¿Qué son las paritarias y por qué Cambiemos decide anularlas?

En el latín es donde podemos encontrar el origen etimológico del término paritarias que ahora nos ocupa. En concreto, deriva de la palabra “paritarius”, que significa “relativo a las partes”.

El término paritaria suele referirse a una comisión de carácter especial que está formada por la misma cantidad de representantes de las empresas (patronal) y de los trabajadores (sindicatos). Las paritarias buscan generar un acuerdo sobre diversos aspectos del vínculo laboral, como la fijación del salario mínimo o las horas a trabajar por jornada.

En la Argentina el amplio sector vinculado a la educación rige las condiciones laborales desde hace más de una década a través de este mecanismo que permite una amplia paridad a la hora de la negociación, vale decir, más que una herramienta de acuerdo es un derecho entre los sectores que conforman la educación en todos sus niveles.

Entre los logros conseguidos entre ambas partes a través de este sistema podemos mencionar:

-          Salario mínimo vital y móvil.

-          Presupuesto educativo nacional.

-          Regularidad de las condiciones laborales.

Siendo esto una forma de democratización del marco laboral en nuestro país, ha sido totalmente avasallado este método por el gobierno nacional de Mauricio Macri y los Ceos que ocupan los cargos más altos del ejecutivo. Ya que con los acuerdos con la extranjería (FMI, Banco Mundial, etc.) han hecho llevar adelante políticas de ajuste permanente sobre las clases trabajadoras del pueblo argentino en especial con el sector público al cual nos referimos en esta nota.

Es necesario entender que los salarios son consolidados a través de una paritaria nacional para que no haya disparidad entre un docente de Salta, uno de Tierra Del Fuego y uno de la CABA, entendiendo que la presión impositiva de las provincias es distinta. Es decir, que puedan sostener una vida digna ejerciendo una profesión, la que entendemos es profundamente necesaria en un país al cual está casi todo por hacerse.

A partir del decreto 52/2018, Macri modificó el decreto reglamentario de la Ley que creaba la Paritaria Nacional Docente, una instancia que este Gobierno solamente llevó a cabo en 2016 pero se negó a convocar en 2017, argumentando que la norma en realidad no implicaba esa convocatoria. Ahora, para evitar “malos entendidos”, se modificó la letra y con ello el espíritu de la misma para así derogarla.

Esto permite allanar el camino a un ajuste brutal, de manera que en algunos casos la pérdida del poder adquisitivo es de $1.600 pesos por mes, vale decir, empobrecer aún más a un amplio sector de nuestra región.

No solo ha afectado el salario en trabajadores de la educación si no también el presupuesto destinado a la educación en general se ha visto disminuido en lo que va del gobierno de cambiemos. El decano de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN) Regional Córdoba, Rubén Soro declaró: “Está en peligro el comienzo de clases del segundo semestre, la situación es preocupante” [1]. Como así también el diario La Nación afirma que, sin paritarias, no habrá comienzo de clases en 8 provincias el próximo 6 de agosto [2].

Creemos que sin acuerdo lo único que prevalece en el país es el ajuste, para que prime aún más la trasferencia de dólares hacia los países centrales, como viene sucediendo de manera brutal desde que asumió cambiemos en el gobierno Nacional y sus aliados en las provincias como el morado Cornejo en Mendoza.

 

[1]- http://www.lavoz.com.ar/ciudadanos/la-utn-amenaza-con-no-iniciar-el-segundo-semestre-por-deuda

[2]- https://www.lanacion.com.ar/2106680-por-los-reclamos-salariales-peligra-el-inicio-de-clases-en-ocho-provincias