El retorno de «El que apuesta al dólar, pierde«

Hace una semana mientras Macri negociaba en los EEUU con el FMI un nuevo préstamo financiero y pedía que toda la Argentina se enamorara de Largarde, en nuestro país medio millón de trabajadores marchaban codo a codo en las calles presenciando el paro nacional frente a las políticas saqueadoras del gobierno nacional. Por otro lado, la mano derecha de Mauricio se retiraba de su puesto. El “Toto” Caputo dejaba su escritorio vacío para que “pase el siguiente”. En reemplazo del aliado número uno del macrismo asumía Guido Sandleris y juega a ser Presidente del Banco Central solo si cumple a rajatablas lo dictaminado por el FMI.

 

En reiteradas oportunidades hemos destacado las grandes similitudes que tiene el gobierno del PRO-UCR con la última dictadura cívico-militar. La pérdida de millones de puestos de trabajo, la desaparición de sectores estratégicos de la industria, la violación al Estado de Derecho, la exorbitante transferencia de renta al exterior, la especulación financiera, el atentado permanente a los derechos del pueblo argentino, la devaluación de nuestra moneda, etc. deja ver el evidente plan de saqueo a nuestra patria que se llevó a cabo durante la dictadura y se está llevando a cabo hoy.

El “poder de compra” de nuestra moneda cae en picada, cada día se necesita más dinero para comprar lo mismo o incluso menos que hace unos meses. Sin embargo para el nuevo Presidente del BCRA, se está haciendo todo lo necesario para no seguir devaluando el peso argentino y este proceso de transición llevará un par de semanas por eso el “ni loco compraría dólares”. ¿Será que el optimismo de este personaje nos sacará del profundo pozo que nos han metido los Macri? Creemos que no. Allá por 1981 cuando Martínez de Hoz se retiraba como Ministro de Economía, un tal Sigaut ocupaba su lugar y haciendo alusión a que nuestra moneda volvería a recuperar su valor y que ahorrar en pesos sería fructífero pronunció una frase que quedó grabada en la memoria del pueblo argentino: “El que apuesta al dólar, pierde”. Pocos días después, el peso se devaluaba en un 30% y dejaba librado a la suerte el destino de muchos ahorristas.

Esta película ya la vimos los argentinos y argentinas hace más de 40 años y sabemos cómo termina. Los personajes cambian pero las políticas de ajuste y saqueo siguen teniendo su vigencia.

Compartimos el link de la entrevista completa a Guido Sandleris: https://www.lanacion.com.ar/2177018-guido-sandleris-ni-loco-compraria-dolares-este?utm_source=FB&utm_medium=Cali&utm_campaign=2177018