Enorme adhesión al paro docente en todo el país

 
La medida de fuerza alcanzó a todas las universidades del país. Celebramos la acción conjunta de los gremios de los trabajadores de la educación y estudiantes en defensa de la Universidad pública. Sabemos que la lucha continuará ante un gobierno decidido a llevar adelante a piejuntillas el ajuste exigido desde el Fondo.
 
- — -
 
Universidades ajustadas y sin clases (Página 12)

No hay clases en las universidades nacionales, institutos y colegios preuniversitarios por el paro de docentes que empezó ayer, en reclamo de un aumento salarial de entre un 25 y 30 por ciento. En el caso de algunos de los gremios, la medida se extenderá por lo menos hasta el viernes, cuando definirán su continuidad o suspensión. Aguardan un llamado del Gobierno para retomar las negociaciones paritarias, paralizadas por la falta de convocatoria del Ministerio de Educación.

Las federaciones gremiales Conadu, Fedun, Conadu Histórica, Fagdut y Ctera, en conjunto con otros sindicatos y organizaciones estudiantiles, exigieron ayer en Educación una audiencia de “carácter urgente” y entregaron una nota al ministro Alejandro Finocchiaro, que prometió una convocatoria a paritaria para la semana próxima. El escrito destaca que la última reunión paritaria se realizó hace más de dos meses y que los índices inflacionarios “han superado ampliamente el 5 por ciento de incremento otorgado unilateralmente en el mes de mayo a cuenta de los futuros acuerdos”. 

La nota también se refiere a la “sumamente preocupante” situación presupuestaria de las universidades nacionales: “El exiguo presupuesto aprobado es afectado por la inflación, a lo que se le suma el recorte y el retraso en el envío mensual de las partidas, que afectan nuestras condiciones de trabajo y el normal funcionamiento de las universidades nacionales. Por todas estas razones, vemos la necesidad de solicitar esta audiencia para encontrar instancias de diálogo que permitan llegar a acuerdos razonables para la docencia universitaria y para la universidad pública”.

La medida de fuerza contó con un contundente acatamiento, que superó el 90 por ciento de adhesión en todo el país, según informaron los gremios. En el caso de las federaciones Conadu y Conadu Histórica, la continuidad del paro se definirá en los plenarios que realizarán este viernes. La Fedun convocó a un paro de 48 horas para ayer y hoy, y mañana evaluará cómo sostiene sus reclamos. 

La medida de no inicio de clases tiene una aceptación muy importante entre los docentes, que demuestra el malestar que hay no solamente por la cuestión salarial sino también por el ajuste presupuestario que están sufriendo las universidades públicas. Y es un triunfo de la movilización que hoy el ministro Finocchiaro haya recibido nuestra solicitud de reunión y que se haya comprometido a convocarnos en estos días”, afirmó el secretario general de Conadu, Carlos De Feo.

El secretario general de la Conadu Histórica, Luis Tiscornia, destacó la necesidad de que la próxima reunión paritaria sea más que un mero encuentro, y que cuente con una oferta salarial “realmente aceptable”, que “permita encauzar esta negociación”. El dirigente afirmó que el apoyo de los trabajadores a la medida “es una expresión muy fuerte del reclamo y de la indignación que hay en la docencia universitaria”.

La última oferta de incremento salarial presentada por el Gobierno fue de un 15 por ciento, a pagarse en cuatro cuotas, y sin cláusula gatillo. Fue rechazada por todos los gremios docentes, que piden entre un 25 y un 30 por ciento de aumento, con cláusula gatillo.

Desde marzo hemos tenido cinco reuniones paritarias –dijo el secretario general de Fedun, Daniel Ricci–, y no hay ningún tipo de diálogo porque eso significaría que las partes se acercan, y por el contrario, se han ido alejando, porque la inflación y los tarifazos han ido en ascenso.”

Informe: Inés Fornassero.

- — -

Universidades argentinas continúan paro en espera de aumento (TeleSur)

El sector educativo público universitario exige mesas de diálogo con el Gobierno de Argentina sin ceder al paro de actividades. 

El gremio de los docentes universitarios de Argentina mantienen el paro de actividades en formal reclamo por las reivindicaciones salariales que le adeuda la administración de Mauricio Macri. 

En este sentido, la coalición de sindicatos de la educación pública universitaria entregó un documento al Ministerio de Educación y Deportes de Argentina, con el fin de extender el petitorio de exigencias ante ese ente, según declaró Carlos de Feo, secretario general de la Federación Nacional de Docentes Universitarios (Conadu).  

Demandas de los docentes universitarios:

  • Aumento salarial del 25 por ciento
  • Cláusula gatillo de actualización por inflación
  • Jerarquización salarial del Convenio Colectivo de Trabajo
  • Restructuración del Nomenclador de categorías salariales
  • Garantía salarial
  • Regularización de docentes contratados y Ad Honorem
  • Fondos de capacitación docente
  • Programa Profite (Programa que establece garantías para que los docentes puedan alcanzar la prosecución de estudios universitarios en el nivel de posgrados, asegurando el inicio y culminación de esta actualización académica).
  • Plena vigencia del Convenio Colectivo de Trabajo
  • Mayor presupuesto para la universidad, la ciencia y la tecnología.

Las mesas de negociación aún no inician para optar entre la Cláusula Gatillo y el Acuerdo de Revisión, elección que determinará las alternativas de solución que presentará el Estado argentino. 

En este sentido, la Cláusula Gatillo estima una variación determinada por el aumento abrupto de la inflación mayor a la acordada, opción por la que apela el gremio docente pero que el Gobierno les niega. 

Asimismo, las exigencias de los profesores universitarios apuestan a un compromiso de actualización automático en referencia directa con las tasas de inflación actual. La tasa de inflación en Argentina alcanzaba un 30 por ciento para junio de 2018, a pesar de este índice, el Estado solo ofrece un 15 por ciento de ajuste salarial a los docentes universitarios. 

Para los profesores que pertenecen a la categoría Ad Honorem, además se espera que se modifiquen las partidas presupuestarias para el funcionamiento de las diversas sedes de universidades en el sector público en todo el país.