G– 20: civilización o barbarie

 

Ya es pescado podrido lo ocurrido en la cancha de River Plate. Sobran los medios (esta revista, Integración Nacional, programas de C5N, Pagina 12, etc) que mostraron cómo fue la cosa realmente: la interna macrista, ocultada por los medios monopólicos, señalando como culpables a los barbaros que lanzaron los proyectiles. Pobre Martin Ocampo. Qué perejil.

Pasaron sólo minutos del hecho, y empezó el coro mediático, gorilan rhapsody:

«Una vergüenza Argentina» (estos negros y negras de mierda)

«Qué imagen damos al mundo» (que imagen damos a Mr. Trump)

«No podemos organizar un partido de fútbol»(aparte de negros/as de mierda, estúpidos/as)

Hace 200 años que utilizan el mismo relato, cuya intención la explicó Don Arturo Jauretche: autodenigración, autodesprecio, desconocimiento absoluto de lo nuestro para luego considerarlo bárbaro, y por ende, civilizado a todo lo extranjero. En su momento se le decía bárbara a la china que no quería vestirse pilchas made in england. Hoy tenemos que quedar bien «con el mundo», que en realidad es el FMI y sus préstamos. 

Pero resulta que lanzaron una frase, que tal vez, fue lo único atinado que dijeron:  «¿Estamos preparados para llevar adelante el G-20?». Quedó demostrado. No estaban preparados. Veamos:  

1) Dous negrous le roban a un inteligente canadiense que venía a cubrir el evento. No fue en la Matanza eh, fue en Puerto Madero.

2) Tiembla. Sí. De no creer. Temblor de 3.8 en Bs As.

3) «Older internashional delegaishon…» (Pato Bullrich hablando English).

3) Trump y Macri en vivo. Ambos con auriculares, que traducen lo que dice el otro. El auricular de Trump no funciona. Vergüenza ajena. Mr. Trump pasando de largo, dejando con la mano extendida a Macri es una síntesis de lo que vendrá.

4)Llega Macron puteando, porque miles de laburantes, vestidos con chalecos amarillos, le prenden fuego Francia. Sale del avión, no hay nadie del gobierno que lo reciba. Quién tenía al lado? un chaleco amarillo. Lo saluda. Baja la escalera del avión, y? otro chaleco amarillo. También lo saluda.

Cae Michetti, tarde, pero a 20 km por hora. Dialoga con Macron: «Tre tre tre tre trerebol…» mientras las señoras de la comitiva reían. Ganas de llorar.  

5) Llega la comitiva china. Banda militar va a recibir a Xi Jinping con música. Baja un humano con ojos cerrados, suena música. Se equivocaron de chino.

Mientras Putin se saludaba con el Príncipe Saudí como dos adolescentes que se encuentran en el cheboli, y mientras los/as habitantes de esta tierra creíamos haberlo visto todo…

Pasó lo esperable. La película tenía que tener un buen final, que afortunadamente dejó en evidencia que la barbarie y la poca, o nula, seriedad son la esencia de este gobierno. Nos martillaron días enteros haciéndonos creer que somos lo peor, pero jaaaa! La mala imagen «al mundo» la dan ellos, una vez más.

Dejaron que se llevaran, hasta, la COPA LIBERTADORES a ESPAÑA. Pero hay cosas que no tienen precio. Grazias por tanto, ojitos de zielo.