palabras como “credibilidad”, “confianza”1 y una frase que puede pasar desapercibida pero es importante para pensar bien y para no ser engañados: “la libertad del Banco Central”.

Las primeras dos simplemente son emisiones de sonido con apariencia inocente, que evidencian un intento por demostrar algo positivo del plan, pero todos sabemos que la credibilidad no crea fuentes de trabajo y la confianza no se come.

El otro punto importante en sus dichos es “se están realizando preparativos para recapitalizar el Banco Central y mejorar su funcionamiento e independencia”. Nos preguntamos, siguiendo la línea de pensamiento de Arturo Jauretche, ¿independencia de quién? La respuesta es fácil: de todo control que tenga por fin el bienestar de los argentinos y que pueda obstruir el flujo de ganancia de unos pocos banqueros. Las decisiones tomadas en estos tres años por el Banco Central han favorecido a los especuladores financieros en nuestro detrimento; sin ir más lejos, las tasas de interés altas no favorecen los prestamos productivos, es decir la creación de fuentes de trabajo. Sólo enriquecen los profundos bolsillos de los bancos adictos a la bicicleta financiera. Recuperar el  Banco Central es estratégico a la hora de defender nuestra soberanía.

Las sugerencias de Lagarde2

Este caso es más de lo mismo, pero ejemplifican la entrega y los intereses antinacionales de la Alianza Cambiemos.

Se sugirió limitar los próximos aumentos salariales de empleados públicos (2019 y 2020) a un máximo de 25%. Un incremento por debajo de la inflación esperada.

Otra sugerencia es la reducción de los subsidios a la energía, los cuales deben ser absorbidos por los beneficiarios de los servicios. O sea más aumentos en tarifas.

Estimaciones

En las predicciones fondomonetaristas, se reconoce que el camino que ha tomado la Argentina con el gobierno de la Alianza Cambiemos nos lleva nuevamente a una situación similar a la del 2001.

Reconoce que se esperan tasas de desempleo para el 2019 cercanas al 10,9% y para el 2023 se encontrarán asomando al 10% (si decidimos creerles). El índice de desocupación que se espera para el año próximo es similar al del 2005. Es fácil concluir en que hemos retrocedido, cambiamos.

Este porcentaje de desempleo significa otros 25 mil argentinos sin trabajo y por las estimaciones del FMI (que según ellos mantendrán el desempleo en esos porcentajes) no podrán conseguir nuevos trabajos en por lo menos 4 años.

Este gobierno va a continuar sirviendo al sistema financiero internacional, a la entrega de soberanía nacional en todos los aspectos imaginables como lo viene haciendo; a costa del hambre y la miseria de nuestro pueblo.

Es necesario recuperar lo propio a través de un frente electoral que tenga como único opositor a Macri,  para volver a tomar decisiones por y para los argentinos y argentinas.


Referencias

  1. https://www.cronista.com/economiapolitica/El-Fondo-Monetario-aprobo-el-tercer-desembolso-por-us-7600-millones-201812190047.html
  2. https://www.clarin.com/economia/economia/fmi-gobierno-debe-mantener-suba-tarifas-evitar-aumentos-salariales_0_Sh84p6ORa.html